Sabiduria e iluminacion san agustin

Share Button

San Agustin. Relaciones entre la razón y la fe:


La tensión entre el plano de la creencia en que se instaló el cristianismo y el plano de la filosofía, lugar de la racionalidad, hizo que todo pensador cristiano tuviera que enfrentarse al problema que presentaban las relaciones entre la fe y la razón.San Agustín descubrió que la fe ponía a su disposición la verdad que la razón no había logrado descubrir, era mejor creer para saber, que saber para creer.El entender, por tanto, sigue al creer. Creer, saber y aprehender son las 3 etapas que hacen al hombre feliz. “Cree para entender, entiende para creer” Esto tiene 2 partes.

Creer para entender

En el orden natural del conocer, la autoridad siempre precede a la razón, la cual, al descubrir su debilidad, tiene necesidad de recurrir a ella. San Agustín distinguió entre la autoridad humana y la divina

.Entender para creer:

En el acto de la de debe prolongarse con el de entender. Ya que, entender lo que creemos nos hace aprehender la verdad ( Y las verdades de fe) . Por la fe creemos, por el entendimiento aprehendemos la verdad, y ambas cosas nos proporcionan la sabiduría. La razón sin la fe no puede llevarnos a la verdad, fundamento último de toda verdad. Por lo tanto, razón y fe, filosofía y religión, se funden en un solo concepto de búsqueda que llega a la verdad, sabiduría y felicidad.

El conocimiento de Dios y del Alma como objetivos:

De los 2 objetivos , la superioridad la tiene Dios. En el orden natural del conocer humano, la superioridad temporal recae sobre el conocimiento del hombre, ya que a través de ella podemos llegar a Dios. Debemos comenzar por el conocimiento del alma porque ésta es más accesible al hombre

.2.1


Conocer al hombre


A)El hombre como imago Dei(imagne de dios)Dos corrientes se concentran en la configuración de la antropología agustiniana:La corriente bíblica y paulina como Imago Dei y ser caído en culpa (Hebrea)y La corriente griega del homo rationalis.San Agustín quiso demostrar que todos los males que aquejan a la humanidad provienen del pecado de Adán. San Agustín tuvo que realizar una solución para que el mal no afectase ni a la infinita verdad, ni al infinito poder de Dios. Para ello, consideró el mal un “no ser” para que no afecte a la bondad infinita de Dios.El mal moral, el pecado, es el que priva al hombre de la imagen de Dios. Aun así, es un ser orientado a Dios, una pequeña parte de su creación, que tiene un lugar privilegiado en función de su racionalidad.Es el alma lo que San Agustín deseaba conocer. Para ello se preguntó por su origen y analizó su función del conocimiento. (El alma es lo que le asemeja a Dios).

B) El origen del alma

Su respuesta del origen del alma dependerá la solución de cómo se transmite el pecado original.Las posibles teorías sobre el origen del alma eran:Creacionismo puro: Afirmaba que las almas son creadas por Dios de un modo inmediato y ex nihilo (a partir de la nada).En esta tesis, San Agustín vio en peligro la transmisión del pecado original, y con ello la explicación del problema del mal.Traducianismo generacionista:Afirmaba que el alma se transmite a los hijos por los padres, como el cuerpo, en el proceso de generación. En esta tesis, San Agustín pone en peligro la espiritualidad del alma humana.Creacionismo traducianista: Afirmaba que aunque Dios crea el alma de cada hombre de manera individual, no lo hace ex nihilo, sino a partir del alma de Adán, con lo que se nos transmite su pecado.Fue la solución que adoptó San Agustín.

C) La teoria del conocimiento(iluminacion):

San Agustín, parte como Descartes de los datos inmediatos de la conciencia.Sobre la realidad que cae del lado de acá de la conciencia a nadie le es dado dudar. ¿Duda alguien de que vive, de que recuerda, de que piensa…? Pues si duda, vive… ; si duda sabe que no sabe algo con plena seguridad. (Si yerro, sé que existo).Para San Agustín, la verdad debía ser eterna y necesaria, lo cual solo sucede en verdades que tienen un contenido de realidad ideal como la proposición 7+3=10.La fuente de esas verdades no pueden ser las cosas sensibles, ni el alma, sino Dios (Las ideas están en la mente de Dios).Existe un retorno a la interioridad como lugar de la verdad, ya que la fuente de la verdad está en el espíritu del hombre.La verdad se transmite desde Dios sobre el espíritu del hombre, no se trata de una iluminación sobrenatural, sino de algo natural.Existen 3 teorías del conocimiento:Dios ilumina nuestro conocimiento mediante las razones eternas, que son las ideas absolutas en la mente divina de Dios. La relación entre ellas y las cosas es de participación.  El ser humano toma conciencia de su limitación, lo que le impulsa al conocimiento de Dios.

C) La teoria del conocimiento(iluminacion):


San Agustín, parte como Descartes de los datos inmediatos de la conciencia.Sobre la realidad que cae del lado de acá de la conciencia a nadie le es dado dudar. ¿Duda alguien de que vive, de que recuerda, de que piensa…? Pues si duda, vive… ; si duda sabe que no sabe algo con plena seguridad. (Si yerro, sé que existo).Para San Agustín, la verdad debía ser eterna y necesaria, lo cual solo sucede en verdades que tienen un contenido de realidad ideal como la proposición 7+3=10.La fuente de esas verdades no pueden ser las cosas sensibles, ni el alma, sino Dios (Las ideas están en la mente de Dios).Existe un retorno a la interioridad como lugar de la verdad, ya que la fuente de la verdad está en el espíritu del hombre.La verdad se transmite desde Dios sobre el espíritu del hombre, no se trata de una iluminación sobrenatural, sino de algo natural.Existen 3 teorías del conocimiento:Dios ilumina nuestro conocimiento mediante las razones eternas, que son las ideas absolutas en la mente divina de Dios. La relación entre ellas y las cosas es de participación.  El ser humano toma conciencia de su limitación, lo que le impulsa al conocimiento de Dios.

D)La libertad y la gracia(conta los pelagianos):

La experiencia cristiana de la libertad es una experiencia dramática, ya que se haya amenazada por la corrupción de la naturaleza que nos inclina hacia el mal, y por la fuerza de la gracia nos inclina hacia el bien. San Agustín, en contra de pelagianos, defendió la necesidad de la gracia.
2.2

Conocer a Dios.A)El principio de la interioridad como camino hacia Dios:

Gracias al principio de interioridad, San Agustín venció al materialismo y al maniquismo.
El hombre exterior es que se caracteriza por su apartamiento de Dios (sin piedad); conversión y caída en sí mismo (soberbia) y conversión a las criaturas.  Frente al hombre interior que no es un ser ensimismado, sino que consciente de su limitación ontológica, se transciende a sí mismo para llegar al conocimiento de la esencia divina.

B)La existencia y la Naturaleza de Dios:

La de Dios es una realidad clara. Por eso San Agustín, no estaba preocupado en demostrar su existencia en argumentaciones a posteriori (a posteriori= Depende de la experiencia).No obstante, demostró sus propias pruebas. Una era la Prueba noética: las verdades eternas, nos revelan la presencia de un ser supra temporal en el almaEl Dios de san
Agustín es al mismo tiempo íntimo y transcendente al pensamiento.  Su presencia es atestiguada por cada juicio verdadero, pero su naturaleza se nos escapa porque no se puede explicar. Entre todos los nombres que se le pueden dar, hay uno que lo designa mejor. “Soy el que soy”, es el ser mismo, la realidad plena y total.

C)La creacion y el tiempo

San Agustín es claramente creacionista: Dios crea ex nihilo por un acto de libre voluntad.Dios por estar dotado de suprema inmutabilidad, no ha despegado su acción creadora a través del tiempo. Contiene en sí los modelos arquetípicos de todos los seres posibles, sus formas inteligibles, sus leyes, sus pesos y sus números.La narración de la obra de los seis días debe entenderse en sentido alegórico, porque Dios lo creó todo de una sola vez.Todos los seres han sido producidos desde el origen, pero en forma de gérmenes, que debían o deben desarrollarse en la sucesión del tiempo.

3


.La ciudad de Dios:

El tiempo histórico desde la creación del mundo hasta el juicio final, es lineal frente al tiempo circular griego.El amor es el principio constitutivo de lo social, por eso la vida moral no es separable de la comunitaria.  El amor a Dios establece una comunidad universal entre todos los hombres.Un pueblo se legitima/Aprueba como sociedad por lo que ama: por sus valores, ya sean espirituales o materiales. De ahí se deducirá entre ciudad de Dios y ciudad terrenal.La ciudad terrenal es la de los hombres que quieren vivir según la carne, y la ciudad de Dios es la de los que quieren vivir según el espíritu.Una se refiere a la Iglesia y otra al Estado, ni una se refiera a la terrestre y otra a al celeste; la ciudad de Dios la forman todos aquellos que aman a Dios, mientras que la terrenal la forman todos aquellos que anteponen el amor al amor de Dios.La ciudad de Dios es el modelo de toda sociedad, pero la ciudad terrenal es anterior, porque el hombre nace moralmente mal (pecado original). La ciudad de Dios no tiene en este mundo su natural culminación, sino que concluirá en la posesión de Dios.La guerra y el mal tienen su origen en la naturaleza caída del hombre (Pecado original).La condición de toda paz es el orden. La paz exige una ordenación de los valores éticos y valores políticos.El ejercicio real del orden y la garantía de la paz es la justicia. No hay una justicia humana perfecta. Sólo la sociedad de los justos en Dios realizará la verdadera justicia. Mientras el amor de Dios no sustituya al egoísmo, el orden, la paz y la justicia solo podrán realizarse por coacción legal.   Filosofía teleológica de la Historia: el Estado debe guiarse por un ideal ético.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.