Resumen de la película de San Agustín de Hipona

Share Button
El Cristianismo tuvo su origen en Judea (Palestina) Esta religión defendía la idea de un único Dios verdadero y transcendente, lo cual provocó entre los romanos reacciones, que acabaron en persecuciones, Durante los tres primeros siglos de nuestra era, el  Cristianismo ,    especialmente en las provincias orientales. En el año 313 el emperador Constantino promulgó el Edicto de Milán. El emperador Constantino, ejerciendo,  convocó el Concilio de Nicea, para resolver el conflicto teológico entre el arrianismo (que no consideraba que Jesús fuera Dios) y el catolicismo (que defiende la naturaleza divina y humana de Jesús). Este concilio declarará como doctrina verdadera la católica. Con el emperador Teodosio, en virtud del Edicto de Tesalónica, del año 380, el Cristianismo pasó a convertirse en la religión oficial del Imperio Romano. A su muerte, el Imperio quedó dividido entre sus hijos, de forma que Arcadio sería emperador de Oriente y Honorio.El Imperio Romano de Oriente sobreviviría mil años más, pero el Imperio Romano de Occidente sucumbíó a causa de las invasiones bárbaras.Siendo emperador Honorio, los visigodos, asaltaron Roma. Los vándalos,cruzaron el estrecho de Gibraltar y llegaron hasta Numidia y el África Proconsular, provincias romanas en el Norte de África. San Agustín murió en 430, durante el asedio de la ciudad de Hipona por los vándalos. El año 476 como la fecha que marca la caída del Imperio Romano de Occidente y que da comienzo a la Edad Media.
3. PROBLEMA DEL CONOCIMIENTO.
Uno de los problemas fundamentales de la filosofía cristiana es el de las relaciones entre fe y razón, puesto que el cristianismo, como la mayoría de las religiones, se basa en la aceptación por parte del creyente de unas verdades reveladas jpor Dios a los hombres con el fin de alcanzar la salvación. La razón es la fuente natural de conocimiento para el ser humano. Produce la Filosofía, conjunto de verdades a las que se llega investigando por medio de nuestra propia razón.La fe es una fuente de conocimiento sobrenatural. Produce la Teología Revelada, conjunto de verdades reveladas por la autoridad de los libros sagrados.Para San Agustín razón y fe colaboran de la única verdad que existe, el cristianismo. Una verdad a la que se puede acceder por dos caminos: la razón, que nos acerca a ella parcialmente, y la fe, que nos la da a conocer en plenitud. Por lo tanto, fe y razón no sólo son compatibles sino que, además, la verdadera religión es también la verdadera filosofía ya que la filosofía, si es correcta y no se desvía de la verdad, estará necesariamente de acuerdo con los contenidos de la fe. Esta colaboración se realiza del modo siguiente: La fe ilumina a la razón (Cree para comprender) ya que es preciso creer para poder entender Por otro lado, la fe se vale de la razón (comprende para creer) ya que la comprensión racional de la doctrina cristiana es la forma más elevada y auténtica de la fe. San Agustín había simpatizado en su juventud con las tesis del escepticismo. San Agustín replica afirmando la necesaria certeza de la propia existencia. Aun en el caso de que me engañase en todos mis juicios, no dejaría de existir.Según San Agustín, un hombre puede estar seguro de que existe porque está vivo. Además, está claro de que ese hombre entiende tanto el hecho de su existencia como el hecho de que vive. Por lo tanto, existimos y sabemos que existimos. San Agustín proclama, pues, la certeza de lo que conocemos por la experiencia interior, por la autoconsciencia.El punto de partida para la búsqueda de la verdad se halla en la intimidad de la conciencia, en un proceso de interiorización que lleva al hombre más allá de sí mismo El logro de un conocimiento pleno y absoluto consiste en una dialécticaascendente que consta, como en Platón, de las siguientes etapas: Conocimiento sensible: Compartido por el hombre con los animales, es el grado más bajo del saber, no puede considerarse un conocimiento fiable y válido debido a la inestabilidad de las cosas sensibles. Conocimiento racional inferior (Ciencia): En parte es sensible ya que se refiere a las cosas del mundo y en parte es racional ya que aspira a verdades generales o universales. El