Teoría del conocimiento Platón

Share Button

LAS IDEAS

Platón se encuentra con el problema del ser o no ser. En el ser de Parménides (inmutable) las cosas eran cambiantes. La filosofía presocrática es un intento de resolver el problema del ser o no ser, platón adopta una postura decisiva que lo arrastrara a todo lo largo de la filosofía. Platón descubre “la idea” buscando el ser de las cosas se da cuenta de que realmente las cosas no son, no tienen ser. El ser de las cosas esta en las ideas, pero las ideas no están en el mundo, entonces platón ahora tiene el problema de “¿Cómo es posible el conocimiento de las ideas?”.

Hay dos tipos de mundo: el inteligible de Parménides y el sensible de Heraclio.

Para resolver a su pregunta, platón los cuenta el mito del carro alado. En él nos cuenta que el alma esta dividida en tres partes: una parte buena, otra mala y una neutra que intenta dirigirla hacia la razón. El alma circula por el mundo de las ideas, las dificultades hacen que queden dentro de un cuerpo humano, puesto que según platón el hombre nace de un alma que ha contemplado las ideas. El hombre parte de las cosas no para quedarse en ellas, sino para que le provoquen el recuerdo de las ideas en otro tiempo contemplado. Por lo tanto, conocer no es ver lo que hay fuera de nosotros, es recordar lo que esta dentro y alcanzar las ideas mediante el recuerdo que nos produce las cosas del mundo sensible. El ser humano aparece caracterizado en la filosofía de platón por contemplar las ideas, el verdadero ser de las cosas.


LA ESTRUCTURA DE LA REACIDAD


Platón en el libro de “La República” nos cuenta un mito en el que representa la relación entre el hombre y la filosofía, y a la vez la estructura de la realidad. En este mito platón se imagina a unos hombres metidos dentro de una caverna (mundo sensible) que están encadenados y no pueden ver más allá del fondo. La caverna tiene una abertura por donde entra la luz del sol (idea del bien) y fuera hay un fuego sobre un montículo. Entre el fuego y los encadenados hay un camino con un muro, por el camino pasan hombres portando objetos y estatuillas (ideas) que rebasan el muro y sus sombras (cosas del mundo sensible) se ven en el fondo de la caverna. Cuando los hombres hablan, los encadenados asocian las voces con las sombras y por ello son ésas su única realidad. Uno de los encadenados sale al mundo exterior (mundo inteligible) y se da cuenta de que el mundo en el que había vivido antes era irreal e indeseable.

La unidad entre los dos mundos es forjada como un conocimiento creciente que iría desde la Doxa (forma de conocimiento propio del mundo sensible) hasta la episteme (verdadero conocimiento) pero no podemos olvidar que el viaje o la aventura del hombre del mito es de ida y vuelta porque intenta explicar desde el conocimiento de la verdadera realidad de las cosas a sus compañeros de la caverna.

La idea del bien es una idea, la más digna y suprema de las ideas que seria como el sol de las ideas. Se trata de la idea posibilitante de que el resto de las ideas están. El bien aparece como si fuera Dios que hace posible de que el resto de la realidad sea.


DOCTRINA DEL ALMA


Platón considera el alma como algo intermedio que por una parte esta encarnada en un cuerpo y por lo tanto, sujeta al mundo sensible cambiante y corruptible, y por otra parte ha contemplado las ideas por lo que tiene una peculiar conexión con ella y por lo tanto participa de ese mundo eterno e inteligible de las ideas. Platón decía que el alma es inmortal que se funda en la participación que tiene en el mundo de las ideas, tres partes: una denominada sensual, relacionada con las necesidades corporales; otra irascible, que corresponde a los sentimientos; y otra racional, responsable del conocimiento.

Ética

La moral platónica muestra un paralelismo estricto con su teoría del alma. Las partes del alma tienen una correspondencia ética y cada una tiene que estar regida de un cierto modo y poseer una virtud particular. De esta parte la forma sensual requiere de la moderación o templanza. A la parte efectiva le corresponde la fortaleza, y a la parte racional la sabiduría, pero aun hay una cuarta virtud, la parte del alma son elementos de una unidad y la buena relación entre estas partes debe guardar un equilibrio que constituye la cuarta virtud que es la justicia.

ESTADO

Tiene una traducción casi exacta a la teoría política y a las leyes. Para Platón la ciudad se puede considerar también a semejanza del alma como un todo compuesto por tres partes:

-el pueblo configurado por campesinos, comerciantes e industriales.

-vigilantes o guardianes.

-gobernantes o filósofos.


A cada una de estas le corresponde una virtud. A la primera la templanza. A la segunda la fortaleza, y a la tercera la sabiduría. En el caso del estado aparece una cuarta virtud que es la justicia. Nos dice Platón que el que hace sus tareas bien es la justicia que da lugar al equilibrio y buena relación entre los individuos entre su y con el estado así como la buena relación entre las distintas clases sociales entre si y en conjunto del estado. La justicia es la que determina la vida del pueblo. Los filósofos son los que tienen que gobernar, son los encargados de la dirección suprema de la legislación y de la educación de todas las clases sociales. La función de los vigilantes es estrictamente militar se encarga de la defensa del estado, de mantener el orden social y político establecido, defendíéndolo de los enemigos del destino y de fuera del estado.

La tercera clase es la productora que tiene un papel mas pésimo y esta sometida a las dos clases superiores, a las que tiene un papel mas pasivo y esta sometida a las dos clases superiores, a los que tiene que sostener económicamente y a cambio recibe de ellos dirección, educación, sanidad y defensa.

Platón establece en las dos clases superiores en régimen de comunidad, no solo de bienes sino también de mujeres e hijos que pertenecen al estado. Por lo tanto no existe ni la familia, ni la propiedad privada nada amas que en la tercera, ya que las directivas no deben tener intereses particulares y así ponerlo todo al servicio del pueblo.

La educación que es semejante para los hombres y mujeres es gradual y es la que opera la selección de los ciudadanos y determina la clase a la que han de pertenecer, según sus aptitudes y méritos, los menos de todos reciben una educación elemental e integran la clase productora, los mas aptos prosiguen su educación y una nueva selección separa a los que quedaban entre los vigilantes y los que tras una preparación superior ingresan en la clase de los filósofos que deberá llevar el peso del gobierno. En toda la concepción política de Platón el individuo esta subordinado al interés de la comunidad.


El estado justo que Platón ofrece es un estado untopico. Se trata de un estado aristocrático en el sentido mas original de la palabra, que significa el gobierno de los mejores. En el libro octavo de la república, Platón nos habla de otros regíMenes políticos que son cuatro posibles degeneraciones de su estado ideal.

  • Timocracia: osurpan el poder de la clase militar. Se caracteriza por la ambición de dicha clase que no mira por el interés común, si no por su properidad personal.

  • Oligarquía: asume el poder algunos adinerados y se caracteriza por la codicia de la clase dirigente que solo busca enriquecer, por lo que se transforma en la clase explotadora de las otras.

  • Democracia: se caracteriza por la libertad y la igualdad. No es positivo ya que con la libertad todo el mundo hace y dice lo que quiere. La dirección del estado no se reserva a las manos mas preparadas sino a la opinión de la mayoría.

  • Tiranía: gobierna un líder ambicioso.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.