Crítica de la racionalidad decadente nietzsche

Share Button

Nietzsche critica a la metafísica occidental por miedo a lo problemático y terrible de la vida, ha construido un mundo inteligible que en verdad es nada. Critica el privilegio que los filósofos han otorgado a la razón frente a los sentidos (excepto Heráclito) ya que la razón les permite abandonar este mundo para dedicarse a la contemplación de las Ideas. También acusa a los filósofos de colocar las Ideas como lo primero, como lo que verdaderamente es. Nietzsche aclara, cual es el origen de los errores de la metafísica y los halla en el lenguaje, se pregunta por las características específicas de los filósofos. La expresión “idiosincracia” le emplea en su sentido habitual de peculiaridad, pero aludiendo al mismo tiempo a sus parecido con la palabra idiotez.  Desde Parménides se entiende que al Ser le pertenece la eternidad, la inmutabilidad, por eso está afectado por le cambio, por el devenir. Considera que la “idiosincracia” del filósofo es el egipticismo el aprecio desmedido por una vida más allá de la muerte, por la conservación, por la perdurabilidad, por la eternidad. Era propio de los egipcios negar el tiempo. Nietzsche sitúa el origen del error metafísico no en Grecia sino en el imperio Egipcio. Para el una cosa es más honorable si no está afectada por el tiempo sino que, por el contrario, está marcada por la eternidad. Vida y eternidad son incompatibles. Para Nietzsche el salto desde la existencia individual al concepto o Idea implica necesariamente la muerte del individuo, la creación del concepto Idea implica la disecación del cadáver, para que lo muerto tenga aspecto de vivo.  Condena la vida por medio de la vejez, de la muerte. Desde Parménides el ser humano es inmutable, no deviene, mientras que el mundo sensible, afectado por los tiempos, por los cambios…..es una ilusión, un engaño, es pecado y por lo que los filósofos deben purificarse.  La sensibilidad nos convierte en mortales bicéfalos (Parménides) o nos mantiene en cavernas (Platón), la impureza nos aparta del verdadero camino de ser.  Los sentidos nos engañan, nos corrompen, son  pecaminosos,  inmorales….en el mundo verdadero. Nietzsche cree que los filósofos, que adoran al Ser son enterradores de la vida,  son monótonos, aburridosNihilismo:
Es la ausencia de valores. Se produce tras la muerte de Dios. Es nihilista la civilización occidental, porque cree en valores inexistentes, despreciando nuestro mundo. Tras la muerte de Dios, puede tener dos sentidos: a) Nihilismo pasivo: el del último hombre (sin valores, pasivo…) nada tiene sentido. b) Nihilismo activo: fase necesaria, como destrucción de todos los valores de la cultura occidental y su sustitución por valores nuevos partiendo de cero.

Dionisiaco (y apolíneo):

Son los dos principios de la realidad: el espíritu dionisiaco representa el valor vital y apolíneo, los racionales. También son los dos aspectos contradictorios del alma humana: el espíritu dionisiaco impulsa a vivir apasionadamente, el apolíneo, a llevar una vida racional, armónica, ordenada y equilibrada. Dionisos: Representa lo irracional, los instintos, las pasiones. Es la armonía con la naturaleza. Simboliza la vida, su aceptación tal como es, con lo bueno y lo malo. Es el mundo real. Apolo: Representa lo racional, lógico. Es la actitud de renuncia a la vida. Representa el mundo ideal, irreal.Nietzsche defiende la actitud dionisiaca, el sí a la vida.  El superhombre es dionisiaco

Moral contranatural (y moral sana):


Es la moral de esclavos, que se basa en ir contra la vida, en la renuncia a la vida, al cuerpo y sus pasiones.Afirman la realidad de un mundo superior, distinto a éste, que hay que ganar a base de sacrificios.Es la moral de los débiles, es la moral admitida en el mundo occidental a partir de Sócrates, asumida por el cristianismo. Es una moral pasiva, paciente, humildad, el bueno es el pobre, el débil. Frente a ella, Nietzsche propone la moral sana, la de los señores, la que se basa en los valores de la vida, en aceptar y amar la vida con todo lo que conlleva.Sus valores son: la fuerza, el poder, el orgullo, el egoísmo… Bueno es el noble, el poderoso, el que inspira temor.Malo es el cobarde, el mezquino, el mentiroso. Ama la muerte de Dios y el eterno retorno. Es una moral creadora de valores nuevos.Es la moral del superhombre.

Mundo aparente (y mundo verdadero):

Es la división del mundo en dos que hacen los filósofos desde Sócrates y Platón. Los filósofos y la religión consideran el mundo verdadero: superior, inmutable, eterno, perfecto, único. Captable por la razón. Valoración positiva de lo espiritual, del alma. Y al mundo aparente como: inferior, imperfecto, múltiple. Captable por los sentidos. Como consecuencia, valoración negativa del cuerpo y de la vida.Nietzsche propone que esa división de dos mundos desaparezca y aceptemos sólo el único mundo que existe, que es éste, el real, sensible y cambiante, el mundo del devenir.

Trasmutación de los valores:

Es la necesidad de cambiar los valores cristianos por otros centrados en la vida. Primero fue la moral de señores pero el resentimiento y la venganza de los esclavos produjeron un cambio de valores contrarios a la vida. Esta moral de esclavos culminó en los movimientos sociales de los siglos XVIII y XIX (socialismos, anarquismos, democracias), que aclamaban la igualdad. Es necesario volver a cambiar esa moral para defender una moral fuerte y creadora de nuevos valores: la moral de señores, la moral del superhombre.

Inocencia del devenir:

El devenir es el carácter cambiante de las cosas de este mundo. Para Nietzsche sólo existe este mundo cambiante, perecedero, imperfecto y sensible: el mundo del devenir. Este mundo no tiene meta, ni objetivo alguno. Hay que aceptarlo tal cual es: inocente. Muerto Dios, ya no hay juez ante el que sentirse culpable.El superhombre, inocente como un niño, será el que, tras la muerte de Dios y el nihilismo, aceptará la inocencia del devenir y amará la vida tanto que no le importará repetirla muchas veces . Nietzsche comparte con Marx, el formar parte de la Filosofía de la sospecha.Nietzsche critica a todos los filósofos anteriores, desde Platón y Sócrates hasta Kant. Les critica que:Dividen el mundo en dos, uno “verdadero” y otro “aparente”.Intentan buscar conceptos eternos.Odian el devenir, lo cambiante. Desestiman los sentidos y hacen triunfar a la razón. (Excepción de Heráclito) Odian la vida porque tienen espíritu de decadencia. Confunden lo último con lo primeroTienen un fetichismo del lenguajePiensan que hay una Verdad absoluta.Frente a ellos Nietzsche propone: Un solo mundo, el sensible y real.Los valores vitales.Estimación de los sentidos.Cuidado con la gramática (conceptos metafísicos vacíos)Frente a verdades absolutas, interpretaciones y perspectivas. Por todo esto es vitalista, oponiéndose a Hegel y a los positivistas. Precursor de estas ideas fue Schopenhauer.Marx defiende que el vivir del ser humano es el trabajo y sus relaciones con la naturaleza y con otros seres, mientras que Nietzsche considera que el ser humano es un intermediario entre los animales y el superhombre, para el lo más importante es el cuerpo, lo irracional, todo lo que tienen que ver con Dionisíaco.  Marx cree que el mundo se rige por una moral económica, mientras que Nietzsche considera que hay una moral de clases, (los señores y los esclavos) y considera que el marxismo es también una moral de esclavos, que persigue la igualdad, el materialismo. Para Marx la historia es lineal hay un final (el paraíso), sin embargo Nietzsche considera que siempre hay un retorno en el que debemos aceptar la vida como nos viene, con las cosas buenas y las malas.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.