hombre es capaz de formar juicios racionales a propósito de cosas corpóreas, y percibirlas como aproximaciones a sus modelos eternos. Este nivel de conocimiento es racional, de modo que es peculiar al hombre y no es compartido por los animales Conocimiento racional superior (Sabiduría): Es el conocimiento inteligible, puramente racional. Trata de la contemplación de las esencias, verdades absolutas, necesarias y eternas (Ideas) sin intervención de la sensación.San Agustín adopta la tesis neoplatónica que sitúa las Ideas o esencias eternas e inmutables en la mente de Dios, ya que si son eternas e inmutables, no pueden tener su origen en el alma humana, finita y limitada, sino sólo en la inteligencia divina.A diferencia de Platón, San Agustín niega que el acceso a la verdad se produzca a través del recuerdo o reminiscencia del alma. El acceso a la verdad se produce por iluminación. Las Ideas se encuentran en la mente de Dios. Dado su alejamiento de lo sensible, realidad en la que se encuentra el hombre, las ideas sólo se pueden conocer mediante esa especial iluminación que Dios concede al intelecto. La teoría de la iluminación está inspirada en la Idea de Bien platónica como el solque ilumina el mundo inteligible (símil del sol)San Agustín defiende esta teoría de la iluminación porque la mente humana es mutable y temporal, de modo que lo que es inmutable y eterno la trasciende y parece no estar al alcance de su capacidad.
Biografía
Aurelio Agustín nacíó el año 354 en Tagaste Hijo de Patricio, un pequeño propietario rural, y de Mónica, nacíó en el seno de la familia con una posición económica desahogada, lo que le permitíó acceder a una buena educación. Sus primeros estudios los realizará en Tagaste, dedicándose principalmente a la retórica y a la filosofía. Agustín llevará en Cartago una vida disipada, orientada hacia el disfrute de todos los placeres sensibles. En esa época convivirá con una mujer con la que tendrá un hijo.La lectura del Hortensio de Cicerón le causara una honda impresión que le acercará a la filosofía, adhiriéndose a las teorías de los maniqueos, hacia el año 373. Luego de un año en Tagaste, donde enseñará retórica, regresa a Cartago, donde abrirá una escuela en la que continuará sus enseñanzas hasta el año 383.Ese mismo año se trasladará a Roma, y luego a Milán, donde enseña retórica. De nuevo la lectura de Cicerón, ya abandonado el maniqueísmo, le acercará al Escepticismo, descubre también la filosofía neoplatónica, leyendo las traducciones que había hecho de Plotino al latín Mario Victorino.La intensa lucha moral culmina en la famosa escena que tuvo lugar en el jardín de su casa, cuando San Agustín oyó la voz de un niño que, desde lo alto de un muro,gritaba una y otra vez (Toma y lee) Abríó al azar el Nuevo Testamento y fue a dar con las palabras de San Pablo en la epístola a los Romanos que decidieron irreversiblemente su conversió. Tras la muerte de su madre, se traslada a África el año 388, establecíéndose en Tagaste donde fundará un monasterio en el que permanecerá hasta el año 391.En Hipona fundará otro monasterio y desarrollará una fecunda actividad filosófica y religiosa, destacando el carácter polémico contra las diversas herejías a las que se enfrentaba el cristianismoLas principales herejías que combatíó San Agustín fueron las siguientes:o El donatismo: movimiento religioso cristiano iniciado en el siglo IV en Numidia, que nacíó como una reacción ante el relajamiento de las costumbres de los fieles. Iniciado por Donato, obispo de Cartago, aseguraba que sólo aquellos sacerdotes cuya vida fuese intachable podían administrar los sacramentos.O El pelagianismo: doctrina que negaba la existencia del pecado original, falta que habría afectado sólo a Adán; por tanto la humanidad nacía libre de culpa y una de las funciones del bautismo, limpiar ese supuesto pecado, quedaba así sin sentido. La doctrina se denomina así por Pelagio, monjebritano que vivíó entre los siglos IV y V d. C. Y que sufríó una dura persecución por parte de la Iglesia de Roma a causa de sus ideas heréticas.Para Pelagio, el hombre es naturalmente capaz de obrar virtuosamente sin necesidad del socorro extraordinario de la gracia.
Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *