Teoria de la caverna de platon

Share Button

Nociones
Prisioneros y sombras
En esta caverna o vivienda prisión moran encadenados de pies, cuellos, y manos, unos extraños prisioneros, obligados a mirar siempre la pared del fondo de la caverna. A sus espaldas hay una especie de mampara, tras la que caminan porteadores que dejan asomar por encima de ella los más variados objetos fabricados. Próxima a esta tapia en un plano superior, la luz de una hoguera hace que esos objetos se proyecten sobre el fondo de la pared que contemplan los prisioneros. Esta misteriosa prisión se abre a otra luz, la del sol, que ilumina el mundo real, el mundo de la verdad. Los prisioneros solo pueden contemplar las sombras y las imágenes de los objetos. Esta caverna y los prisioneros que la moran, representan el estado de los seres humanos en estado de ignorancia (sin educación) y engañados (sin ciencia). Platón permite la liberación forzada de uno de los prisioneros, obligado a levantarse y a mirar al fuego, que lo enceguece y después obligado a salir por el camino escabroso y arduo fuera de la caverna. Así, el camino del conocimiento, que es liberación, precisa un guía, un maestro, y es un proceso de adaptación doloroso: sin educación y sin método es imposible la liberación, la posesión de la verdad que nos permitirá la autentica felicidad.
EL MUNDO DE ARRIBA Y EL SOL
La subida se refiere al prisionero liberado de sus cadenas, vuelto a la luz del fuego y obligado primero a percibir los objetos fabricados que se transportan y luego al mismo fuego, para después ser arrastrado por el sendero escarpado que lleva a la salida de la caverna, al mundo de arriba que es valorado como más real que el interior de la caverna. La subida es asimilada al proceso de reconversión o anámnasis.
Primero, utilizara el conocimiento de los entes matemáticos que facilitara el aprendizaje en el razonamiento deductivo para después contemplar las Ideas, que son objetos inmateriales, formas puras, esencias, eternas, permanentes, fijas, inmutables y subsistentes, son las verdaderas causas formales de los objetos sensibles. Las Ideas o Formas son el contenido del mundo inteligible, son conocidas únicamente por la inteligencia o alma racional o noética, son concebidas pero no vistas. Pero también la subida se puede interpretar como la adquisición del conocimiento matemático que es el ejercicio previo que se debe realizar para alcanzar la verdadera ciencia: la dialéctica o contemplación directa de las Ideas o también se puede interpretar como reminiscencia.
EL RETORNO A LA CAVERNA Y LAS TINIEBLAS
Las tinieblas representan una existencia en lo que solo se concede valor a lo sensible, que es una copia devaluada de lo verdaderamente real. Los sofistas enseñaban retorica y oratoria. No aceptaban la distinción entre lo que las cosas son y lo que aparentan ser. No hay más realidad que las apariencias.
Platón considera que la peor forma de gobierno es la tiranía, que se caracteriza por la crueldad y la arbitrariedad. Luego dirige sus críticas a la democracia. Es aparentemente un estado ideal, pero en ella se da una consideración de los vicios como virtudes.
Desaparecen las diferencias entre los ciudadanos y es así como se establece una peligrosa anarquía. En una democracia toda afirmación es reducida a mera opinión, toda afirmación puede ser anulada por su opuesta. Los sofistas consideran que nadie puede afirmar una verdad que sea válida para los demás hombres, sino que toda la verdad es válida para aquel que la afirma.
El filósofo que ha ascendido hacia las Ideas volverá a descender a la caverna para ayudar a los hombres a salir del sueño en que se hallan y aportar sentido y verdad a la vida. En el libro VI platón habla de la gran paradoja que supone que el Estado perfecto debe ser constituido por el sabio perfecto, y este a su vez, no puede serlo más que en el Estado perfecto. Hay que contar pues, con que aparezca un rey-filósofo para llevar a cabo el proyecto.
La Monarquía y la Aristocracia son los regímenes perfectos por platón para su ciudad ideal gobernada por filósofos. Hay una correlación entre la división tripartita del alma y de la polis. El Estado platónico está estructurado en tres clase: los filósofos: los que gobiernan; los guerreros, que defienden a la sociedad, y los artesanos, que trabajan. Cuando cada uno de estos estamentos realiza la tarea que le corresponde, se alcanza la justicia, que es la culminación de las demás virtudes.
El mantenimiento del orden establecido constituye el objetivo de los gobernantes. El gobernante ha de vigilar para que la Ciudad se mantenga dentro de unos márgenes moderados de bienestar sin dejar que se apoderen de ella ni la riqueza ni la pobreza. Ha de vigilar que la Ciudad no crezca demasiado y para que los individuos se dediquen a sus funciones más acordes con el tipo de alma que predomina en ellos. Ha de vigilar, en fin, el sistema educativo de modo que no se introduzcan cambios en el.




SINTESIS
En el texto platón pone en boca de Sócrates unas tesis ontológicas y gnoseológicas que son conocidas tradicionalmente con el nombre de teoría de las Ideas o de las Formas. El texto es un ejemplo de dialogo de la pedagogía de platón que reconoce la escenificación para hacer más comprensible el sistema filosófico que quiere exponer.
Este fragmento representa una bella muestra de lo que constituye el núcleo central de la filosofía platónica, teoría de la Ideas o de las Formas.
Para fundamentar esta teoría, platón perfecciona en este dialogo su doctrina del alma de influencia órfico-pitagórica. El alma no es tan solo concebida como principio de la vida sino siguiendo con su concepción dualista ontológica la extiende a su antropología: el hombre es un compuesto de dos sustancias, un cuerpo material y un alma inmaterial, y el alma es opuesta a la corporeidad, un motor que se mueve a sí mismo y que está compuesto por tres fuerzas o facultades. El ser humano posee un alma con tres funciones: el alma racional o noética es la que conoce y comprende, la que gobierna; el alma emotiva o voluntad es la que quiere; alma apetitiva o sensitiva es la que desea y siente. Por el su Estado utópico reflejara también la jerarquía de las Ideas; así establecerá tres órdenes o clases sociales que se corresponden con la tripartición del alma: los filósofos-magistrados o arcontes, cuya función es legislar y gobernar con sabiduría y prudencia; los guardianes o guerreros cuya función es defender la Ciudad con valentía; los productores, cuya función es trabajar con moderación para el sustento y la riqueza de la Ciudad. Esta jerarquía queda indicada en el texto por los distintos grados de realidad que puede conocer el hombre y el esfuerzo que realice en reconvertir su alma.
El papel del alma dentro de la teoría de las Ideas es imprescindible. El hombre es un microcosmos que refleja el orden inteligible, pero también e participe de la realidad material, por ello es un ser escindido.
CONTEXTUALIZACION
El texto pertenece a platón, filosofo que desarrollo su pensamiento desde finales del siglo V hasta mediados del siglo IV a.C.; aristócrata ateniense y perteneciente a la filosofía ática o clásica. La filosofía ática da un giro de tuerca con respecto a la filosofía anterior, reflexionando sobre el hombre como ser individual con todas sus potencias y ser social, y planteando todas las temáticas y cuestiones criticas que conformaran el devenir de la historia de la filosofía.
El fragmento comentado pertenece a su obra Republica o Sobre la Justicia, dialogo de madurez que junto a Fedon, Banquete y Fedro conforman los escritos de este periodo. Platón ya ha realizado diversos viajes, ha fundados una escuela: la Academia que está en plena actividad en este periodo investigando fundamentalmente la matemática. Los diálogos de este periodo desarrollan su pensamiento más original: la teoría de las Ideas que está presente en el texto comentado.
Platón propone explicitar quien ha de gobernar en la Ciudad ideal: primero expone la alegoría de la caverna, seguidamente aplica la alegoría a los filósofos- gobernantes.
En el 404 a.C. Atenas fue derrotada en las guerras del Peloponeso (431- 404) por Esparta. Esta derrota, la crisis socio-política, unida a la muerte de Sócrates condenado a beber la cicuta por la reciente instaurada democracia tras el gobierno oligárquico de los Treinta Tiranos.
Con la teoría de las Ideas solo hay una manera de empezar a filosofar: búsqueda de la definición de conceptos generales a través del razonamiento inductivo y el conocimiento es virtud, quiso platón dar respuesta a la crisis filosófica del momento: los sofistas habían sacado a la luz la convención de todos los valores culturales y de las leyes, y este relativismo se había extendido al terreno del conocimiento y de la moral, soslayando la búsqueda de la verdad, centrándose en los conocimientos útiles para la vida y convivencia humanas, por ello se habían aplicado en la investigación de la pedagogía y de las artes del lenguaje.
En su filosofía da coherencia y sistematiza las diversas intuiciones sugeridas por Sócrates, y se apoya en la matemática desarrollada con Teodoro en Carene y con Arquitas en Tarento, y en la doctrina del alma órfico-pitagórica y su comunidad de iniciados elitista en su política y su idea del filósofo-gobernante, amén de las teorías de Parménides.
Pero la presteza con que fue construida la teoría de las Ideas, le llevo a criticarla en los diálogo Timeo en el que introduce nuevos elementos: el Demiurgo o Inteligencia ordenadora que modela la materia caótica, moviente y preexistente según el orden de las Ideas- influencia de los presocráticos tardíos o pluralistas, fundamentalmente del Nôus de Anaxágoras como Demiurgo o Inteligencia ordenadora de la materia caótica e informe que es modelada contemplando la jerarquía de las Ideas, átomos cinéticos de Demócrito y los cuatro elementos de Empédocles.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.