Que le ofrece la vida el mundo y la realidad al hombre

Share Button

Filosofía de OrtegaEl raciovitalismo


:
Ortega intenta superar el vitalismo y Racionalismo.El raciovitalismo es un desarrollo y concreción del perspectivismo, es una meditación sobre las dos perspectivas más radicales sobre las que el hombre está situado: la vida y la razón.

Crítica del vitalismo

El vitalismo se aplica tanto a doctrinas relacionadas con las ciencias biológicas como con la filosofía. Distingue tres posiciones:-Vitalismo como teoría según la cual el conocimiento se explica por las mismas leyes que rigen todo proceso biológico.-Teoría según la cual la razón no es el modo superior de conocimiento, hay un modo más profundo: vivencia íntima con las cosas. La realidad es devenir y el modo más perfecto de conocimiento deberá ser intuitivo. -Primacía del método racional de conocimiento.El vitalismo orteguiano es una doctrina filosófica que insiste en que hay límites a la razón La crítica del Racionalismo:
Ortega se topa con lo irracional, la razón tiene unos límites impuestos por la propia realidad. El Racionalismo no acepta estos límites y Ortega intenta desenmascarar lo que hay de místico en el Racionalismo. La solución raciovitalista. Intenta asumir lo que de positivo hay en el vitalismo sin renuncia al uso de la razón. Afirma que la realidad estaba ahí antes que ningún filósofo diese cuenta de ella, el pensamiento viene después y debe abordar esa realidad y esa vida que le son preexistentes.  La vida es la realidad radical para el hombre y sobre ella hay que hacerse una idea. La vida es la que cumple unas condiciones determinadas: personal, circunstancia, libertad,etc. La vida humana puede distanciarse de cualquier otro tipo de vida, pues el pensamiento es lo que da sentido a la forma propia de obrar del hombre, a la acción.  La forma humana de actuar está regida por el pensamiento. Unas de las formas de manifestarse el pensamiento son las ideas. Ortega clasifica ideas: pensamientos que construimos y de los que somos conscientes; y creencias: una clase especial de ideas. Las creencias son nuestra vida; las ideas son equiparables a la razón.  Las creencias ya están ahí antes que nosotros, las hemos recibido. La tarea de hacer pasar de nuestras creencias a ideas ha sido labor de los filósofos. La duda surge cuando se ha perdido la fe en las creencias. Al tomar distancia de una creencia para pensarla, esta pasa a ser una idea, y del contrario una idea pasa a ser una creencia.

Razón histórica

la vida del hombre no es solo biología, se enlaza con la historia. El ser el hombre heredero de la historia es lo que permite establecer su distinción de los animales. Esa conciencia de haber recibido algo es la conciencia histórica.  Solo desde el conocimiento de la historia es posible evitar que se repitan los errores del pasado. A la falta de este conocimiento: ingratitud y rebarbarización del hombre.  Olvidar la historia seria el mayor y más peligroso error que podríamos transmitir a nuestros herederos.

El hombre como ser histórico:

La naturaleza del hombre consiste en no tener naturaleza, sino en ser lo que es porque lo  ha recibido  de los que lo precedieron. La auténtica idea del hombre debemos hacérnoslas en la observación de su devenir histórico, como el ser que hereda algo y que cambia siempre.  Ortega habla del hombre como potencia, animal que puede llegar a ser infinidad de cosas. El paso de la potencia al acto tiene infinidad de sentidos.  El pasado hay que vivirlo, es lo que permite al hombre orientarse hacia el futuro. Ortega reivindica el recurso constante a la tradición.

Teoría de las generaciones

Ortega introduce la división de las generaciones. Propone el concepto de generación como eje interpretativo de la historia. Distingue entre “contemporáneos” (los que viven en un mismo tiempo) y “coetáneos” (tienen la misma edad). En cada momento coexistente tres generaciones distintas: la emergente, la que está en su plenitud y la que va desapareciendo poco a poco. Las ideas y creencias de cada una de estas generaciones que coexisten son diferentes, es lo que permite que haya innovaciones. Hay dos tipos básicos de generaciones: las que corresponden a las épocas acumulativas y las que corresponden a las épocas eliminatorias. Cuando esto sucede estamos ante una crisis histórica. Ante esto las respuestas del hombre son: recurrir al pasado y/o entregarse a la acción: rebarbarización.

Minoría selecta y masa

Cada generación está compuesta por dos tipos de personas: la elite está formada por los hombres creadores de proyectos de vida y su misión es dirigir a las masas.  Ortega considera que había una confusión entre quien manda y quien obedece, de ahí: rebelión de masa y lo que provoca: invertebración. Es más necesaria más educación, más cultura, pero arraigada a la vida, de forma que permita la moralización de España.
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.