El vitalismo de Nietzsche

Share Button

El Vitalismo


El vitalismo es la corriente filosófica en la que se Incluyen diferentes autores quedesarrollan toda su filosofía a Partir de la reflexión relativa a la vida reivindicando la vida como la realidad primera y radical a la que todo Lo demás debe subordinarse. El concepto quiere expresar que la vida no es Resultado de causas puramente mecánicas o bioquímicas. Es más un  impulso espiritual que, perteneciendo a lo Natural y bioquímico, no se reduce a ello. El filósofo vitalista defiende que La vida biológica es el valor fundamental en todos los órdenes, y los valores Deben ser interpretados según el valor de la vida. Por Tanto podemos afirmar que se trata de una filosofía asistemática.

Dentro de Esta línea del vitalismo se suelen distinguir también diversas corrientes en función De su concepto de vida. Es habitual señalar al menos dos formas de entender la vida: la de carácter Científico y el filosófico:

Como representante del Vitalismo científico podemos destacar a Driesch.

Autores del vitalismo filosófico son Bergson, Nietzsche, Ortega y Gasset, incluyendo también a Dilthey, que presenta un enfoque más histórico.

Todos los filósofos de esta Corriente coinciden en que la vida no es una simple categoría racional, Oponiéndose así a la visión racional de la realidad, propia del idealismo Kantiano. Se exalta la vida como “realidad radical”. En el plano ontológico La vida es el sustrato fundamental de la realidad humana. Y en el plano Gnoseonológico proclama un acercamiento más vital y menos racional a la Realidad: más que razonar, hay que tener experiencias vitales sobre las cosas. La vida es el valor fundamental y el criterio jerarquizador de los valores.

Ortega, por ejemplo, retomará El vitalismo y el perspectivismo de Nietzsche, que propugna que cada Sujeto conoce una parte de la realidad entera y que la suma de esas partes es La realidad.                                                               

Estos Filósofos vitalistas se enfrentan al individualismo (Como Hegel, que no había Dejado lugar a la voluntad individual) y al materialismo (Evolucionista y Marxista).

Nietzsche se revuelve contra Todo aquello que, desde la cultura se opone a la vida. Nos encontramos ante un Autor de espíritu trágico que se opone a la cultura europea. El vitalismo de Nietzsche, clara exégesis de su propia vida, fue Heredado de la filosofía de Schopenhauer, del que adoptó la primacía de la Voluntad sobre la razón y la crítica a la moral kantiana. Nietzsche afirmaba que El concepto de la vida es biológico-cultural. Con ello Abarcaba las dimensiones  del Impulso, surgido del interior de la persona y la Vivencia, dada por la cultura.

Su vitalismo promulga un Ideal ROMántico y neoclásico capaz de instalar a los hombres en la vida; es una Exaltación de los instintos e los impulsos  inconscientes y lo irracional. Es la Actitud “dionisíaca”, desbordada, orgiástica, frente a la “apolínea”, comedida Y respetuosa con los valores tradicionales.

En su libro “El nacimiento De la tragedia”, contrapone el mundo del orden y la medida, encarnado por el Dios Apolo, frente al mundo del caos, de la embriaguez, encarnado por el Dios Dionisos. Ambos espíritus configuran la esencia del mundo complementándose. Se Tratan de dos metáforas de la vida. Reconocer ese enfrentamiento es la esencia Del pensamiento trágico, aquel que se niega a someterse a cualquier Justificación de la vida y de lo real, es decir, el que se niega a someterse a Lo racional.

Apolo Encarna la serenidad, armónía, apariencia y belleza, el dominio de los impulsos De la vida. Es la racionalidad frente a lo incoherente, que conduce al Ascetismo. Según Nietzsche, nace con Sócrates y Platón, venciendo así el Espíritu apolíneo sobre el dionisíaco. Explica que el motivo de la aparición de La filosofía platónica fue el temor al cambio, la muerte y la vejez. Con Apolo Se rechaza lo sensible, lo espontáneo de la vida. Aparecen los valores que más Tarde serían tomados por el cristianismo, como “lo bueno” o “lo justo”, que no Coincide con “lo vital”.

Dionisos Es lo original e irracional, la superación del hombre y la voluntad orgiástica. Es la corriente vigorosa, fuente de placer, renovación y destrucción, inspirada En la tragedia griega. En este caso, la virtud, el clímax y la exaltación de Los impulsos coinciden con “lo vital”. Nietzsche verá en Dionisos el ejemplo Vitalista a seguir, que llama al disfrute y rechaza la racionalidad. Aquí la Virtud es toda pasión que dice que sí a la vida y al mundo.

Para Nietzsche la vida, tiene valor en sí misma. Por esta razón, Nietzsche creyó Posible medir el valor de la metafísica, la teoría del conocimiento y la ética A partir de su negación o afirmación de la vida. Hay que afirmar sin Condiciones, la vida y el devenir. Toda la cultura occidental y la metafísica Que la fundamenta se ha construido sobre la distinción, entre el mundo Espiritual y el mundo sensible, situando a Dios en la cúspide de toda la Realidad.

Para Nietzsche el ateísmo trágico debe suprimir esta metafísica, para que sólo Sobreviva el espíritu del hombre. Así reivindicamos a Dionisos, porque él Simboliza la afirmación de esta tierra como único mundo.

Lo Propio de la razón es la universalidad, la uniformidad, la invariabilidad, la Abstracción. Mientras que lo propio de la vida es el cambio, la singularidad, La complejidad, la diversidad y la imprevisibilidad. Por tanto, se trata de Comprender la realidad humana como vida, no como definición, ni aceptando Explicaciones tradicionales sobre origen y fin del hombre, ni el dualismo por Separado de alma y cuerpo, el hombre es cuerpo humano, siendo la razón, a su Vez, parte del cuerpo.

En su crítica, Nietzsche afirma que la moral es el ataque más grave que se puede hacer a La vida. La preocupación moral atraviesa el pensamiento de Nietzsche, que se Llama a sí mismo” primer inmoralista” .La moral es el gran error, el más fatal De todos. El primer error de la moral tradicional es su “antinaturalidad”, es Decir, el ir contra la vida que se opone a los instintos primordiales de esta. Por ello la filosofía Nietzscheana postula la supresión total De las normas morales así como la eliminación del culto de Dios. 

Por tanto, la Moral es el gran objetivo de la crítica demoledora que hay que hacer a la Cultura occidental, especialmente a la mentalidad judeo-cristiana, sustentada Por la casta sacerdotal. Desde el ámbito de los valores morales y su genealogía Hará Nietzsche su crítica más profunda.

La base filosófica de esta Moral antinatural es el platonismo: el mundo de las ideas sirve de “más allá” Religioso para los cristianos, de modo que acaba convirtiéndose en la Metafísica cristiana. Establece la Metafísica como un signo de determinadas tendencias antivitales, guiadas por un Instinto de vida decadente y contrario al espíritu griego anterior, es decir, Síntoma de resentimiento ante el único mundo existente, miedo al caos. Siendo Esto así se produce una evasión del hombre concreto a lo real.

Para Nietzsche la desigualdad humana es fruto de la acción de La naturaleza, lo que supone la contraposición entre moral y naturaleza. Distingue una moral de esclavos y una moral de señores. En la moral de los Esclavos los valores admitidos son obra de una humanidad degenerada, es decir, Han sido inventados por los débiles para defenderse de los fuertes. Nietzsche Distingue en la moral tres periodos: el premoral, el moral y el extramoral. La Primera etapa se correspondería con el primitivismo Que se alarga hasta el mundo griego de Sócrates y Platón. A partir de ellos se Iniciaría el periodo moral, donde se produce una transvaloración de lo bueno y Lo malo, donde los fuertes son identificados con lo malo, y los débiles se Imponen como lo bueno. De esta forma se degenera la estirpe de los fuertes. Tras esta etapa comenzaría el periodo extramoral, donde la figura paterna de Dios será desechada cuando la humanidad llegue a La mayoría de edad y ya no lo necesite. Entonces Dios habrá muerto y llegará el Superhombre que se dé a sí mismo los valores, eliminando los valores cristianos Asumidos hasta entonces.

Podemos considerar la filosofía de Nietzsche como una filosofía de Valores. El Nihilismohace referencia Al momento en que los valores en los que ha creído el hombre, han dejado de Valer. Su Nihilismo presenta dos caras. Una negativa, Donde los valores de la moral cristiana se derrumban  lo que provoca en el hombre un desconcierto Inicial. Y otra positiva, que afirma que, el superhombre se da a sí mismo sus Propios valores en una posición creadora. Los hombres Se dan entonces a sí mismos su bien y su mal y el único medio para juzgar la Validez de dichos valores y de criticarlos, es referirlos a la vida.

Nietzsche utiliza la expresión voluntad de poder para referirse al Intento de superación del hombre en la vida. Aunque no terminó De matizar esa definición, se sobreentiende que se refiere al impulso que lleva a disfrutar de la vida, la propia Energía de vivir: es el poder de los creadores. De acuerdo Con esta expresión, el hombre se convertirá en superhombre, que es aquel que tras pasar por el Nihilismo, es capaz de Asumir la vida tal y como es. Es, en definitiva, Quien dice sí a la vida que es fiel a la Tierra y niega cualquier utopía espiritual, afirmando El sentido de su existencia. Es un individuo superior que crea sus propias normas y en el que sobreabunda la Vida y asume la voluntad de poder.

Nietzsche, Como filósofo vitalista ve en Dionisos y  La voluntad de poder como una superación del hombre, una posibilidad de Evasión a lo irracional y placentero, y una vuelta a los valores tradicionales De la filosofía presocrática y sofista.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.