Nietzsche lo apolineo lo dionisiaco y el problema de socrates

Share Button

LA ÉTICA DE NIETZSCHE


Antes de exponer la ética de la Edad Contemporanea, que en mi caso he escogido la de Friedrich Nietzsche, he de hacer una pequeña introducción sobre el contexto social e ideologico del autor para comprender mejor su filosofía. Nietzsche nacio en 1844 en Alemania. Fue profesor de filología clásica y murió de neumonía. Tras su muerte se convirtió en uno de los filósofos más influyentes.

Nietzsche, que vivió en el s. XIX, se opone a toda la historia de la filosofía anterior (a los valores de la cultura occidental)
. Nietzsche estuvo muy influenciado por Arthur Schopenhauer, que afirmaba que la realidad es mera apariencia y solo es real la voluntad de poder, origen de todo lo real. La filosofía de Nietzsche tiene 2 lados: Lado negativo (nihilismo): critica los valores y conceptos de la cultura occidental. Lado positivo (vitalismo): explica la vida a través de la voluntad de poder.

La filosofía de Nietzsche presenta 2 grandes temas: la vida y la contraposición entre lo apolíneo y lo dionisiaco.

Para Nietzsche la vida tiene 2 fuerzas contrarias: La vida es voluntad de poder:
fuerza creadora, deseo de procrear, voluntad de existir, voluntad de vivir…Pero la vida también es muerte, dolor, negación de la voluntad de vivir. Por eso Nietzsche tiene una visión trágica de la vida: la vida es una lucha de fuerzas contrarias entre sí (vida-muerte, placer-dolor…).

Nietzsche traza una clara división en la historia de la humanidad: antes de Sócrates y después de Sócrates: Antes de Sócrates: En la Grecia Clásica anterior a Sócrates, las dos fuerzas contrarias que forman la vida se expresaban en el teatro a través de la tragedia. Nietzsche llamó a las dos fuerzas contrarias: Lo apolíneo (en referencia al dios Apolo): la belleza, el orden, la luz, la medida, el límite…Lo dionisiaco (en referencia al dios Dionisos): la fealdad, el caos, la oscuridad, la orgía, el descontrol…El protagonista de la tragedia griega se enfrenta a su destino, lo que le lleva a la desgracia y a la tragedia. En consecuencia, el sufrimiento es inevitable, por lo que hay que aceptar la vida como es: aceptar el placer y el sufrimiento; aceptar lo bello y lo feo. Después de Sócrates: Sócrates inicia el pensamiento racionalista de la cultura occidental: se apoya en lo apolíneo y se olvida de lo dionisiaco. Este olvido de una de las 2 fuerzas de la vida (lo dionisiaco) es para Nietzsche el principio de la decadencia de Occidente. Además, el cristianismo, que se apoya en la filosofía de Sócrates, también se olvida de lo dionisiaco. Por eso Nietzsche: Rechaza tanto a Sócrates como al cristianismo: se han olvidado del lado dionisíaco de la vida. Pide recuperar el lado dionisíaco de la vida para recuperar la vida completa (=formada por las 2 fuerzas contrapuestas).

Nietzsche ataca la cultura occidental porque en ella la racionalidad (lo apolíneo) se ha impuesto al instinto (lo dionisiaco). Para demostrarlo, Nietzsche: Usará el método genealógico para buscar el origen de los conceptos básicos de la cultura occidental. Descubrirá las fuerzas contra la vida (lo apolíneo) son las que impulsan los valores de Occidente.

Aplicando el método genealógico, Nietzsche observa que en las sociedades antiguas: Lo bueno era lo noble y lo relacionado con los señores, las riquezas y el poder. Lo malo era lo plebeyo y lo relacionado con los pobres, la pobreza y la esclavitud. Pero llegó un momento en que los pobres se rebelaron contra esta situación, lo que produjo una transvaloración o transmutación, es decir, un cambio radical de los valores: lo malo se convirtió en bueno y lo bueno se convirtió en malo. Esta rebelión de los pobres fue por resentimiento: los pobres atacaban los valores de los ricos, que nunca podrían alcanzar. Nietzsche distingue entre: La moral de los señores: Es propia de los nobles de las sociedades antiguas. Se caracteriza por su voluntad de poder, voluntad de superación, fuerza vital, energía creadora. La moral de los esclavos: Es propia de los hombres vulgares, plebeyos y serviles. Se caracteriza por el resentimiento hacia los nobles y la voluntad de igualdad entre todos, lo que lleva a la mediocridad de todos. Debido a la rebelión de los pobres, la moral de los esclavos se ha impuesto en la cultura occidental.

Para Nietzsche, toda la historia de la filosofía es un error porque: Sócrates impuso el pensamiento lógico y racional. Platón quitó valor al mundo sensible y situó el bien en el mundo de las ideas, fuera de la realidad. El cristianismo mantuvo estas ideas de Sócrates y Platón, y plantea que el bien está más allá de este mundo (=en el cielo). En consecuencia, ha triunfado la moral de los esclavos: Se ataca la realidad que nos llega por los sentidos. Se renuncia a alcanzar el bien en esta vida, hay que esperar a la “otra vida” después de la muerte.

Nietzsche propone la “muerte de Dios”, es decir, la renuncia a todo lo que ha sometido a la vida durante toda la historia: Dios, el Estado, la razón, el progreso, la ciencia…Para conseguirlo, Nietzsche usará el nihilismo, es decir, la negación de los valores tradicionales y su sustitución por nuevos valores. Pero Nietzsche advierte que se pueden dar 2 tipos de nihilismo: El nihilismo pasivo: ante la desaparición de los valores tradicionales, surge la angustia y la desorientación. El nihilismo activo: ante la desaparición de los valores tradicionales, hay que crear nuevos valores para dar sentido a nuestras vidas.

Para explicar el nihilismo activo, Nietzsche recurre a la figura de Zaratustra, un profeta persa del s. VII a.C. que anunciaba en su época la llegada de un “hombre nuevo” o “superhombre”. Zaratustra pregona la muerte de Dios y anuncia que estamos en la época del “último hombre”, el que ve cómo se hunden sus valores tradicionales. Este “último hombre” es víctima del nihilismo pasivo, ya que no es capaz de crear nuevos valores que sustituyan a los valores tradicionales. El “último hombre” será sustituido por el “Superhombre”, que será capaz de asumir la “muerte de Dios” y de crear sus propios valores. Para que el “último hombre” se convierta en un “superhombre” tienen que darse 3 transformaciones: El camello se transforma en león: representa al “último hombre”: se arrodilla ante Dios, los valores tradicionales y la moral tradicional.
El león se transforma en niño: representa la etapa intermedia: deja de arrodillarse, se niega a seguir los valores y la moral tradicionales, pero aún es incapaz de crear nuevos valores. El niño: es el símbolo de la vida, capaz de crear nuevos valores gracias a su inocencia.

Mientras la tradición occidental nos dice que la historia es lineal, con un principio (el nacimiento del universo) y un final (el fin de los tiempos), Nietzsche señala que la historia es circular: no hay principio ni fin, todo se repite constantemente: el eterno retorno.

Para finalizar, decir que la ética de Nietzsche ha influido en la filosofía y la cultura del s. XX: el anarquismo, el nazismo, el existencialismo e, incluso, el cristianismo. También a pintores y escritores. Nietzsche ha influido en Heidegger, Jaspers y Fink.


Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.