Definición de heteroeducación

Share Button

conocimiento: cualquier conocimiento es una elaboración de la continua revelación en que consiste primariamente el vivir, un desarrollo del primer atributo fundamental de la vida.
La teoría del conocimiento de Ortega es el perspectivismo, según el cual todo conocimiento, incluido el de las ciencias matemático-experimentales, es una perspectiva histórica sobre el universo.No hay un conocimiento absoluto sub specie aeternitatis. En Occidente, la filosofía ofrece la perspectiva radical e integradora sobre el universo que orienta el vivir humano.

evidencial: el primer atributo fundamental de la vida es su manifestación inmediata al yo viviente, que la vive dándose cuenta de todo lo que hace. La vida es aspecto y visión, por ello el ojo tiene que trasladarse a ella y hacer de la realidad misma su punto de vista. La metáfora del ojo de Horus sugiere este ser el evidencial de la vida. El Dios egipcio de la luz es Horus, al que representaban con la cabeza de un halcón y cuyos ojos son el sol y la luna.

existencia: Heidegger expuso en ser y tiempo la constitución esencial de la existencia desarrollando la estructura ser-en-el-

Mundo

Ortega se sirvió de esta concepción para exponer su intuición de la vida como realidad radical.


fatalidad: se refiere al segundo atributo fundamental de la vida y sugiere la condición mundana y circunstancial del yo viviente. No implica una filosofía determinista de la historia, como si la vida humana estuviera predeterminada desde su principio, menos aún de una concepción fatalista del vivir humano.

mundo: es la totalidad abierta que sobrepasa cada horizonte. Es la totalidad de las perspectivas. Uno de los errores que comete el Racionalismo es confundir su punto de vista con el mundo, como si un punto de vista pudiera comprender la totalidad de las perspectivas.

Circunstancia


Todo aquello que está a nuestro alrededor. Uno no vive solo sino que coexiste con todo lo que le rodea. No es el primero yo y luego el mundo, sino ambos a la vez. El mundo que nos rodea y nos afecta es inseparable de cada uno de nosotros y para salvarnos tenemos que comprender, amar…

tiempo: no es la sucesión de instantes o duración que miden los relojes. No se refiere al tiempo físico, ni al biológico, sino al tiempo histórico, que discurre sobre aquél. Este tiempo modal es la articulación fundamental de vivir. Porque vivir es en el fondo decidir, el futuro es el modo. 

yo: es el yo que vive sus circunstancias en el mundo del que es inseparable. No es el sujeto pensante de Descartes ni la apercepción transcendental de Kant, sino un yo viviente, mundano e histórico, a quien se le revela su vida, arrojada en las circunstancias del mundo y proyectándose de continuo con su acción hacia el futuro.


la constitución de la vida

la vida es lo que hacemos y lo que nos pasa. Ortega prefiere llamar atributos, no categorías, a los componentes esenciales de la vida, para dar a entender que la vida no es una cosa, ni un hecho, más bien un acontecimiento. Las cosas tienen una naturaleza, un ser determinado, que puede ser definido, objetivado. La vida humana es acontecer, la sucesión de acontecimientos protagonizados por alguien y que componen su biografía, algo que no se puede definir ni objetivar de antemano. Estos atributos esenciales de la vida son condiciones generales de posibilidad de un acontecer, no componentes de su definición. En la lección ¿Qué es filosofía? Ortega expone tres atributos esenciales de la constitución histórica de la vida: primero su ser evidencial, luego su ser mundano y, finalmente, su ser temporal. Este orden de la exposición quiere reflejar un avance desde el exterior hasta el fondo de la vida que es el tiempo histórico.


la circunstancia

todo lo hacemos por necesidades circunstanciales, hasta lo más sublime, aunque nunca lo creamos así. Somos una mezcla inseparable entre carácter, circunstancia y azar y hemos de dar la cara a todo ello. Circunstancia es todo lo que se encuentra en nuestro horizonte vital: el cuerpo, el de los demás, las cosas, las biografías, la familia, las creencias… La circunstancia es nuestra situación y tenemos que comprenderla y elaborarla si queremos llevarnos bien con nosotros mismos. Mediante la circunstancia comunicamos con el universo.


la razón vital

la razón diferencial de un hombre de los demás animales, pero es un error definirlo como «animal racional». Los griegos daban demasiado importancia a la razón, y hay que pensar que la razón viene de la vida y es instrumento de la vida: antes de nada está el vivir y el querer. El pensamiento depende de que yo quiera o no pensar y lo que yo piense depende de la circunstancia personal e histórica que me haya tocado vivir. El deber y el pensar depender del vivir, del ser. El ser o no ser racional es una tarea histórica, no somos «substancialmente» seres racionales (Aristóteles). Hay que pensar juntas Razón y Vida (raciovitalismo). No es la vida para la inteligencia, al contrario, la inteligencia y la razón deben estar al servicio de la vida. Usamos la inteligencia y la razón y los conceptos para resolver los problemas que surgen en nuestra vida.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *