Condiciones materiales Marx definición

Share Button

Karl Marx INTRODUCCIÓN


La primera parte de la vida de Karl Marx (1818-1883) transcurríó en la Restauración y la segunda en el nacimiento del poder obrero. En su vida se distinguen diferentes etapas en las que empezó con la filosofía de Hegel, elaboró su propio pensamiento crítico, entró en “la liga de los comunistas” y elaboró el materialismo histórico. Las Fuentes del Marxismo son varias:
Economía clásica inglesa con David Ricardo y Adam Smith. Las semejanzas es que el elemento esencial en la creación de valor de una mercancía es el trabajo. Las diferencias son la Economía Clásica, Leyes capitalistas: leyes naturales eternas. Según Marx, el capitalismo es un producto de la historia. Reflexiona sobre el origen de la propiedad privada: alienación.
Socialismo utópico con Saint-Simón, Fouvier y Owen. Las semejanzas son las contradicciones que llevan consigo el capitalismo. Sin embargo, la diferencia es que el Marxismo comparte la «solución» de los socialismos utópicos ni su idea de que el capitalismo es algo «malo». Defiende la necesidad de un análisis científico.
Filosofía alemana con Hegel. Los elementos que asume Marx reinterpretándolos son la alienación y dialéctica. Los elementos que rechaza son el Idealismo por su reducción del ser al pensar y el Pensamiento burgués porque es inmovilista desde el punto de vista político «todo lo real es racional». Los elementos que comparten con Feuerbach son el Materialismo y la reducción de la religión a términos puramente humanos. Los elementos que rechaza son materialistas pero no comparten el tiempo de materialismo y que el hombre no es un ser meramente contemplativo, teórico. La TEORÍA ANTROPOLÓGICA de Marx aparece según Althusser, en la etapa del «joven Marx» o del «Marx humanista», de la teoría de la alienación. Algunas obras son: Manuscritos de París, Tesis sobre Feuerbach. Marx tiene una concepción diferente del hombre. Esta concepción se resume en que el hombre no tiene una esencia en general, sino que se hace a sí mismo transformando la naturaleza en relación con otros hombres, y a lo largo de la naturaleza:  Transformando la naturaleza ya que el hombre es un ser activo y práctico. La actitud fundamental es la actividad práctica-productiva («praxis») es decir el trabajo («lo que el hombre es coincide con su producción». La ideología alemana). En relación con otros hombres ya que el objeto de esa actividad es la transformación de la naturaleza (obra y creación del hombre). Y a lo largo de la historia, en esta actividad el hombre entra en relación con otros hombres, es decir es un ser social.
En esto se opone a Hobbes y Rousseau, que defendían que la sociabilidad humana surgía a partir de un pacto y es por tanto convencional. Tesis 6 sobre Feuerbach «el hombre es el conjunto de relaciones sociales». Esas relaciones han cambiado a lo largo de la historia y el hombre es un producto histórico (ser histórico). Esta concepción la desarrolla Marx al hilo de la crítica de las fuentes teóricas (economía política, filosofía alemana) como Hegel, Feuerbach o la economía clásica. Marx critica la concepción del hombre ya que: Frente a Hegel, considera que el hombre es el hombre concreto, sensible, corporal. En esto coincide con Feuerbach. Feuerbach, una vez concebido al hombre como ser sensible sigue dando prioridad a los aspectos teóricos, sobre los prácticos. Para Feuerbach el hombre se relaciona con el mundo a partir del conocimiento teórico. Marx antepone el trabajo material, a la mera contemplación. El hombre es un ser que gracias al trabajo transforma a la naturaleza humanizándola y se transforma a sí mismo naturalizándose. Al igual que Feuerbach, Marx considera que el hombre es un ser eminentemente social. Pero Feuerbach, al desconsiderar la capacidad autoproductiva del hombre no ve que la sociedad es un hecho histórico. Como consecuencia, dentro de cada tipo de sociedad las relaciones sociales serán distintas, por lo que el hombre será distinto. La economía clásica, al hacer del trabajo el elemento central en su creación de valor, sí ve los aspectos productivos del hombre. Pero considera al hombre como un simple animal de trabajo, y no ve que el trabajo es el medio de autorrealización libre humana de la que el hombre se encuentra alienado. Marx concibe al hombre como un hombre alienado. Marx critica la alienación en Hegel y Feuerbach. Según Hegel, el espíritu se aliena en la naturaleza y esta vuelve al espíritu. Feuerbach, según la religión, el hombre se aliena en Dios. Marx considera que la alienación religiosa no es lo fundamental. La alienación en Marx es la del trabajador o alienación económica. Producíéndose en el objeto, la actividad del trabajo, con la naturaleza, los otros hombres; la alienación sociopolítica. La alienación económica está en la base de la división de la sociedad. El Estado representa siempre los intereses de la clase dominante y se convierte en un poder enemigo. Marx acepta la alienación religiosa de Feuerbach, pero la considera como una consecuencia de la alienación económica y social.

