Hilemorfismo, tipos de alma y eudemonismo (aristóteles)

Share Button

Aristóteles, discípulo de Platón, nace en Estagira en el año 384 a. c.  Hijo de un médico, al quedar huérfano, su tutor le mandó a Atenas a estudiar a la Academia de Platón, en la que permaneció desde los 17 años hasta la muerte del maestro.  Por eso, sus primeras obras tienen forma de diálogos, al estilo platónico, y recogen la influencia de la teoría de las ideas. Ante el desacuerdo con Espeusipo, abandona la Academia y viaja tanto a Assos como a Lesbos, y posteriormente a Macedonia donde se ocupa de la educación de Alejandro Magno. Cuando regresa a Atenas, funda el Liceo conocido también como el perípato, donde se siguieron diversas investigaciones que recogen el pensamiento maduro del filósofo, lejos ya del pensamiento platónico. A la muerte de Alejandro Magno, Aristóteles es acusado de  impiedad y tiene que huir a Calcis donde le sobrevino la muerte.


Su filosofía representa la solución definitiva a los problemas presocráticos venciendo las dificultades que había supuesto el idealismo de Platón (dualismo ontológico). Miembro de la Academia platónica, inicialmente defendió la teoría de las ideas, y así se refleja en algunas de sus obras. Pero su pensamiento maduro se distancia del maestro, al no separar las esencias, de las cosas mismas, (dada su orientación realista), ya que introduce un concepto de ser análogo. Las obras aristotélicas conservadas son las pedagógicas, y cabe destacar. Lógica , Física. Metafísica. Ética a Nicómaco, Política……


Aristóteles defiende la misma concepción de conocimiento de su maestro, (universal ,con validez objetiva), dirigido a la esencia de las cosas, y establece una clasificación de las ciencias que sitúa a la filosofía primera, como ciencia axiomática, suprema, a la que se subordinan las demás (filosofías segundas)
. Además, le otorga primacía  al conocimiento teórico sobre el práctico y distingue:
ciencias teóricas, prácticas, y poéticas.

La ciencia en la que exponesu concepto del ser, (en cuya estructura se inserta el propio cambio, dinamismo), es la Metafísica,  o ciencia del ente en cuanto ente. El ser es uno, pero no unívoco (Parménides) sino que adopta muchos modos.
 La concreción de los mismos da lugar a la exposición de los principios ontólógicos aristotélicos.

 La primera modalidad del ser es la sustancia,  entendida también como categoría del pensar (el sujeto), aquello sin lo que nada sería; en ella inhieren los accidentes (predicamentos), o atributos de las sustancias. Todos ellos son modos del ser, categorías,  aunque la primera tiene prioridad ontológica.

 La sustancia, puede designar el individuo concreto, (1ª) , el hecho mismo de serentidad, aquello que no necesita de nada más que de sí mismo para ser, o las características formales del mismo, (2ª), la esencia o quididdad;
Esta representa los caracteres universales  objeto del conocimiento ( aquello por lo que una cosa es lo que es y no algo distinto , y se concreta en género y especie.
), mas no existen de modo separado, tan sólo a nivel intelectual.

Toda sustancia es pues un synolon o compuesto indisoluble entre una materia yuna forma  (hilemorfismo, hyle –morphe).
La primera representa lo indeterminado, (remota o próxima.
), y tiende finalísticamente a ser informada. La forma tiende a su vez, a concretar la materia, por tanto son interdependientes, aunque como la perfección deriva de la forma , esta tiene prioridad ontológica.

 La relación materia forma se explica también a través de otro principio ontológico,  potencia- acto.
La primera representa la posibilidad y tiende a actualizarse, la segunda es la culminación de la potencia, y supone la perfección de la misma,  por tanto, tiene prioridad ontológica. Todo acto lo es de una potencia y toda potencia tiende al acto. Se puede ser acto y potencia a la vez, pero no respecto de los mismo. La relación materia-forma es paralela a la de acto-potencia; la materia está en potencia de recibir una forma mediante la que se concreta, actualiza.

Sólo desde estas categorías puede comprenderse la concepción de la naturaleza aristotélica. Con fundamentación metafísica, se expone en su obra Física.

 Distinguiendo seres naturales de artificiales,  diferencia la naturaleza como conjunto de seres naturales, de ésta entendida como principio ontológico constitutivo, como modo de ser de un tipo de entes



En la naturaleza se distinguen cuatro tipos de causas: material, formal, eficiente y final, y en todos los seres intervienen las cuatro causas

Así los seres naturales son en principio los que poseen automovimiento.
El movimiento se entiende como el tránsito de la potencia al acto, el acto de la potencia en tanto que ser en potencia.

