Como son posibles los juicios sintéticos a priorien las matemáticas y en la física según Kant

Share Button
M. Kant (1724-1804)
dos periodos en el pensamiento kantiano: el precrítico y el crítico. El primero Kant por la física y la metafísica de su tiempo; el segundo fundamenta una explicación de las posibilidades y límites de ambos saberes, aplicando la base ética.
Según Kant los problemas de la filosofía se resumen en cuatro preguntas:
1. ¿Qué puedo saber? A esta pregunta responden las ciencias matemáticas y físicas y la metafísica.
2. ¿Qué debo hacer? A esta pregunta responde la Ética.
3. ¿Qué cabe esperar? A esta pregunta contesta la Religión.
4. ¿Qué es el hombre? Donde se resumen las tres preguntas anteriores, de aquí que se pueda considerar que la filosofía es antropología.
Para responder a estas preguntas Kant distingue dos criterios en el uso de la razón:
a) Podemos utilizar la razón de forma empírica (material) o de forma pura (formal). Si es de forma empírica usamos la información de los objetos o fenómenos que nos proporciona la experiencia. Si es de forma pura usamos los elementos formales de la razón, sin tener en cuenta la experiencia.
b) La razón tiene un uso teórico y un uso práctico y depende de si se usa en el conocimiento o para la acción humana según los principios morales o ética.
En La Crítica de la Razón Pura Kant intenta contestar a la pregunta ¿qué puedo saber? Realizando para ello un análisis de las funciones, posibilidades y límites de la razón en su uso teórico o cognoscitivo.
El cocimiento se manifiesta en forma de juicios, distinguíéndose entre analíticos (descriptivos), sintéticos (extensivos), a priori (universal y necesario), a posteriori (contingentes y particulares). Existen juicios analíticos a priori (relaciones de ideas de Hume), juicios sintéticos a posteriori (cuestiones de hecho de Hume), y hay un tercer tipo de juicios que hacen posible que exista la ciencia:
Juicios sintéticos a priori. Trata sobre La Crítica de la Razón Pura se convierte en ¿cómo son posibles los juicios sintéticos a priori en la ciencia? Y cuando se responde, se responder a ¿son posibles en la metafísica? La primera pregunta sobre los juicios sintéticos a priori de la matemática se contesta en la Estética Transcendental (conocimiento sensible); la pregunta sobre la posibilidad de los juicios sintéticos a priori en la física se responde en la Analítica Transcendental (conocimiento intelectual); la pregunta sobre si son posibles los juicios sintéticos a priori en la metafísica se responde en la dialéctica Transcendental (conocimiento racional).
La ciencia está integrada por juicios sintéticos (elementos a posteriori, empíricos o materiales que proceden de la experiencia) a priori (elementos puros, formales, vacíos de contenido y probienen de la experiencia)
los elementos materiales son organizados por los elementos formales, “giro copernicano” y supera así el Racionalismo y el Empirismo afirmando que si no existiesen las formas a priori no sería posible ordenar los datos sensoriales, esas formas son las condiciones para poder conocer los objetos. A este análisis Kant le da el nombre de transcendental. La uníón entre lo dado por los sentidos mas las formas a priori constituye el fenómeno conocido por el sujeto, también hay en el objeto una parte que el sujeto no puede conocer llamado noúmeno.
Tres formas a priori en el sujeto; las formas a priori de la sensibilidad (espacio y tiempo), las formas a priori del entendimiento (conceptos puros o categorías) y las formas a priori de la razón (ideas de Alma, Mundo y Dios)
En la estética transcendental como el conocimiento comienza con las sensaciones, la facultad de la sensibilidad produce intuiciones y responde a ¿cómo son posibles los juicios sintéticos a priori en matemáticas?, son posibles porque la matemática se centra en las formas a priori de espacio y tiempo.
La analítica transcendental trata de unificar los datos de la sensibilidad mediante el entendimiento que es la facultad de pensar y de juzgar. El entendimiento forma conceptos empíricos y emite juicios. Las categorías o conceptos puros son las formas a priori del entendimiento. Las categorías necesitan de las intuiciones para llenarse de contenido y las intuiciones necesitan de las categorías para ser explicadas. Kant se aleja de los racionalistas no existen contenidos en las categorías y de los empiristas ya que la experiencia no es autosuficiente en el conocimiento.
La categoría de causalidad explica los juicios sintéticos a priori en física, ya que los principios físicos explican los fenómenos bajo este
concepto puro del entendimiento. Kant defiende a la física frente de la crítica al principio de causalidad hecha por Hume.
La Dialéctica transcendental unifica lo conocido, de reducir los distintos conocimientos el menor número de principios. Estos principios son condiciones incondicionadas llamadas: la idea de yo o alma que une los fenómenos referentes a la experiencia interna; la idea de mundo, igual pero con la externa; y la idea de Dios que permite unificar la de alma y mundo.
Estas ideas permiten pensar la totalidad de los fenómenos pero no conocer esa totalidad, ya que para las ideas no hay intuición empírica. La metafísica no puede ser una ciencia ya que en ella no puede haber juicios sintéticos a priori. Para que los hubiera tendríamos intuir ideas de la razón (imposible). Cuando se intenta conocer el alma se cae en contradicciones llamadas paralogismos, cuando se trata de conocer el mundo en contradicciones llamadas antinomias, y cuando se trata de conocer o demostrar a Dios en la Ilusión Transcendental.
Aunque no se dé un conocimiento objetivo acerca del mundo, del alma y de Dios en la razón teórica su lugar es la razón práctica. La libertad, la inmortalidad del alma y la existencia de Dios son los postulados de la razón práctica. La libertad es la condición y el fundamento de la ley moral, la inmortalidad del alma la virtud no se consigue en un tiempo tan pequeño como el de la vida terrenal, por eso el alma es inmortal; Dios identifica entre ser y deber ser, la búsqueda del sumo bien.
sumo bien es establecido por las éticas materiales que proponen un fin que son éticas empíricas, a posteriori, hipotéticas y heterónomas. Frente a éticas materiales, la de Kant es formal, ya que la voluntad no queda determinada por ningún contenido sino sólo por la forma, la ley de la razón práctica. Las éticas formales no establecen ningún principio último y no imponen normas de conducta, por lo que son autónomas y a priori, no nos dicen lo que hay que hacer, esto lo decide la voluntad racional. Debemos actuar a través del imperativo categórico. El imperativo categórico es la ley moral su primera formulación y su tercera formulación.
El imperativo categórico nos indica que una acción es buena cuando se hace por deber, cuando se cumple el deber por el deber y no cuando en apariencia se respeta la ley moral pero en el fondo se busca un fin con la acción, es decir, se actúa conforme al deber.
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.