Teoría ética de Kant

Share Button
I. MARCO HISTÓRICO, CULTURAL Y FILOSÓFICO DE Kant Inmanuel Kant es, sin duda, el filósofo más importante del Siglo XVIII. Nacíó En 1724 en Könisberg, en lo que entonces era Prusia Oriental, y murió en 1804. En el Momento de su nacimiento reinaba Federico Guillermo I, el padre del militarismo Prusiano, que convirtió a Prusia en la tercera potencia europea. Fue educado en el pietismo, una variante del protestantismo que se extendíó por Alemania y que defendía una moral estricta, un cierto misticismo y una ruptura radical Con la Iglesia luterana. Además, predicaba la tolerancia religiosa, lo que encajaba muy Bien con los Ideales Ilustrados. Kant dedicó toda su vida al estudio y se apasionó por la política de su tiempo. Fue un entusiasta de Federico II el Grande, el “rey filósofo”, que gobernó Prusia desde 1740 hasta 1786. A este monarca, uno de los más importantes representantes del Despotismo ilustrado, se debíó una profunda modernización de Prusia: implantó la Igualdad ante la ley y la independencia judicial mediante la separación de poderes. Además, fomentó la cultura y la educación desde el poder y protegíó a intelectuales Como La Mettrie y Voltaire. 
2. LA SÍNTESIS ENTRE Racionalismo Y Empirismo EN Kant.

Kant, como filósofo moderno que es, comparte con los filósofos anteriores el Deseo de asentar la filosofía sobre cimientos sólidos y alcanzar un conocimiento seguro. Desde su punto de vista, las corrientes anteriores no lo habían logrado y él se propone Conseguirlo. En este sentido, el pensamiento de Kant supone la síntesis y superación Del Racionalismo y el Empirismo. Después de una primera etapa racionalista en que aceptaba la posibilidad de Construir el conocimiento desde la propia razón, Kant “despertó de su sueño Dogmático”, tras la lectura de Hume, y comprendíó que nuestro conocimiento debe Atenerse a la experiencia.
Pero aceptar que el conocimiento debía apoyarse en la Experiencia planteaba el problema de que desde la experiencia, como había señalado Hume, no era posible obtener un conocimiento universal y necesario, es decir, desde la Experiencia no se podía hacer ciencia.
Para resolver esta cuestión Kant elabora su propia teoría del conocimiento. Esta Se desarrolla en su obra
Crítica de la razón pura, obra cuya primera edición es de 1781. En 1787 publica su segunda edición en la que introduce importantes modificaciones. Entre ambas, en 1783 publicó los Prolegómenos a toda metafísica venidera que haya de Poder presentarse como ciencia, obra más breve y de estructura más sencilla que recogía los contenidos básicos de la primera edición de la Crítica de la razón pura para Facilitar su comprensión. La teoría del conocimiento de Kant se centra en analizar si la matemática, la física y La metafísica son ciencias, interésándose especialmente por la metafísica. Según él, las Dos principales deficiencias de la metafísica eran las siguientes: 1. Que mientras otras ciencias progresaban, en metafísica no sucedía lo mismo (y Se continuaban planteando los mismos problemas en el Siglo XVIII que en la época de Platón y Aristóteles). 2. Que los metafísicos, a diferencia de los científicos, no acababan de ponerse de Acuerdo en sus teorías y conclusiones.

Al mismo tiempo, y en paralelo, se pregunta por las condiciones que hacen Posible el saber humano en sus distintos niveles (producido cada uno de ellos por las Facultades correspondientes): el conocimiento Sensible (producido por la facultad de la Sensibilidad), el conocimiento Intelectual (producido por el Entendimiento) y el Conocimiento Racional (producido por la Razón) * Propiamente hablando solamente existen dos facultades de conocimiento, que Son la sensibilidad y el entendimiento, pero dentro de este distingue Kant dos tipos de actividad intelectual que el hombre realiza: una es la actividad consistente en formular Juicios, actividad del entendimiento. Y otra es la actividad de enlazar unos juicios con Otros formando razonamientos, actividad realizada por la razón.

3. EL FORMALISMO MORAL:Tras su investigación sobre la razón teórica, Kant pasó a la crítica de la razón Práctica que aparece desarrollada en dos obras: Fundamentación de la metafísica de las Costumbres, de 1785, y en la Crítica de la razón práctica, de 1788. Al plantearse el problema de la ética, Kant trata de dar solución a estas Cuestiones: – ¿Cómo debemos actuar? – ¿Cómo han de ser nuestras acciones para ser consideradas como válidas de Modo universal y necesario, es decir, para ser consideradas morales? Hay que señalar que Kant construye su ética a partir de la crítica que dirige a Las éticas anteriores, a las que podemos referirnos como éticas tradicionales. Esta crítica se centra en los siguientes aspectos: 1. Las éticas anteriores son éticas materiales o de contenidos. Son éticas que Definen algo que consideran el Bien y establecen una serie de normas que nos permiten Alcanzarlo. Por ejemplo, para Platón el bien consiste en la virtud de la justicia que Permite al hombre que la posee -el hombre justo- la contemplación de la Idea de Bien. 2. Son éticas empíricas o a posteriori, y dado que se elaboran a partir de la Experiencia no pueden ser universales y necesarias. Deducen cuál es el Bien para los Hombres a partir de la observación de su conducta. Lo que todos los hombres buscan es La felicidad, dice Aristóteles. 3. Sus imperativos son hipotéticos o condicionales. Estos imperativos son Medios para conseguir cierto fin (eso que se define como el Bien) y se formulan del Modo siguiente: “Si quieres ser feliz, obra del modo siguiente…”. Bastaría con renunciar A la pretensión de alcanzar ese Bien para que la obligatoriedad de la norma perdiese Efectividad. Por tanto, no son imperativos morales, porque no mandan de modo Universal y necesario. 
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.