Conclusión

El término «alienación» desaparecerá en los escritos posteriores de Marx, aunque no el concepto, en un intento de desprenderse de todo vocabulario de carácter idealista. Utilizará otros como «externidad». Según Marx, la propiedad privada será consecuencia de la alienación. Por tanto al desaparecer esta desaparece la propiedad privada. Esta será la finalidad del comunismo, tal como planteará en su materialismo histórico. El marxismo no consiguió transformar la realidad como había presentido Marx. Aun así, consiguió influir en pensadores como Lenin, Luckas, Sartre, Althusse, o los pensadores de la Escuela de Fráncfort. El marxismo inspiró las reivindicaciones de los movimientos obreros. El marxismo se dividíó en 2 ramas que terminaron juntas en la social democracia. /////////  (política de Marx) TEORÍA SOCIO-POLÍTICA: EL MATERIALISMO HISTÓRICO
Esta teoría, según Althusser, fue desarrollada durante la etapa del Marx maduro. Las obras más importantes son: La ideología alemana, El manifiesto comunista, Contribución a la crítica de la economía política.El materialismo se puede dividir en: histórico que es la interpretación de los procesos sociales y de la historia. Estos procesos se aplican a partir de las condiciones materiales de existencia de los hombres. Se opone al idealismo de Hegel y al materialismo de Feuerbach. La dialéctica según Hegel, es la concepción de la realidad, que la entiende como un proceso circular cuyo motor es la contradicción y tiene tres momentos: la tesis, la antítesis, y la síntesis. Marx, lo aplica a la historia. Aplicado a la sociedad, esto supone  que toda organización debe ser interpretada como el resultado de un proceso histórico. La historia es una sucesión de los modos con los que los hombres producen sus medios de vida. Las relaciones de producción son las que se establecen entre los distintos miembros de una sociedad histórica concreta en la realización de las actividades que aseguran la producción social de la vida. Estas relaciones, dependen de la división del trabajo y la distribución del beneficio. Es el origen de la lucha de clases que es el motor de la historia. Corresponden a una determinada fase de desarrollo de las fuerzas productivas que son la capacidad tecnológica de que dispone una determinada formación social, en un momento histórico concreto, para resolver las necesidades de la producción. Durante la revolución industrial y el nacimiento del capitalismo, se produjo el mayor desarrollo de estas fuerzas. Son clave en la explicación de la historia. La estructura económica, es la base real de la sociedad, que determina todos los demás aspectos. Es el núcleo de explicación de los conflictos sociales e históricos. Sobre esta base sitúa Marx las otras manifestaciones de la vida social, la superestructura, a modo de montaje que la justifica. Las manifestaciones, para Marx, son construcciones que dependen de los factores económicos. Esta superestructura, incluye a la estructura jurídico-política y a la ideología o formas de conciencia. Respecto a la ideología, Marx tiene una concepción negativa de ella. La ideología es un sistema de representaciones dotadas de una existencia y de un papel histórico de una sociedad. La ideología depende de las condiciones materiales de existencia. Es una falsa conciencia de la realidad, ya que el pensador, artista, etc., no son conscientes de que sus ideas o representaciones dependen del proceso productivo. La clase que domina económicamente domina también ideológicamente, porque posee medios para difundirlas. El modo de producción de la vida material condiciona el proceso de la vida social, política y espiritual en general. A lo largo de la historia los modos de producción han ido cambiando. El motor de la historia es la lucha de clases, que es la expresión histórica de la dialéctica existente entre las fuerzas productivas y las relaciones de producción. Por ello, en una determinada fase de desarrollo las relaciones de producción se convierte en un obstáculo para el desarrollo de las fuerzas productivas. Se abre así una época de revolución social que modificará la base económica y la superestructura. La relación entre la burguésía y el proletariado es de explotación (plusvalía). Las causas de la disolución de este modo es el aumento progresivo de obreros explotados y un número cada vez menor de propietarios de los medios de producción; debido a la incapacidad del sistema para impedir crisis cíclicas del sistema capitalista. Las consecuencias son el aumento de la conciencia de clase del proletariado; la instauración de la dictadura del proletariado; y el paso a un nuevo modo producción transitorio: las sociedad socialista.
Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *