La existencia de dios y la duda metodica

Share Button
SERNTIDO; BUEN SENTIDO: por “sentido” se entiende la facultad de percibir los objetos exteriores, o los órganos que los captan, aunque alguna vez se utiliza con el mismo significado que “buen sentido”. “buen sentido” tiene dos significados diferentes: a) la facultad natural de distinguir lo verdadero de lo falso y b) la sabiduría. //a) se usa como sinónimo de “razón” o facultad de juzgar, y así “buen sentido” se entiende como la “capacidad de juzgar bien”, sin tener necesidad de conocimientos específicos; esta expresión está emparentada con la noción de “luz natural”. No debe interpretarse la expresión “buen sentido” como “sentido común”, que es noción de origen escolástico que designa la función el espíritu por la que tenemos conciencia de nuestras sensaciones y que permite la síntesis de los datos aportados por los diversos sentidos y que también puede referirse al conjunto de las opiniones admitidas en una época, en un ambiente social concreto, de tal manera que las opiniones contrarias se consideran aberraciones. B) también puede designar la Sabiduría en sentido estoico, entendiéndose como “no sólo hemos de entender la prudencia en el obrar, sino un perfecto conocimiento de cuanto el hombre puede conocer, bien en relación con la conducta que debe adoptar en la vida, bien en relación con la conservación de la salud o con la invención de todas las artes”. Estos dos sentidos de la expresión no son totalmente independientes, pues el buen sentido es el instrumento que nos permite alcanzar la sabiduría; y la sabiduría es el buen sentido que alcanza la perfección gracias al método.
SUBSTANCIA: cuando concebimos la substancia, solamente concebimos una cosa que existe en forma tal que no tiene necesidad sino de sí misma para existir. Propiamente halando, sólo Dios es tal y no hay cosa alguna creada que pueda existir un solo instante sin ser mantenida y conservada por su poder. Se tiene, por tanto, razón por parte de la Escuela al afirmar que el término “substancia” no es “unívoco” respecto de Dios y de las creaturas, es decir, que no hay significación alguna de esta palabra que concibamos distintamente y que convenga a Dios al as creaturas. Así que substancia en el pleno sentido sólo es Dios, éste es el único que no necesita de nada ni de nadie para existir; las otras substancias, las creadas, lo son en la medida en que sólo dependen de Dios pero no de ninguna otra substancia creada.
VOLUNTAD: todos los modos de pensar que observamos en nosotros, pueden ser referidos a dos formas generales: una consiste en percibir mediante el entendimiento y la otra en determinarse mediante la voluntad. Desear, sentir, aversión, afirmar, negar, dudar, son diferentes modos de querer. La voluntad es la capacidad d escoger, esto es, dar el asentimiento a una representación que se considera la mejor, y de llevar a cabo, o al menos intentar, aquello que se ha elegido.
ESQUEMA PARTE 1º 1- EL MÉTODO ES NECESARIO. – el buen sentido o razón está equitativamente repartido entre los hombre. – si unos yerran más que otros, es porque llevan sus pensamientos por diferentes caminos. – no es suficiente pues tener buen ingenio: hay que aplicarlo bien. – descartes anuncia que ha encontrado un método que le ha capacitado para conocer. – no lo expondrá de forma sistemática, sino autobiográfica. 2 – LA EDUCACIÓN RECIBIDA. – Avidez por conocer desde niño, y decepción al concluir sus estudios: lleno de dudas y errores, sólo es conciente de su ignorancia. – repaso a las disciplinas en que ha sido educado: valor que reconoce a cada una de ellas, aunque no han satisfecho su ansia de verdad: a) la historia ignora el presente, omite hechos, etc; b) la retórica y la poesía son dones naturales, no frutos del estudio; c)las matemáticas dan certeza y evidencia, pero aún “no había logrado percatarme de su verdadera función”; d)los escritos de costumbres no dan un conocimiento suficiente de la virtud; e) la teología revelada excede al análisis de nuestros razonamientos; f) en filosofía, todo está en disputa: diversidad de las opiniones; g)otras ciencias toman sus principios de la filosofía, por lo que también son dudosas; h) finalmente, desprecio por la alquimia, astrología, magia. 3-ABANDONO DE LOS ESTUDIOS: SE DEDICA AL “GRAN LIBRO DEL MUNDO”- dedicación a viajar, conocer cortes y ejércitos, tratar gentes. – así colecciona experiencias y reflexiona sobre ellas. – se obtiene más provecho reflexionando sobre lo que le acontece a uno mismo, pues se pagan las consecuencias de haber juzgado mal. – pretende no sólo instruirse en ciencia, sino también “ver claro en mis acciones y andar con seguridad en esta vida”. – ve que hay tanta diversidad en las costumbres como antes en las opiniones. – esto le lleva a no considerar ridícula ninguna costumbre por extraña que sea. – también, a no creer nada con seguridad de todo lo que ha sido persuadido por la costumbre y el ejemplo. – y en tomar, finalmente, la resolución de “analizar todo según mi razón”


ESQUEMAS PARTE 2: 1- RAZONES POR LAS QUE PERSEVERA EN SU INTENTO DE REVISAR Y REFORMAR SUS PENSAMIENTOS. – afirmar la unificación de las ciencias en un sistema gracias a la utilización de un solo método. – analogías con los edificios, con las ciudades, con las leyes de los pueblos, mal hecho cuando son obra de muchos. – también las ciencias están compuestas por las opiniones de muchos. – además, desde niños se nos han inculcado prejuicios y nos Camoes guiado por preceptores y apetitos, malos guías. – necesidad de derribar para reconstruir. – se exceptúan los asuntos públicos, cuyo “derribo” es peligroso. – Descartes se limitará pues a reformar las propias opiniones. – y ni aun esto es recomendable a todos: a unos por precipitados y desordenados y a otros porque, más modestos, deben conformarse con seguir las opiniones de los más sabios que ellos. – es la diversidad de opiniones lo que le lleva a dudar de ellas y suprimirlas. – pero hay que hacerlo con circunspección, evitando la prevención y la precipitación. – y tras haber indagado el método para avanzar.2 -EL METODO – críticas a la lógica silogística, al análisis y al álgebra y de los antiguos. – las cuatro reglas del método. – regla de la evidencia: no admitir como ver madero sino lo evidente. – regla del análisis: dividir las cuestiones en las partes necesarias. – regla de la deducción: conducir ordenadamente los pensamientos, desde lo simple a lo complejo. – regla de la enumeración: repasar las cadenas de razones para estar seguros de no haber dado pasos en falso. – el modelo de este método lo han proporcionado las demostraciones geométricas. – se debe comenzar pues por las matemáticas, entendidas como ciencia general de las proporciones y la medida, no matemáticas aplicadas. – las matemáticas acostumbran al espíritu a concebir más clara y distintamente. 3-NECESIDAD DE APLICAR ESTE MÉTODO A TODAS LAS CIENCIAS. – y puesto que las ciencias se basan en los principios de la filosofía, es necesario establecer principios ciertos en filosofía.
