Concepto de educación

Share Button
El Discurso del Método es una obra en la que Descartes cuenta su biografía intelectual y expone su método y
reflexiones metafísicas. Esta obra había pensado publicarla con el título de El Mundo, pero desistió al enterarse de la
condena por el Santo Oficio de Los dos Máximos Sistemas del Mundo de Galileo. Es su primera obra filosófica
‘’publicada’’, pero no es la primera que escribe, pues el mismo año de su partida a Holanda, Descartes ya tiene casi
redactada las Reglas para la dirección del espíritu. Nunca fue terminada, y aun la parte escrita no se publicó hasta
cincuenta años después de su muerte.
Destinada a la enseñanza, escribe su obra Principios de filosofía, dedicada a su amiga y discípula la princesa Isabel de
Bohemia. En 1649 la reina Cristina de Suecia se lo lleva a Estocolmo. Al partir, Descartes deja en la imprenta Las
pasiones del alma. Catorce años después de su muerte fueron publicadas el Tratado del mundo y su Tratado del
hombre.
Podría decirse que la vida de Descartes pasa por tres etapas:
• La primera: son sus años de formación en el colegio de La Fleche regentado por jesuitas, en donde recibe una
educación filosófica escolástica, y en la Universidad de Poitiers en donde se gradúa en Derecho. Durante este período
desarrolla el hábito de meditar a solas.
• La segunda: son años en los que se dedica a la milicia y a viajar por Europa. Inicia su labor filosófica y científica: es
cuando redacta las Reglas para la dirección del espíritu y su álgebra.
• La tercera: crea el resto de su obra científica y filosófica. Se inicia con su traslado a Holanda y termina con su muerte
en Suecia a donde había ido a enseñar su filosofía.
El Discurso del Método gira en torno a tres coordenadas esenciales: 1) la escolástica, 2)el esceptismo, y 3)el espíritu
de rigor de la ciencia moderna.
El primer elemento en el que se mueve el pensamiento cartesiano fue la filosofía escolástica. Descartes la consideró
como un pseudo-saber basado en un método verbalista, estéril e ineficaz. Primero porque la Deducción de las
argumentaciones silogísticas parte siempre de primeros principios basados en la fe o en la autoridad. Desde esta
perspectiva la ciencia no puede progresar porque los principios no se podían modificar por ser incuestionables; en
segundo lugar porque planteaba alguna disputa de las verdades particulares, que, al no saber con certeza de qué
principios generales dependen, se mantienen insolubles: por último, la conclusión a la que se llega no es una verdad
nueva, puesto que lo inferido viene contemplado implícitamente en las premisas. Si a esto añadimos la cantidad
excesiva de sus reglas se comprende el rechazo de Descartes por carecer de las condiciones de una buena
demostración: SIMPLICIDAD, RIGOR Y CLARIDAD.
También rechaza el criterio de autoridad por no estar basado en motivos racionales, sino irracionales.
El segundo elemento del pensamiento cartesiano lo constituyen dos posturas filosóficas restauradas en el
Renacimiento: el escepticismo y el estoicismo.
El Escepticismo es una actitud mental que se limita a la práctica de la duda universal, al rechazo de toda verdad
universal y necesaria. Para el escéptico no hay certezas, evidencias, sino suposiciones, dudas. Descartes se mostrará
comprensivo al tomar la duda universal como punto de partida para erradicar todos los prejuicios o errores debidos a
nuestras inclinaciones naturales o educación acrítica. Pero para Descartes, la duda no es un objetivo a alcanzar, sino
un obstáculo a superar. También se halla presente en el contexto ideológico el Estoicismo, su orientación moral. Se
trata de la identificación de la virtud con la ciencia, del obrar moral con el saber.
El tercero de los elementos es la nueva ciencia. Las demostraciones y las deducciones lógico-deductivas constituyeron
a su vez el método idóneo de la ciencia renacentista.
Para Descartes la experiencia no es camino seguro para fundamentar verdades universales y necesarias. Por ello,
acude a las matemáticas o a la razón. No obstante, Descartes, es admirador de sus progresos, incorpora algunos conceptos e ideas de la ciencia renacentista. En el s. XVII, tanto en el interior de los Estados, como entre ellos lo normales la guerra y lo excepcional es la paz.
En Inglaterra tiene lugar una Guerra Civil que acaba con el triunfo del sistema parlamentario, un sistema de las libertades políticas, religiosas y económicas. Su sistema político, basado en el ‘’contrato social’’ será el modelo a imitar
por el resto de países europeos. Holanda, aun con tensiones internas, será el país de la tolerancia para filósofos y
librepensadores.
Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *