El método cartesiano: ideal matemático de certeza, duda metódica y criterio de verdad.

Share Button
Método CARTESIANO
A modo de introducción en la siguiente redacción trataremos los nudos del conocimiento humano obtenido mediante la intuición  y la deducción. A continuación desarrollaremos el método cartesiano donde a través del ideal matemático de certeza establecen las bases de su filosofía. Este sistema filosófico está basado en cuatro reglas evidencia análisis síntesis de un emo en acción. El siguiente. Tratar será el de la duda metódica cartesiana cuyo objetivo es encontrar verdad es absolutamente cierta sobre las 4 y no sea posible dudar. Los tres motivos de duda Descartes serán la duda sobre la fiabilidad de los sentidos la hipótesis del sueño y la del genio maligno. El último. Tratado será el criterio de verdad conocido como el cogito pienso luego existo. Para empezar la filosofía se preocupaba por el problema del conocimiento. Desde ahí partirán las dos grandes escuelas de este siglo Racionalismo y Empirismo. Por un lado del Racionalismo cuyo mayor representante es Descartes defiende la primacía de la razón para alcanzar la verdad. En cuanto al Empirismo que defiende que nuestro conocimiento procede en última instancia los sentidos. El punto de partida de los interistas significa un rechazo de las ideas innatas del tipo platónico. Por tanto una vez representada en las dos escuelas filosóficas partiremos de dos operaciones básicas de la razón la intuición y la deducción y su modo propio de conocer desde las cuales Descartes procede a elaborar el método de las ciencias y fáciles mediante las cuales el que las observen exactamente no tomara nunca nada falso por verdadero y no empleando inútilmente ningún esfuerzo de la mente sino aumentando se emprega gradualmente su ciencia y ahora el conocimiento verdadero de todo aquello que es capaz. En el primer modo la intuición es una especie de luz natural por medio de la cual captamos de manera inmediata y sin posibilidad de duda o error ideas simples absolutamente verdaderas porque son evidentes de por sí. Estas ideas siempre son las ideas claras y distintas a las que Descartes denomina también naturalezas simples. En segundo lugar la deducción da de fina como todas de inferencia necesaria a partir de otros hechos que son conocidos con certeza. Partiendo de una naturaleza simple vidente de por si el razonamiento deductivo será una sucesión ordenada de evidencias de tal manera que la conclusión que se alcance será tan evidente con la voz las mismas ideas claras y distintas de las que parte. Partiendo de estos modos de conocimiento la inspiración de Descartes qué es claramente matemática y considera que la geometría tiene las ramas necesarias para hacer avanzar el conocimiento filosófico. De esta forma la geometría parte y desarrolla una cadena de razones simples y fáciles esto quiere decir que cumple con las necesidades de las ideas claras y distintas que serán descubiertas por la intuición y unidas por la deducción. Otro aspecto importante es no aceptar como verdadero nada de lo que no se diga absoluta certeza. Todo está metida duda y las ideas que resistan serán las verdades evidentes descubiertas por la intuición. Porque no se debe respetar el orden necesario de la defunción y pasar de vivencia vivida día para adelgazar la verdad. Descartes de vuestra muy satisfecha con su formación excepto por matemática al resto de las enseñanzas las consideraba con falsas y falsas. Para Descartes la única garantía de verdad es el método y solo encuentra verdad las matemáticas. Único que diferencia las matemáticas es la utilización de un método que si se extendiese a todas las otras ciencias Ateneo conocimientos verdaderos. La razón es única de ahí que sabe si aún y que por tanto debe haber un único método para alcanzar la sabiduría. Las cuatro reglas de Descartes establece son cuatro procesos en los que ha resumido su análisis y reflexión sobre el método de las matemáticas y su aplicabilidad de la filosofía con los que pretende la universalización del método geométrico. Tiene que proceder a formular unos preceptos que sean tan simples. La dirección es no admitir nunca ninguna cosa como verdadera si no es evidente evitar cuidadosamente la precipitación y la prevención y no crees nada más que en los juicios que se presentan tan clara y distintamente al espíritu que no tuviera ocasión de ponerlo en duda. Como decimos hay dos elementos importantes en primer lugar evitar la precipitación y la prevención pues son dos causas de errores. La precipitación es aceptar como evidente lo que es confusa y oscuro y la prevención es el error contrario no aceptar como evidente aquello que es claro y distinto. El análisis nos propone el análisis minuciosa de los problemas hasta reducirlas a las ideas simples. A partir de las 10 las dos naturalezas simples de levanta todo edificio del conocimiento. La síntesis nos explica con claridad la vía de la deducción. En este proceso de la síntesis están interviene el segundo modo de conocimiento segunda operación fundamental del entendimiento, la deducción. Y la numeración estando el análisis como de la síntesis. Lo que realiza mediante el recuento es la prueba del análisis y mediante la revisión es la de la síntesis. Lo que se pretende al final de las enumeraciones es extender la evidencia de la intuición a la deducción. Una vez encontrado el método Descartes a encontrar verdad es absolutamente ciertas pero por donde empieza la búsqueda la respuesta y el primer momento de este proceso de búsqueda del conocimiento verdadero es la llamada duda metódica no admitir jamás ninguna cosa como verdadera y tanto no la conociese con evidencia. Tres eran los motivos de duda aportados por Descartes y qué escalonadamente alcanza la máxima radicalidad. En primer lugar la duda sobre la fiabilidad de los sentidos los sentidos nos permiten ponernos en contacto con el mundo material y nos proporciona 1 conocimiento de cosas que nosotros solemos de aceptar como verdadero pero también sabemos que a veces los sentidos pueden engañarnos. Para conocer hasta dónde está dispuesto a dudar de los sentidos Descartes plantea la segunda razón de duda la hipótesis del sueño la imposibilidad de distinguir la vigilia del sueño. A veces tenemos sueños tan reales que solo al despertar somos conscientes de que se trataba de un sueño. Por tanto la hipótesis del sueño nos lleva a dudar de las cosas tal y como las vemos y de la misma existencia de las propias cosas y de sus cualidades primarias. Esto lleva el paso más radical la hipótesis del genio maligno o duda hiperbólica. Se trata de una hipótesis improbable pero no imposible por tanto generadora de duda en la que se pone que no existe un verdadero Dios y no un genio maligno rallador y poderoso. La duda metódica no lleva la Descartes al escepticismo que se basa en la creencia de que el conocimiento no era posible por tanto duda de todo al contrario Descartes extraer a la primera certeza absoluta del escepticismo cogito ergo sum la existencia del sujeto que piensa. Esta vez a resiste toda duda por muy radical que sea incluso resiste a la del genio maligno pues el propio hecho de dudas de ser engañados prueba de su verdad. Como conclusión Descartes plantea el problema del conocimiento y parte de los modos de conocer intuición y deducción que le llevarán al conocimiento verdadero. Para conseguirlos de bazar en el método de las matemáticas que parte ideas claras y distintas y qué son resultas por la deducción respetando cada uno de los pasas. Para la aplicación del método matemático establece cuatro fases evidencia análisis síntesis ion John. Una vez que establece el método se da cuenta de que no puede admitir nada como verdadero y tanto que no sea evidente. Por tanto toda la de todo y plateada tres motivos de duda la fiabilidad de los sentidos la hipótesis de señora para tesis del genio maligno. De aquí a traer a su primera verdad absoluta.
Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *