La coherencia entre los principios del conocimiento, los instrumentos del conocimiento y el resultado de conocimiento del proceso de conocimiento

Share Button

Descartes estuvo muy influenciado por el espíritu de su época, para la construcción de un nuevo método de acceso al conocimiento y la ruptura con los ideales y formas de estudio de la escolástica, explorará la posibilidad de establecer un conocimiento cierto , depurado de toda duda.

Descartes considera que la ciencia, el conocimiento humano, es único y puede aplicarse a objetos diferentes. Esto se explica porque la razón humana es única. Descartes representará la unidad del saber con la imagen de un árbol, cuyas raíces representan la metafísica (ciencia primera), el tronco la física o filosofía natural, y las ramas las ciencias prácticas como la medicina o la moral. Gran parte de la filosofía de Descartes se centra en el análisis del conocimiento, de las posibilidades del conocimiento humano y de sus límites.

Además, este rechaza el conocimiento basado en los sentidos, por inducirnos a errores en la mayoría de los casos, por tanto, no son fiables. Descartes se da cuenta que todo el conocimiento que él había adquirido hasta ahora era falso. Descartes dio con un principio que soportaba toda duda: “pienso, luego existo”.

El punto de partida del conocimiento es la duda universal, que consiste en poner en cuestión todos los conocimientos anteriores. Esta duda se diferencia de la duda escéptica que niega la posibilidad del conocimiento verdadero. Esta es una duda metódica, que consiste en no admitir la verdad de ninguna cosa mientras no se alcance una certeza definitiva.


El método cartesiano consiste en el uso de la intuición y la deducción para acceder a la verdad. Mediante la intuición, la razón puede captar inmediatamente las ideas simples sin posibilidad de error en cambio, la deducción es el modo de conocimiento por el cual la razón descubre las conexiones entre las ideas simples. Añadir que estos son los dos únicos métodos que tiene la mente para acceder al conocimiento.

El cogito cartesiano son las certezas de las cuales, el autor no puede poner en duda. El método de Descartes consiste en poner en duda todo aquello que sabe excepto las matemáticas. Además,en el proceso de la duda metódica Descartes encuentra, a través de la intuición intelectual, la primera evidencia incuestionable: yo pienso, de la que deduce su existencia; cogito ergo sum.


Teoría del conocimiento Descartes

Para empezar, Descartes es un defensor del Racionalismo. Este es una corriente filosófica de pensamiento que defiende que la fuente del conocimiento son las ideas innatas juntamente con la razón y por eso hay que desconfiar de los sentidos. De esta manera, para conocer usamos el MÉTODO DEDUCTIVO donde, a través de enunciados generales obtenemos casos particulares, pero siempre aplicando unas reglas.

Para concluir, en su teoría del conocimiento, Descartes afirma que conocer es el producto de la actividad de la razón. Conocer es dudar y desconfiar hasta de tus propios juicios.  Además sabemos que la razón es la capacidad de distinguir lo bueno de lo malo y que esta, está encaminada de forma diferente en cada persona. Asimismo para Descartes el verdadero conocimiento es aquel en el que los sentidos recogen la información, la envían a la razón y esta decide que es lo falso y que verdad.


El método (Descartes)


Descartes considera necesario reconstruir la estructura del conocimiento para transformarlo en un proceso deductivo, por tanto, independiente de la experiencia. De este modo quedará garantizada la validez del conocimiento siempre que apliquen correctamente las reglas de deducción.

5º método cartesiano (intuición/deducción)

Además, Descartes establece cuatro reglas para pasar de unas verdades a otros con seguridad. La primera de las reglas se refiere a la intuición y las otras tres en la deducción.  En  primer lugar, la regla de la evidencia intelectual: solo se pueden admitir como ciertas las ideas que se presentan en la mente de una manera clara y distinta. Este precepto excluye cualquier fuente de conocimiento diferente de la razón.  En segundo lugar, regla del análisis: esta consiste en dividir un problema en los aspectos más simples, para hacerlo, se tienen que descomponer los datos múltiples del conocimiento en sus elementos básicos. En tercer lugar, regla de la síntesis: habla sobre el paso de lo que es simple a lo que es complejo. Se refiere a la construcción de una cadena deductiva. A partir de los principios conocidos por la intuición, se deducen en resto de proposiciones. En cuarto y último lugar, regla de revisión: Consiste en revisar cuidadosamente cada uno de los pasos de los que consta nuestra investigación hasta estar seguros de no omitir nada y de no haber cometido ningún error en la deducción


Idea, con esta palabra designa Descartes todo contenido de la mente capaz de representar algo. El conocimiento es, para Descartes, una representación en la mente humana de aquello que queda fuera. Estas representaciones son las ideas, recuperando así Descartes este término platónico que se había dejado de lado aunque este la centra en el sujeto.

Descartes define las ideas como los contenidos de la mente que se refieren a cosas, son imágenes o representaciones y según su origen se diferencian tres clases de ideas: innatas, nacidas con el sujeto; adquiridas, venidas de fuera y artificiales, inventadas por uno mismo. Las ideas innatas tienen su origen en la razón, las adquiridas proceden de la experiencia y las artificiales de la imaginación. Para Descartes los sentidos son engañosos, por este motivo, las ideas adquiridas son poco fiables, las más importantes y ciertas son las innatas y las que vienen de la imaginación son directamente erróneas.

En función de cómo las ideas se presentan en el sujeto, Descartes diferencia entre ideas claras y oscuras, distintas y confusas. Las Ideas claras son aquellas que se imponen, que son incuestionables por una mente atenta mientras las ideas oscuras son aquellas que se apartan de la razón y la claridad, a veces están sucumbidas por un sentimiento y por otro lado, aquellas ideas que son distintas, son aquellas que no se pueden confundir con ninguna otra y por último, las confusas son aquellas que carecen de claridad completamente y en algunos casos, tiene tanta razón como para ser comprendida. Esta clasificación determina el valor de verdad de las ideas y por tanto, sólo serán verdaderas aquellas ideas que se presenten como claras y distintas.


Teoría del conocimiento (Hume)


Hume se centrará en analizar los fundamentos del conocimiento en su teoría. En primer lugar, Hume considera que todo el conocimiento humano procede de los sentidos, niega la existencia de ideas innatas. En su obra principal, Investigación sobre el entendimiento humano, Hume defiende que estas percepciones pueden ser de dos tipos: impresiones o ideas. 

En primer lugar, si hablamos de las impresiones podemos decir que son más intensas y constituyen todo lo que sentimos, escuchamos, amamos, odiamos, etc. Estas impresiones pueden ser de dos tipos de sensación, que surgen en la mente a partir de causas que no se pueden determinar y las de reflexión que tienen su origen en los estados internos del individuo.En cambio, las ideas son imágenes débiles de las impresiones, son menos intensas y se utilizan cuando pensamos o razonamos además, estas son el resultado de una operación de la mente sobre los datos obtenidos previamente a través de las impresiones. Por ejemplo, ver un árbol genera una impresión, y el recuerdo de este sería la idea.
Asimismo, ambos tipos de percepciones pueden ser simples o complejas.


A todo esto, David Hume es uno de los filósofos que defiende el Empirismo el cual se caracteriza por negar la existencia de las ideas innatas y defiende que el origen del conocimiento se encuentra en la experiencia y, se trata de una corriente totalmente contraria al Racionalismo aunque, ambas se centran en el análisis del proceso de construcción de las ideas y los conceptos que poseen los sujetos. Además, Hume como buen empirista, piensa en la mente humana como un estante vacío al que se van incorporando las percepciones del sujeto a lo largo de su vida.Así pues, según el Empirismo, para conocer usamos el llamado MÉTODO INDUCTIVO, que consiste en obtener definiciones generales a partir de casos particulares. 

Por último, trataremos los tipos de conocimiento donde Hume analiza la mente humana y reduce todas las operaciones del entendimiento a dos. En primer lugar la relación de ideas, que son afirmaciones intuitivas o demostrativamente ciertas, es decir que su verdad puede ser conocida sin acudir a la experiencia, se pueden descubrir con una operación simple del entendimiento. Además son proposiciones tautológicas, se auto demuestran y no aportan información sobre el mundo exterior. Es el tipo de conocimiento propio de las ciencias formales como la matemática. Y por otra parte las cuestiones de hecho que pertenecen al ámbito de la experiencias y sólo puede provenir de las impresiones además, pertenecen las ciencias empíricas, la filosofía moral y el estudio del entendimiento humano.


La teoría ética de Hume

La ética es la rama de la filosofía que reflexiona sobre cómo podemos determinar si una acción es buena o mala, es decir, sobre el bien y el mal. La moral es el código que nos dice si algo es bueno o malo. 

La tesis ética más carácterística de la filosofía de Hume consiste en afirmar que el fundamento de la moral no está en la razón sino en los sentimientos o emociones de esta manera, la ética de Hume tiene una doble carácterística. En primer lugar, encontramos el emotivismo moral inspirado en F.Hutcheson, aquí Hume dice que con la razón hacemos descripciones mientras que con las emociones hacemos valoraciones y cuando decimos que algo es bueno o malo, nos basamos en la emoción que nos despierta. Por ejemplo, decimos que una acción o cualidad de una persona es buena, si despierta en nosotros cierto tipo de sentimientos placenteros y que es mala si despierta en nosotros sentimientos de desagrado. En realidad, a partir de lo que el ser humano es, no es posible deducir lo que se tendría que hacer o ser, este paso de ser a tener que ser es lógicamente injustificable y, además pasa lo mismo si se analiza lo que una acción humana es en sí misma o, cuales son sus consecuencias. Asimismo, también encontramos una ética utilitarista  que trata de diferenciar el bien del mal, enfocándose exclusivamente en los resultados de las acciones, además esta determina que la opción más ética es la que produce el mayor beneficio para el mayor número de personas. Resumiendo, lo que despierta el sentimiento de aprobación o reprobación ante una acción, es el descubrimiento de la utilidad de la acción considerada


Cogito

El COGITO CARTESIANO son las certezas de las cuales, el autor no puede poner en duda. El método de Descartes consiste en poner en duda todo aquello que sabe excepto las matemáticas. El cogito cartesiano se basa en la inducción, la verdad no proviene del mundo exterior sino que es evidente. De esta manera, podemos llegar a la totalidad del conocimiento sin necesidad del mundo exterior. Además,en el proceso de la duda metódica Descartes encuentra, a través de la intuición intelectual, la primera evidencia incuestionable: yo pienso, de la que deduce su existencia; cogito ergo sum, “Pienso, luego existo”. Además, esta, es la primera verdad absoluta a la cual Descartes consigue llegar. De esta manera, mientras duda se da cuenta de que hay algo que no puede negar, es decir, que cómo puede pensar llega a la conclusión de que existe. Por último, Descartes nos explicó el «yo» como sustancia pensante, y por tanto como entidad permanente y autónoma,   la visión de Descartes de lo que somos se resume en que nos componemos de dos partes, un cuerpo material y la mente, no material.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *