Temas platon

Share Button

TEMAS DE PLATÓN

TEMA: LA TEORÍA DE LAS IDEAS



Es difícil interpretar el sentido exacto de esta teoría pues estuvo expuesta a un continuo cambio y revisión:1º. Al principio Platón se mantiene fiel a Sócrates, buscando definiciones. Intenta responder a preguntas metafísicas para dar la definición de virtudes. La respuesta varían según el personaje: los sofistas mantienen que el valor no tiene una definición universal válida para todos, mientras que Sócrates y Platón responderán que tiene que haber algo común a todos los actos valientes que pueda ser definido como valor. Es un comienzo de crítica hacia los Sofistas. Platón llama “idea” a ese algo común. En esta etapa la teoría de las ideas tiene intención ética porque para ser virtuoso es necesario saber qué es la virtud. Así, lo principal es encontrar la idea común en las acciones humanas para afirmar que son virtuosas. Esta idea nos sirve de medida para juzgar otras acciones. Ya no se habla de opiniones sino de realidad objetiva e independientea toda opinión.2º. Transformación fundamental en los diálogos de madurez:Las ideas son esencias, es decir, aquello por lo que algo es lo que es. Por ejemplo, la idea de belleza es la Belleza en sí y la causa de que algo sea bello.Las ideas son independientes de lo material. Ya no son, como antes se ha dicho, una parte de las cosas. Son entidades reales e independientes. Son sustancia que existen como realidad trascendente y no inmanente a las cosas.Platón expone una visión dualista del mundo;
Por un lado está el mundo sensible (Cosmos Aiszetós) sujeto a la entropía, a la decadencia y a la muerte (influencia de Heráclito). Por otro lado está el mundo de las Ideas o inteligible (Cosmos Noetós). La mejor exposición a este pensamiento es el mito de la caverna, donde opone la caverna (mundo irreal, cambiante, de sombras) al exterior, mundo de la luz donde las Ideas son sustancia cognoscible.Las Ideas son inmutables, inmortales y únicas (doctrina de Parménides). Pero las Ideas solo son cognoscibles mediante la inteligencia, mientras que las cosas sí son cambiantes, temporales, sensibles, conocibles mediante los sentidos físicos.Se establecen relaciones entre las Ideas y las cosas. Las cosas son imitaciones de las Ideas, mientras que las Ideas son causa de las cosas. De este modo, las cosas son reflejos de las Ideas. El mundo sensible es reflejo del mundo de las Ideas. Por lo cual, estas dominan sobre aquellas.El mundo noético está jerarquizado: en primer lugar está la idea de Bien, tras ella las ideas éticas, luego las estéticas y por último las ideas matemáticas. Esta jerarquía se constituye en realidades intermedias entre Ideas y cosas.3º. Clases de ideas. En los primeros diálogos se habla de ideas morales (Prudencia, Templanza, Justicia…). En los diálogos de madurez se extiende a ideas estéticas (Belleza, Orden, Armonía,…), matemáticas (Unidad, Dualidad, etc.) y a las relaciones (Igualdad, Semejanza, etc.). Platón añade implícitamente que debe haber una idea para cada sustantivo.4º. Intencionalidad: en un principio, el discurso platónico era de dimensión moral. Más tarde adquiere dimensión política ( la República), en la que apunta que los filósofos deben gobernar la polis (aristocracia). También tiene intención científica, pues asegura que el objetivo de la ciencia debe ser la búsqueda de las Ideas.

TEMA: LA EDUCACIÓN PLATÓNICA


Para Platón, el alma ya conoce todas las ideas, pero no las recuerda. Platón llama a este recuerdo reminiscencia o anamnesis. Como el alma ya conoce las ideas, se puede decir que el conocimiento es innato, pero hay que recordarlo. Para recordar las ideas, el alma se vale de la experiencia sensible, pero también de la dialéctica.
El dialéctico o filósofo, una vez aprehendida la idea de bien, establece con ella el descenso encadenado de las demás ideas. La dialéctica tiene dos momentos: uno ascendente y otro descendente, sometidos a continuidad y con grados de conocimiento.La epistemología de Platón ofrece dos formas de conocimiento: el sensible, procedente de las cosas materiales, obtenido a través de los sentidos y que nos aporta opinión, y el inteligible, realizado con la inteligencia que nos proporciona ciencia y conocimiento verdadero.El conocimiento sensible tiene dos grados: la conjetura, que es lo que conocemos a través de las apariencias (sombras), y la creencia, que es el conocimiento que nos aportan las cosas materiales.El conocimiento inteligible se divide en: matemático, que recoge el discurso y pensamiento mediante entidades matemáticas, y la sabiduría, que es la que aporta auténtico conocimiento de las Ideas.La forma de adquirir este último conocimiento es el proceso ascendente de la dialéctica, en vez del proceso descendente de las matemáticas. Esto es así porque en los procesos matemáticos se parte de una suposición para llegar a una conclusión verdadera. Sin embargo, en el proceso de la dialéctica no se llega a una conclusión (inferior a la suposición) sino que se trabaja con las suposiciones para llegar al conocimiento general y verdadero (Ideas).El amor es también un proceso ascendente de aprendizaje, pues se basa en las cosas para ascender a la idea suprema (Bien o Belleza). El alma, tras caer del mundo noético y observar la belleza del mundo, quiere volver a conocer esa belleza por lo que quiere recordar las ideas.Para Platón, la educación estará estrictamente regulada por el Estado de la siguiente forma:La primera fase comprende gimnasia y música, para formar ciudadanos guardianes. La educación física pretende crear un carácter y desarrollar el potencial del cuerpo. La música es un buen instrumento para moldear el carácter. El Estado elimina todas las fábulas en las los dioses expresan sus bajas pasiones y se crea un ambiente comunitario donde los guardianes reforzarán sus lazos.El Estado educará a los niños y las mujeres tendrán las mismas competencias que los hombres. Tras la fase militar y artística, los mejores pasarán a la siguiente: las ciencias. Primero la aritmética para acostumbrar a la mente a trabajar con axiomas. Después la geometría, para aprender a trabajar con la imagen, más perfecta que las cosas en sí. Se aprende así a ver con el pensamiento y no con los ojos. La tercera es la astronomía; la belleza del cielo invita a imaginarse el mundo inteligible.A los treinta años de edad, a los que hayan mostrado mejores aptitudes se les iniciará en el estudio de la dialéctica. El dialéctico parte de una hipótesis, algo provisional, para escalar de Idea en Idea, conociéndolas hasta llegar a la Idea suprema: la Idea de Bien. Gracias a la dialéctica también es posible conocer la relación y jerarquización de las ideas.Tras unos cinco años de estudio de la dialéctica, se ocuparan de asuntos de estado, menores al principio y después otros másimportantes. Si tras quince años de actividad pública han mostrado buena capacidad para ello, estarán listos para asumir el peso del Estado sin más fin que el bien público.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.