Realidad física

Share Button

Se acepta tradicionalmente que fue Andrónico de Rodas (s. I aC) quien acuñó el término metafísica. Cuenta la leyenda que, al ordenar los libros de Aristóteles, Andrónico se encontró con una serie de obras inclasificables, ya que no trataban cuestiones de filosofía natural, ni de lógica, ni de ética, ni de estética. Decidíó colocar estos libros detrás los libros de física (decisión que seguramente no fue causal) y agruparlos bajo un mismo título que hace referencia al lugar que ocupaban en la biblioteca, metano Physics.
En griego, metano físico significa «detrás, más allá (metano) de la física (físico)». Por lo tanto, si consideramos que la física es un estudio de la realidad que puede ser percibida y conocida por observación y experiencia, es decir, la realidad material, la metafísica será una ciencia o saber de todo lo que se encuentra detrás o más allá de esta realidad material o natural.
En definitiva, según expresa el propio nombre, la metafísica es un estudio o saber de la realidad, pero de la realidad entendida, no como lo hace la ciencia, sino en un sentido más amplio y profundo que trataremos de delimitar los siguientes apartados.

a realidad
La definición intuitiva de la realidad nos lleva a decir que está constituida por el conjunto de todo lo que existe o que es. Esta afirmación es problemática, porque, por ejemplo, existen los unicornios? Y la idea de belleza? Y, aunque no se puedan ver a simple vista, existen los átomos como existen los árboles o los caballos? Y, la libertad o la mente, existen?
Aunque parece claro que el unicornio y el caballo no existen de la misma manera, tampoco podemos negar que ambos tienen algún tipo de existencia.
Aclarar estas intuiciones que tenemos de la realidad ha sido una de las pretensiones de la metafísica, por lo que contamos con muchas y diversas teorías al respecto. En este apartado, sólo perfilaremos dos concepciones básicas de la realidad, según sean más o menos restrictivas en su consideración:
1. En un sentido restrictivo, se considera que la realidad es todo lo que nos rodea y del que podemos tener experiencia; o bien porque se trata de seres observables por los sentidos (árboles), o bien porque pueden observarse gracias a instrumentos que amplifican los sentidos, como los microscopios o telescopios (átomos, planetas), o que podamos constatar las consecuencias de su existencia (ley de gravitación universal). Esta concepción de la realidad coincide con la concepción científica de la realidad física o material.
2. En un sentido amplio, se considera que no sólo tienen existencia los seres materiales y observables de la ciencia, sino también realidades subjetivas que conocemos íntimamente (sentimientos, ideas, creencias …), productos culturales (personajes literarios, mitológicos. ..), realidades inmateriales o espirituales (la mente, Dios, la libertad …). Incluso, se considera real la esencia misma de las cosas, es decir, lo que no podemos observar pero que dota de sentido la realidad material.
Pero sería incorrecto interpretar estos dos sentidos según la consideración de que la ciencia se centra en la realidad física o material y la metafísica, en la realidad inmaterial o espiritual.

El estudio del ser
Acabamos de ver que la metafísica es un tipo de saber más global y ambicioso que el científico, que también trata de aquellos aspectos de la realidad que por inobservables quedan fuera de las consideraciones científicas.

Así, la metafísica trata de ofrecer una explicación de la realidad en la que quede claro qué significa ser, independientemente de las maneras de ser

De este texto se deducen dos cosas:
1. La metafísica se caracteriza por ser más general (de ahí que Aristóteles le llame filosofía primera) que las ciencias particulares (o filosofías segundas): física, biología, etc.
2. La metafísica se ocupa del ser en tanto que ser, es decir, le interesa el ser en un sentido general y no las formas concretas de ser ni sus partes concretas.
Ahora bien, el mismo Aristóteles dice que «el ser se dice de muchas maneras». Así, por ejemplo, decimos tanto «el gato es blanco» como «el gato se». ¿Cuáles son estos usos del ser más básicos?
1. El uso predicatitu: En este caso «El gato es blanco» responde a la fórmula x es y, en la que, el verbo ser tiene una función de cópula que une el sujeto x (el gato) con su predicado y , es decir, con la propiedad que se le atribuye (ser blanco).

2. El uso existencial: «El gato es» es una oración que se ajusta a la fórmula x es y que equivale a decir que x existe, teniendo en cuenta que no podemos considerar la existencia en el sentido restrictivo de la ciencia , sino en un sentido amplio.
Siguiendo con Aristóteles, podemos reinterpretar esta distinción entre el uso predicativo y el uso existencial de ser:
1. Ser como accidente. Cuando utilizamos el verbo de manera predicativa, atribuimos a una realidad determinadas propiedades o cualidades: ser blanco, ser alto, ser grande … Estas cualidades (blancura, altura …) son maneras de ser que no tienen existencia por sí mismas, porque necesitan de otra realidad (gato, Pere, caballo …) para ser. Además, son accidentales, ya que en lugar de ser blanco podría ser negro; en vez de alto, bajo …
2. Ser por sí mismo o sustancia. Cuando utilizamos el verbo ser de manera existencial, nos referimos a un ser que tiene existencia por sí mismo, ya que no depende, como ocurría con las propiedades, de otra realidad para existir. Para Aristóteles, ser gato, ser hombre, ser caballo … Son ser auténticos, sustancias.
Realidad y apariencia

realidad: el conjunto de todos los seres y objetos que tienen existencia por sí mismos, independientemente de que haya algún ser o sujeto que los capte o perciba.
Aparença: la forma en que se manifiesta o aparece la realidad a los sujetos que la perciben.
Respecto de esta distinción, hay varias posturas filosóficas según la valoración que se haga de la relación entre apariencias y realidadOrientaciones de la metafísica
Las diferentes teorías metafísicas, a la hora de categorizar racionalmente lo real, adoptan orientaciones diferentes según la forma en que se enfrentan a las cuestiones sobre la unidad y la multiplicidad, el cambio y la permanencia, la esencia y la existencia, y en definitiva, la materia y el espíritu.
Monismo o pluralismo
Los filósofos que afirman que la realidad es única llaman monistas. Por esta pensadores, la variedad y multiplicidad de lo que existe sólo una apariencia. A pesar de que a nuestro alrededor percibimos una gran diversidad de seres, en el fondo todo lo que existe es una realidad única. Cuando llegamos a comprender qué es lo que hay de verdad, nos damos cuenta que lo que existe es único.
Entre los filósofos presocrático podemos encontrar diversos monistas. Estos pensadores se preguntaban por el principio o arjé a partir del cual todo está hecho. Algunos presocráticos creían que el arjé es único, porque todo lo que existe procede de un principio único. Estos filósofos son  monistas, ya que afirman que todo, en el fondo, es una realidad única.

ales de Mileto (624? -548 a.C), que es primer filósofo del que tenemos noticia, creía que todo lo que percibimos está en realidad formado por agua. En cambio, AnaxíMenes (590 aC-524 a.C) pensaba que el arjé fundamental todo está hecho era el aire. Las otras cosas que existen no son más que diversas manifestaciones del aire. Según AnaxíMenes, cuando se expande, el aire se convierte en fuego. En cambio, en comprimirlo obtiene agua. Y en comprimir el agua se obtiene tierra. De esta manera las diversas realidades que forman todo lo que existe no son más que manifestaciones diversas de un principio elemental único.
Para Anaximandro (610 a.C-547a.C), que también era un filósofo monista, el arjé es único pero no se corresponde con ninguna de las realidades que podemos ver y tocar. El principio del que todo es hecho debe ser algo diferente, algo indefinida que origina todo lo que existe y no puede ser un elemento determinado porque su contrario desaparecería. Porque no tiene determinación, Anaximandro lo anómeroApeiron, que significa «lo indeterminado».
Los filósofos pluralistas sostienen que la realidad es múltiple. Para ellos, lo real está formado por varios principios elementales diferentes que se combinan entre sí.

Entre los presocráticos también encontramos algunos filósofos pluralistas, para los que el arjé es múltiple. Empédocles (495 aC-430 aC), por ejemplo, creía que todo estaba formado por los cuatro elementos básicos griegos: el fuego, el agua, la tierra y el fuego .. Todo lo que existe, según, Empédocles está formado por una mezcla de estos cuatro elementos combinados entre sí en proporciones diferentes gracias ala interacción de dos fuerzas cósmicas que él llamaba amor y odio.
Otros filósofos pluralistas creen que la realidad está formada por infinitos principios diferentes. Anaxágoras de ClazòMenes (500 a.C-480 a.C) sosténía que el arjé es una especie de semillas diminutas que forman toda la realidad. Hay infinitos tipos de semillas diferentes que se combinan para producir los diferentes objetos de la realidad.

materia o espíritu
Los filósofos materialistas afirman que todo lo que existe es material. En este grupo podemos incluir a los presocráticos del que hemos hablado en el apartado anterior.
El materialismo de Marx (1818-1883) niega que sean las ideologías (religión, moral, costumbres, teorías científicas, corrientes artísticas, instituciones ….) las que determinan una realidad social concreta, sino que, bien al revés, es la realidad material la que produce su propia ideología. Son las relaciones y las tensiones económicas, el particular sistema de producción de una comunidad lo que condiciona la cultura, la religión, las costumbres y la moral de esa misma comunidad.

1. Problema epistemológico. Afirmar la existencia de una realidad material es tan problemática como afirmar la existencia de realidades espirituales. Para los materialistas, la existencia de sensaciones y percepciones demuestra que hay una realidad externa que las causa (el calor que sentimos está causada por la existencia real del fuego que arde en la chimenea).

2. Problema antropológico.
a. El determinismo. Si sólo existe la materia, ésta, como el resto de la realidad, está sujeta a estrictas leyes causales. Cualquier evento puede ser explicado y previsto por referencia a su causa (mecanicismo). Todo está determinado.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.