La voluntad general

Share Button

ESP D L ILU.La Ilustración o Siglo de las Luces fue una actitud de total

confianza en la razón que abarca desde la Revolución inglesa de 1688
hasta la Revolución francesa de 1789.Los intelectuales franceses más relevantes de la época publicaron la Enciclopedia, mediante la cual pretendían la difusión de las ideas ilustradas. Las principales ideas y actitudes que la caracterizan son:La razón ha de independizarse de elementos ajenos a ella.La religión se racionaliza.(Si Dios no existiera, habría que inventarlo).La ciencia aporta niveles de progreso.El ser humano debe ser autónomo moralmente.La tolerancia es la virtud principalEl poder político debe residir en el pueblo.TEM D L FILO D ROUSS.El propósito de la filosofía aparece delineado en sus dos primeras obras, en las que presenta al ser humano en posesión de una bondad natural que ha corrompido el desarrollo excesivo de las artes y las ciencias.Según Rousseau, todos los individuos eran iguales y libres en el estado de la naturaliza, donde se comportaban como buenos y pacíficos hermanos. Las desigualdades y ataduras procedían de la cultura y vida en la sociedad.
El estado de naturaleza.Rousseau pensó que era imprescindible conocer la vida humana en el estado de naturaleza para abordar la situación del hombre de su tiempo. Para ello lo reconstruyó como hipótesis.Supuso que el hombre primitivo se caracterizaba de los animales por su entendimiento, voluntad y libertad, la cual lo empujaba a ser activo e inteligente. Además señaló la perfectibilidad, la capacidad de perfeccionarse a sí mismo, lo que dio lugar a la relación entre los individuos y el orden social.
Rousseau concibió al ser humano como un ser asocial, libre y feliz,aislado de sus semejantes, vivían una vida pacífica en la que reinaba la igualdad entre ellos.En el estado de naturaleza, supuso Rousseau, los hombres se movían por un sentimiento innato, el amor de sí. Junto a este sentimiento poseían la compasión, consistente en una sensación espontánea de disgusto ante el sufrimiento de sus iguales.3.2. La educación.
Rousseau planteó un programa educativo, del que distinguíó tres etapas:Formación física.Corresponde a la infancia. En ella, los niños deben crecer en armónía con la naturaleza. Señaló diversos principios para la educación de los niños:Facilitar su libertad de movimiento.Impartir una educación antiautoritaria.Tratar a los niños como tales.Partir de los intereses de los infantes.Huir del memorismo.Educación moral y religiosa.Comienza en la infancia, pero abarca principalmente la adolescencia. Debe procurar el adecuado desarrollo de los sentimientos,
empezando por el amor de sí.Hay que eliminar las pasiones que proceden de la vida en sociedad, que son las que acrecientan nuestro egoísmo.En el período de formación moral, aparece la voz de la conciencia,un sentimiento interior que nos hace semejantes a Dios.También la adolescencia en el momento oportuno para la educación religiosa. Rousseau admitíó la existencia de Dios como un ser superior. Consideró necesaria una religión natural o religión del hombre,para regenerarlo y evitar que actúe con insensatez. Junto a la religión del hombre, sostuvo que se debía añadir una religión civil o del ciudadano,en la que el Estado nos encamina a cumplir los deberes cívicos.Educación social y política. Pertenece a la madurez y se adquiere viajando por diversos países. En esta etapa, además, se profundiza sobre el origen y la constitución de la sociedad.3.3. La política.Para Rousseau el hombre había sido libre en el estado de naturaleza, pero se hallaba encadenado en el orden social. Sin embargo,pensó que los seres humanos no podían prescindir de la sociedad,porque solo unidos podían solventar sus necesidades. Es decir, unidos se hacen fuertes y garantizan su supervivencia.Es un concepto abstracto que significa “todos los seres particulares”, sin diferencia en ellos. El concepto de ser es siempre el mismo.Planteó que la necesidad que tenemos de vivir unidos para remediar nuestras carencias se podían transformar en algo que acrecentase nuestra libertad.El contrato social. La sociedad, por tanto, es algo necesario para la subsistencia de los seres humanos, pero tiene dos inconvenientes: la presencia de una autoridad que restringe la libertad de los individuos y la propiedad privada.Frente a estos dos inconvenientes propuso situar el fundamento del orden social en un contrato entre individuos libres que crearan una agrupación social para lograr un doble objetivo:Proteger a las personas y sus bienes mediante la suma de fuerzas de todos los asociados.Permitir que cada miembro siga siendo libre.Por tanto, el contrato social presenta dos notas definitorias:La aparición de una voluntad general a la que se han de someter todas las voluntades de los individuos y de los grupos que componen el conjunto social.La consideración de los miembros de este conjunto social como partes indivisibles del todo.Como consecuencia, el contrato social produce un cuerpo moral y colectivo con vida propia, un yo común, independiente de cada una de sus partes.La voluntad general. Para Rousseau el pacto social genera una voluntad general a la que se deben supeditar las voluntades particulares. Afirmó que la voluntad general es la voluntad del cuerpo social, suma de todas las voluntades individuales. Sin embargo, no se ha de confundir la voluntad general con la de todos, que es una suma parcial de voluntades particulares.Además señaló que, viviendo en sociedad, los ciudadanos pierden su libertad natural, pero ganan la libertad civil y la propiedad sobre aquellas cosas que poseen. Solo con la libertad civil se adquiere una auténtica libertad moral,puesto que con ella el hombre depende de sí mismo. Según este planteamiento, los ciudadanos solo son libres cuando gobierna la voluntad general.El soberano. Se llama soberano al cuerpo social cuando es activo, es decir, cuando ejerce la  cción de gobierno. El gobierno reside en el poder legislativo. Las leyes son expresión de voluntad del pueblo entero, por tanto, el ciudadano es súbdito y soberano. Rousseau consideró que el contrato lleva consigo un compromiso recíproco entre el organismo social y los particulares, un compromiso de los individuos asociados con ellos mismos.A pesar de que dentro del cuerpo social pueden existir distintas voluntades, el individuo en sociedad se encuentra disuelto en el conjunto;no es más que una parte del soberano, cuya voluntad general debe acatar inexorablemente.La voluntad individual y la voluntad social no pueden ir por separado. Además, sostuvo, por otra parte, que la soberanía no estransferible, pues pertenece a la voluntad general en exclusiva, ni divisible, ya que no se puede dividir la voluntad general.4. Relevancia y repercusión.Desde el punto de vista moral, Rousseau ejercíó una notable influencia en el pensamiento ético kantiano.No obstante, sus teorías políticas son las que más influencia han ejercido y han sido objeto de interpretaciones contrapuestas. Es el caso de su doctrina de la voluntad general, su aportación más original.Unos consideran que avala la democracia y el liberalismo político,ya que el poder ha de residir en el pueblo.Por otro lado, el socialismo y el marxismo también se apoyaron en el concepto de voluntad general rousseauniano, porque se estimó que solo la voluntad del pueblo en su conjunto puede eliminar las injusticias.
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.