 Fruto de una adquisición y de una privación, referida a un modo de ser, en todo cambio permanece el sujeto, y varían sus modos, combinándose  así cambio y permanencia. Se pueden establecer varios tipos de cambio:
Sustancial (generación y corrupción),  accidental  (cuantitativo, cualitativo, local)

 Como estos seres, los naturales, son una uníón de materia–forma, la materia también es naturaleza, así como la forma, que en tanto que fin,  da un carácter teleológico a la naturaleza

La naturaleza se entiende así como causa eficiente y causa final, fruto del desarrollo dinámico de los seres (naturante- naturada)
, y es en éstos en los que únicamente coincide.

Si la naturaleza es principio de desarrollo individual, que permite el despliegue de los entes conforme a su forma propia, el conjunto de los seres naturales se rige por este mismo principio, lo que explica el carácter perfeccionista de la naturaleza asi como su finalismo. Por esto entiende Aristóteles que todos los movimientos de la naturaleza en su conjunto se fundamentan  por necesidad lógica en un primer motor inmóvil.

La visión cosmológica aristótélica, recoge este carácter, y se concreta distinguiendo  un mundo sublunar.
Y un mundo supralunar,  más perfecto , sometido al movimiento circular y compuesto de un elemento llamado eter, a diferencia del mundo sublunar,  sometido al movimiento rectilíneo, compuesto de seres materiales, y en los que se encuentran los cuatro elementos tradicionales.

 El carácter esencialista de la Física aristotélica se proyecta en el ámbito ético mediante el concepto de fin;
es su ética eudemonista, o ética de la felicidad.



 Todos los seres se rigen por su propio desarrollo natural , esencial, condicionado por su forma. Partiendo de  un análisis empírico, se constata que todas las acciones tienden a  fines, y hay tantos como acciones posibles. Todo fin en acto es una perfección, y en la cadena de fines sucesivos, se exige la existencia de un fin supremo que no sea a su vez medio, sino fin en sí mismo; este es la felicidad, según el filósofo.

 La determinación del contenido de ésta, no se puede disociar de la naturaleza de los seres, que en el caso del sujeto moral es la racionalidad.

 Según Aristóteles, todo hombre es un compuesto de materia-forma, unidossustancialmente (alma-cuerpo

)

y cuyas relaciones se entienden  como necesarias por ser el alma la que informa al cuerpo dándole vida.

 El alma, y así se recoge en la ordenación jerárquica de los entes de la naturaleza, es principio de vida y se divide en vegetativa, sensitiva y racional.
(teoría del alma).

El hombre, desde su racionalidad, debe tender a su desarrollo completo, de ahíque no se pueda disociar la felicidad humana de este carácter



La manifestación de la racionalidad humana en la acción consiste en actuar del mejor modo posible, virtuosamente, y la virtud, que no es más que el fruto del ejercicio (hábito) consiste en la elección prudente del término medio entre dos extremos, igualmente viciosos, que son variables, según cada individuo.
El grado perfecto de felicidad, deriva de la obtención de las virtudes éticas, y de la dedicación plena  a las virtudes dianoéticas;
Es decir,  a la vida correspondiente a la forma más perfecta del hombre (alma) y en esta a la función más perfecta, la cognoscitiva, la contemplativa.

 El conocimiento  teorético para  Aristóteles, se origina en la experiencia, pero por abstracción debe convertirse en captación de la esencia y determinación teorética de las causas. Todo ello es posible gracias a la existencia de un entendimiento paciente y agente.

No se puede disociar  el desarrollo ético individual de la dimensión social, natural en el hombre. Este habita la polis, y la virtud de ésta consiste en obtener la justicia, llevando al ciudadano a su desarrollo individual. Por eso  es en el seno de ésta que el hombre puede desarrollarse ética y personalmente. En primer lugar la familia, en segundo lugar la aldea y por último la polis.
Refleja esta concepción de nuevo el perfeccionismo y el finalismo presente en toda la filosofía aristotélica.

La labor de investigación  realizada por el estagirita le lleva ala recopilación de más de 158 constituciones, a partir de las cuales elabora una teoría politica, en la que lamejor forma de gobierno( afín a su ética),es el gobierno de la clase media (politeia)
, por representar la virtud como justo medio, frente a la monarquía y la aristocracia o la democracia.
Otras formas desviadas de esta son la tiranía, la oligarquía y la demagogia.

Concluyendo, el pensamiento aristotélico marcó la visión de la realidad y del mundo a lo largo de la Edad Media, y sus doctrinas científicas perduraron hasta la época moderna.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *