Valores mezquinos

Share Button

Nietzsche

  1. CRITICA A LOS VALORES DE LA CULTURA OCCIDENTAL

Es una crítica total, dirigida contra todos los aspectos de la cultura.

  1. Critica a la metafísica tradicional

La filosofía se asienta en un erro, la división del mundo en verdadero y aparente. Aspectos fundamentales de esta crítica:

  1. Critica al modo en que la F. Trad. Concibe la realidad

Hace una errónea interpretación de la realidad al defender que:

  • El ser es algo fijo e inmutable.
  • La verdadera realidad no se puede captar a través de los sentidos, ya que estos son engañosos.
  • Lo que el hombre conoce del ser es una mera apariencia. No hay separación entre mundo real y mundo aparente. No hay más realidad que la vida.
  • Critica al modo en el que la F. Trad. Pretende conocer la realidad a través del concepto y del lenguaje.

A través de las palabras y los conceptos no se llega nunca a penetrar en el ser de las cosas.

  • Realidad y concepto:

El concepto pretende expresar una multiplicidad de cosas individuales que no son idénticas sino únicas. En la naturaleza no hay más que individuos. El error esta en pensar que el concepto representa algo real como si hubiese una forma original que sirviera de modelo para conocer las cosas particulares.

  • Realidad y lenguaje:

No solo se ha interpretado mal la realidad, además el lenguaje ha contribuido a fijar bien categorías como la de verdadero o falso, el lenguaje condiciona el pensamiento. Al lenguaje que hablamos va unida una visión de las cosas de la que es imposible desembarazarse.

  1. Critica a las ciencias positivas
  2. Es un error querer reducir lo cualitativo de lo cuantitativo.
  3. La ciencia no es la verdadera interpretación de lo real.
  4. En el mundo no hay regularidades, ni constancia, ni leyes. El determinismo es falso.
  5. La razón ha pretendido captar lo inmutable e intemporal, pero la vida es algo cambiante y por eso la ciencia físico-matemática no es útil para conocer al hombre
  1. Critica a la moral

La crítica más profunda es a los valores morales.

  • La moral tradicional es antinatural, en la medida en que se opone a la vida.
  • La moral cristiana ha impuesto un “orden moral” que no viene del hombre, sino de Dios. De forma que si Dios ha sido objeción contra la vida, habrá que negar a Dios. El hombre es libre y no hay ninguna ley que le obligue.
  • A esta moral contranatural hay que oponer otra que exalte los valores de la vida. Se ha impuesto esta moral de esclavos y resentidos:

-que con la idea de pecado, inhibe los sentidos y desprecia la vida

-exalta valores mezquinos considerando lo débil como algo propio del hombre y lo poderoso como algo supra-humano.

-que desprecia al “yo”, al hacer del altruismo norma de conducta, una moral rencorosa, pues expresa el rencor del hombre inferior hacia el superior.

-Frente a esa moral propone una vuelta a la inocencia griega, a su moral de señores. Para los antiguos griegos el hombre bueno es el hombre fuerte, sano y amante de la vida.

  1. LA MUERTE DE Dios

La afirmación de que Dios ha muerto implica firmar el acta de defunción de la cultura occidental y los valores que la sustentan. Si Dios era el fundamento de la moral, con su muerte, todo se derrumbara. El ateísmo ha de transformar la vida del hombre sobre la tierra.

  1. EL Nihilismo

El hombre creía en unos valores que se han desmoronado, ahora ya no cree en nada. El Nihilismo no es solo consecuencia del distanciamiento respecto de la tradición, sino también un punto de inflexión hacia una nueva valoración de la vida. Es un momento transitorio; caen los viejos valores, pero hay que instaurar otros.

  1. Transmutación DE VALORES

La superación del Nihilismo exige ir hacia delante creando algo nuevo. El valor supremo de esa nueva moral no es Dios, sino la vida. Está basada en la vida y en el deseo de vivir. La vida tiene valor por sí misma, y no hay que imponer normas, sino gozar de ella.

  1. EL SUPERHOMBRE

Si Dios ha muerto, es posible dar el gran salto y permitir la llegada del superhombre.
La muerte de Dios no implica la divinización del hombre. El superhombre es un ser para la tierra.

 -Es aquel que dice si a la vida

– El hombre es solo un puente hacia el superhombre.
La realización de ese ideal es el fin supremo de la humanidad.

-El proceso evolutivo tiende a la producción de individuos fuertes y superiores.

-Las fases hasta llegar al superhombre las expuso Nietzsche en “así hablo Zaratura”

  • El camello: simboliza a los que se contentan con obedecer ciegamente. En definitiva el hombre soporta los viejos valores.
  • El león: simboliza la superación de la etapa anterior. Es el hombre que se rebela contra todos los valores. (transitoria)
  • El niño: hombre libre de prejuicios y con voluntad de poder creara nuevos valores.
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.