Método deductivo de descartes

Share Button

La edad Moderna se caracteriza por la cristalización de las monarquías absolutas, el ascenso de la burguesía, que impone la convicción de que la naturaleza puede ser manipulada y adaptada a las necesidades del hombre mediante el trabajo. La burguesía defiende que los privilegios se adquieren por el esfuerzo y el trabajo. En cuanto a la religión, ésta deja de tener influencia en el ámbito social para ceñirse al marco de la conciencia.

En la Fª moderna suele distinguirse dos grandes periodos: el primer periodo (s. XVII) está dominado por 2 grandes corrientes: el racionalismo y el empirismo, cuyas áreas geográficas son Europa continental y  las islas Británicas. El 2º periodo es el de la Ilustración (s. XVIII), que se desarrolla en Francia, Alemania e Inglaterra. Este periodo culmina con la obra de Kant (idealismo transcendental); si bien, Kant representa ya la superación de la modernidad.

La fª moderna hace del conocimiento el problema central de la filosofía.
Así, se investiga el problema del método, la validez, la posibilidad y el alcance del conocimiento humano. La fª moderna toma como referencia el modelo de conocimiento de la ciencia.
De ahí, que el racionalismo ponga el énfasis en las matemáticas y el proceso deductivo, mientras que el empirismo dará importancia a la física y a la inducción.

Orientación general del Racionalismo

Se caracterizan, por su absoluta confianza en la razón humana. Para precisar el significado de la relevancia dada, al papel de la razón hay que atender a dos aspectos: a) – el origen del conocimiento y b) – el ideal del conocimiento.

a) El conocimiento tiene su origen en la razón: identifican conocimiento científico y válido con conocimiento racional. La razón es la única fuente de conocimiento válido a diferencia de la información proporcionada por los sentidos, que es confusa y engañosa.

b) El ideal de conocimiento es el de un sistema deductivo, análogo al modelo matemático: sistema en el que, a partir de unas ideas o principios primeros, evidentes por sí mismos, se deducen las demás verdades.los racionalistas adoptan la matemática como modelo de saber, con la convicción de que sólo así puede la filosofía aumentar su conocimiento sobre la realidad y obtener de ésta un conocimiento seguro; su posición es la estructura de la realidad es de índole matemática. Todo esto explica la preocupación general de los racionalistas por el método, un método que Descartes y Spinoza aplican al estilo de los geómetras. De otro modo: es preciso buscar una filosofía única y verdadera, un saber universal y válido para todos, El racionalismo supone, precisamente, una búsqueda  incansable de esa seguridad a través de la aplicación de un método universal.

Notas biográficas y obras de Descartes

René Descartes (1596-1650) nace en La Haye (Turena, Francia), en el seno de una familia noble y acomodada. Su apellido es des Cartes por eso es filosofía cartesiana.
Estudia en los Jesuitas de La Flèche. En él se daba especial importancia a las matemáticas, teóricas y prácticas. Al abandonar La Flèche, Descartes, quiso olvidar lo aprendido, con excepción de las matemáticas.

En adelante, Descartes se propondrá estudiar en “el gran libro del mundo”. En 1618 parte hacia Holanda para hacer su instrucción militar. Al año siguiente, comenzada la Guerra de los Treinta Años se alista en el ejército. Pero el 10 de noviembre de 1619, por la noche, tiene una visión en la que se le manifiesta la necesidad de buscar un método universal que dé consistencia a todo el saber, su propio método, con la idea de reconstruir y unificar todas las ciencias. Creó las “coordenadas cartesianas”, que unificaban la aritmética, el álgebra y la geometría. Estos descubrimientos le llevaron a la idea de la mathesisuniversalis, una ciencia general que explicara todos los conocimientos según el proceder matemático.

En 1629 fija su residencia en Holanda, En Holanda empezó a componer un tratado de metafísica que debía ser el prototipo de las Meditaciones, y en 1633 terminaba el Tratado del Mundo; pero renunció sin más a la publicación del mismo, para evitar un conflicto abierto con la Iglesia tras la condena de galileo. este tratado fue después reelaborada por Descartes en una nueva obra que resumía también su filosofía y que publicó en latín con el título de Principia philosophiae.

En 1637 publicó el Discurso del método, y en 1641, las Meditaciones metafísicas. Años después recibió la invitación de la reina Cristina de Suecia a trasladarse a Estocolmo (1649), para instruirla en su filosofía. La única responsabilidad del filósofo era dar a la reina cada día su clase particular de filosofía. la hora de clase era a las cinco de la madrugada; Descartes no pudo soportar el frío habitual de Suecia durante el amanecer; a principios de febrero de 1650 enfermó de pulmonía y el día 11 del mismo mes murió. Tenía 54 años.

Punto de partida y objetivo de la Filosofía cartesiana El punto de partida de Descartes es su actitud crítica frente al saber escolástico. Sólo las matemáticas convencen, debido a la claridad y evidencia de sus razonamientos. La filosofía, es un escenario de disputas sin término, además de dudosa. Y las restantes ciencias toman sus principios de la filosofía, deben resultar, también ellas, dudosas. El objetivo de la filosofía será “el logro de la verdad filosófica mediante el uso de la razón”.  Descartes mantiene la tesis del carácter unitario del saber,  su propósito es desarrollar un sistema de proposiciones o verdades en el que no se diera por supuesto nada que no fuera evidente por sí mismo e indudable. Por Filosofía entiende “el estudio de la Sabiduría”; la sabiduría es  no sólo la prudencia en la acción, sino también un conocimiento perfecto de todo lo que el hombre es capaz de conocer”. Para Descartes, el edificio del saber es un “todo orgánico”, un saber unitario en el que la metafísica constituye los cimientos del mismo; es como las raíces de un árbol (analogía en sus Principios de Filosofía); de ella se nutre la filosofía natural o física (tronco) y, por último, las ciencias particulares (ramas) como la medicina, mecánica y moral (último grado de la sabiduría) que dependen de la física. En consecuencia, el objetivo más inmediato de Descartes será el de sanear los cimientos o raíces del edificio del saber, el de la metafísica. Para ello, Descartes rechaza toda autoridad y no admite ninguna opinión como verdadera a no ser que se ajuste a las exigencias de la razón. Al logro de este objetivo, responden la exigencia cartesiana de poseer un método, así como el uso de la duda. La exigencia cartesiana conecta con el individualismo que se identifica con el afán de libertad y, a la vez, con una actitud de cautela. Esto es: el individuo es el protagonista en el proceso de conocimiento de la realidad; y, este conocimiento no debe estar tutelado por ninguna autoridad. Esta autonomía del sujeto supone, a su vez, una reivindicación de la libertad; si bien, este afán de libertad conlleva el peligro de equivocarse y caer en el error. De ahí, que el sujeto busque un criterio que evite el fallo, el error y el fracaso. La búsqueda de este criterio va a ser la clave en la filosofía cartesiana.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.