ESQUEMA PARTE 3 – 1-necesidad de una “moral provisional” para no permanecer irresoluto en las acciones. 2 – máximas de la moral provisional: -primera máxima: obedecer las leyes y costumbres del país en que se vive. -en lo demás, seguir las opiniones más moderadas, menos extremosas. – tomar como modelo a los hombre más sensatos de los que nos rodeen. – prestar más atención a lo que hacen que a lo que dicen, pues no todos dicen lo que piensan. – considerar extremosa una opinión que enajena parte de la libertad, que compromete a seguirla cuando hemos dejado de considerarla razonable. – segunda máxima: constancia: ser firme y decidido en la acciones. – analogía con el hombre perdido en el bosque: siendo firme al menos se llega a algún sitio. – en la vida no suele ser prudente demostrar las acciones. – seguir lo más probable como si fuera verdadero. – liberare de remordimientos, volubilidad, incostancia, inacción… – tercera máxima: vencerse a sí mismo antes que a la fortuna. – nada está en nuestro poder sino nuestros propios pensamientos. – limitar nuestros deseos a lo que es posible, según nuestra naturaleza. – hacer de necesidad virtud. – cuarta máxima: emplear la vida en el cultivo de la razón. – pues la adquisición de verdades resulta fuente de satisfacción. – la razón es el fundamente de las tres máximas anteriores. – la voluntad es determinada por el entendimiento: basta con juzgar correctamente para obrar bien. 3- tras estas reflexiones, Descartes se aplica a suprimir sus antiguas opiniones. – nueve años de viajes, observaciones, experiencias, dudas, vida, ociosa, etc. – su duda no es la de los escépticos. – transcurren los nueve años sin tomar partido en las cuestiones filosóficas. – Decisión de retirarse a un lugar tranquilo (Holanda) a elaborar su filosofía.
ESQUEMAS PARTE IV 1- la duda metódica: rechazar todo lo que ofrezca duda, con la finalidad de ver si queda algo indudable. – duda de la información de los sentidos: a)los sentidos nos engañan a veces; b) argumento del sueño :¿cómo sabemos que no estamos soñando? – duda de las demostraciones geométricas: los hombres se equivocan al razonar 2- LA PRIMERA VERDAD – pero si dudo, soy: pienso luego soy es el primer principio de la filosofía. – ¿qué soy? Sustancia pensante. – soy alma, distinta del cuerpo y más facial de conocer que éste. 3- el criterio de certeza: todo lo que concebimos clara y distintamente es verdadero. 4 – pruebas y naturaleza de Dios. – primera prueba de Dios: la idea de perfección, que hay en mí, sólo puede haberla producido un Ser perfecto. Segunda prueba: si yo hubiera producido las perfecciones que poseo, también me habría dado las que no poseo y cuyas ideas están en mí. – de ahí que para conocer la naturaleza de Dios: si advierto en mí imperfecciones ,se niegan en Dios. – si advierto en mí perfecciones, se atribuyen a Dios en grado máximo. – también es una imperfección estar compuesto de dos naturalezas , por lo que se niega esto de Dios. – tercera prueba de Dios: la existencia es una perfección, luego está en él. – muchos creen difícil conocer a Dios porque no se elevan por encima de los sentido y, en efecto, las ideas de Dios y de alma no nos las dan los sentido. – pero hay que distinguir lo sensible y lo imaginable de lo inteligible. 5-DIOS, GARANTÍA DE LA VERDAD. – las cosas corporales son menos ciertas que Dios y el alma; de ellas sólo hay certeza moral, no certeza metafísica. – para otorgar menor realidad al sueño que a la vigilia, hay que presuponer la existencia de Dios. – el propio criterio de certeza está garantizado porque Dios es perfecto. – de Dios provienen todas nuestras ideas verdaderas; las ideas falsas se deben a nuestra imperfección. – Dios, garantía de las verdades matemáticas, que son verdaderas aunque soñemos. – no podemos dudar de las evidencias de la razón, aunque sí de la imaginación y de los sentidos.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.