Transmutacion de valores en filosofia

Share Button

Lo apolíneo y lo dionisiaco


Apolo y Dionisos son dos símbolos, modelos o dioses que sirven para entender dos posturas contrapuestas ante la vida.
Apolo es el dios de la luz y de la medida, modelo de las formas y las ideas mas perfectas. Dionisos representa lo informe y lo desmedido, es el dios de la noche y los impulsos sexuales. Si bien la contraposición entre ambos resulta evidente, en realidad son mutuamente necesarios, pues la vida que carezca de uno de los dos componentes se rompería por completo. En la tradición filosófica europea prevalece sin duda una visión marcadamente racionalista. Según la cual la furia, los placeres y las pasiones deben subordinarse al alma racional, puesto que los sentimientos son en si aborrecibles.En su critica a la filosofía occidental, Nietzsche reivindico la necesidad de conciliar ambas tendencias, la apolínea y la dionisiaca, para conseguir equilibrar lo que de ambos habita el ser humano.

Nihilismo


El nihilismo es consecuencia de la muerte de Dios. Los valores tradicionales han quedado reducidos a cenizas. Al darse cuenta de que la historia no sigue ningún modelo preestablecido y que no tiene como fin ningún objetivo determinado, el ser humano se desespera y se encoleriza, ante lo cual adopta un fuerte sentimiento nihilista. El ser humano se percata de que el mundo no tiene ni sentido ni explicación satisfactoria.El ser humano tiene que recorrer cuatro etapas o fases para pasar de un nihilismo pasivo a uno activo: primero, se percata de que la metafísica, la religión y a mortal tradicionales han decaído, y hace esfuerzos para mantenerlos en pie, después de este intento, el individuo se hace con los valores del nuevo mundo, y se da cuenta de que la nueva moral es incompatible con los principios del mundo que ya ha desaparecido, en una siguiente fase, el ser humano se niega a si mismo, y afloran en el sentimientos de piedad, como consecuencia de lo cual intenta destruirse. Es entonces cuando ocurre su verdadera transformación  y ser alcanza la fase final de su proceso de decadencia, momento en el quie se crean nuevas creencias. Una vez alcanzada la transmutación de todos los valores, se impondrá al fin la moral de los vencedores, y cada cual actuara según su voluntad, sin subordinarse a nadie, porque los valores no serán ni buenos ni malos porque los imponga una religión o un poder político determinados. En esa nueva sociedad en la que se proclamara “la muerte de dios” cualquier cosa quedara permitida para el ser humano, Nietzsche propone la libertar absoluta

La nueva moral


Según Nietzshe, hasta ahora la humanidad ha valorado todo lo que se opone a la vida, y la moral vigente procede de un espíritu enfermo y decante. Hay que invertir, transmutar los valores, valorar y afirmar de nuevo la vida.El asegura que es la voluntad de poder la que genera los nuevos valores, porque solo ella representa la variabilidad de la naturaleza. Todo lo real, todo cuanto existe, tiende a ser mas y mejor. Asi pues,la voluntad de poder, mas allá del ámbito de las plantas y los animales, se manifiesta entre los seres humanos haciendo que estos creen constantemente nuevos valores, siendo la vida nuestra maestra rectora, para que la plenitud, la salud y el poder sean el motor de la moral de los señores.

La muerte de dios


Nietzsche reivindico el ateísmo como única forma de alcanzar la fuerza, la libertad y la independencia de espíritu, las creencias no son mas que la representación de la debilidad y la cobardía humana, y contrarias a la vida. La misma idea de Dios es, pura ensoñación. Resulta evidente que al desaparecer Dios deberían desaparecer también todos los valores que se le han adscrito. Habría una serie de nuevos valores que sostendrían de hecho a los antiguos, es el caso de la democracia y el socialismo. La definitiva muerte de Dios traerá antes o después la muerte de los valores absolutos y de las leyes morales objetivas. Al desaparecer, los mandamientos y prohibiciones del cristianismo de su decadencia se seguirá inevitablemente que el ser humano recupere su fuerza creadora y que abandonando todo intento por alcanzar el mas alla, se concentre de una vez por todas en el mundo real.

El Superhombre


Así hablo Zaratrusra es sin duda la obra de madurez de Nietzsche, y donde viene recogida la teoría del superhombre, representada por el propio Zaratustra. A la muerte de Dios, le sigue la llegada del superhombre. Pero el superhombre no aparecerá sin mas, se trata mas bien de una esperanza para el futuro. Se anuncia la llegada esperanzadora del superhombre, que se dará cuando el ultimo hombre abandone el comportamiento pasivo nihilista.

Esto es lo que expresa Nietzsche a trabes de su teoría del superhombre, el ser humano avanza hacia algo mejor, a un estadio superior en que el individuo reafirmara la voluntad de superar todas las épocas que le ha n precedido. El superhombre expresa, pues, el desacuerdo del ser humano respecto de todo lo actual, y, así mismo, el anhelo por alcanzar una vida mejor.

Voluntad de poder


Según Nietzsche , el ser humano tiende a mejorar continuamente. La voluntad de poder no solo pertenece a los seres humanos: ls voluntad de conseguir alcanzar un mejor nivel de vida es, la norma general para todos los seres vivos.

También el conocimiento, supone a veces una fértil herramienta para alcanzar el poder, puesto que la curiosidad y el deseo de conocimiento humanos están subordinados a la voluntad de poder. De esta manera, algunos hombres y mujeres someten a la realidad y la postran ante si por medio del conocimiento, no pos que busquen saciar su sed de sabiduría ni porque pretendan alcanzar la verdad absoluta, sino para controlar y dominar la realidad.Algunos conceptos inventados, aquellos que han sido indudablemente buenos y valiosos, se han convertido a medida que han sido asimilados por el lenguaje, en verdades incuestionables, lo cual significa que sirvieron en su momento para que el ser humano dominara la realidad cambiante de la naturaleza.Conviene señalar cuales son las características principales de la voluntad de poder, que no consiste necesariamente en subyugar a los débiles y desprotegidos, sino en que cada uno se estime lo mas posible, en que los individuos crean verdaderamente en la extraordinaria potencialidad de la vida. Solo aquel que sepa fuerte, poderoso y seguro de si mismo deseara que los demás desarrollen igualmente esos mismos sentimientos.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.