Problema del conocimiento y realidad Hume

Share Button

Hume


EL PROBLEMA DEL CONOCIMIENTO: EPISTEMOLOGÍA
Hume es el Autor más importante de la escuela del Empirismo. Para el Empirismo Todo nuestro conocimiento procede de la Experiencia. Hume niega la Existencia de las ideas innatas en la razón antes de la experiencia, ya Que al nacer, nuestro entendimiento es como una página en blanco.
Hume Distinguirá dos elementos en la razón: las impresiones; Representaciones mentales simples de las percepciones recibidas por la Sensibilidad; y las ideas; representaciones o copias de las impresiones Ocurridas en la mente, son menos vivas y proceden de una impresión.
Hume afirmará dos modos de conocimiento racional:
– El conocimiento de relaciones entre las ideas es el razonamiento a priori.
Las proposiciones de este tipo son analíticas, el predicado está implícito en el sujeto y no nos dan nueva información, y son a priori, Cuando para conocer su verdad no es necesario recurrir a la experiencia Ya que es una verdad obvia. Estas son las matemáticas y la lógica.
– El conocimiento de cuestiones de hecho razonamiento a posteriori que trata sobre la realidad.

Sus Proposiciones son sintéticas, el predicado no está implícito en el Sujeto, afirman algo nuevo sobre la realidad dando un conocimiento Extensivo. Además, son a posteriori, ya que su verdad o
falsedad Se descubre después de recurrir a la experiencia. Todo nuestro Conocimiento, exceptuando matemáticas y lógica, es de este tipo.
Así, según Hume todo conocimiento sobre la realidad proviene, por lo tanto, de un razonamiento a posteriori y el criterio de verdad para saber si una idea es verdadera o falsa es recurrir a la impresión.
Hume Criticará a continuación el principio de causalidad, según el cual una Causa determinada produce siempre y necesariamente un efecto concreto. Según Hume, este principio de causalidad no es correcto pues no podemos Percibir que algo vaya a ocurrir siempre y necesariamente. Para Hume, la Relación causa-efecto la afirmamos por la experiencia de haber Percibido de forma habitual un acontecimiento detrás de otro y por ello Afirmamos que lo que ha sucedido en el pasado se repetirá en el futuro y Que objetos semejantes tendrán efectos semejantes. Así, Hume afirma que El principio de causalidad es sólo una suposición basada en el hábito y La costumbre de haber tenido una sensación en el pasado de dos Acontecimientos distintos unidos consecutivamente. Por tanto, la verdad De toda ley de la naturaleza sólo es probable.
Hume igualmente Criticará las tres sustancias cartesianas (el Yo, la Realidad Exterior y Dios) y asegurará que es imposible conocer su existencia defendiendo el Escepticismo.
Negará la afirmación de la existencia del “yo” Entendido como una identidad permanente y estable, una sustancia o Esencia, pues es imposible tener una impresión  permanente y estable del Propio yo. Así, nuestro Yo no es más que la sucesión de las impresiones Ocurridas en nuestra mente que nuestra memoria recuerda. Por tanto, el Yo es un hecho psicológico producido por la memoria y no algo Sustancial.
Para asegurar que no podemos conocer si existe la Realidad exterior se basará en su crítica a la idea de causa. Al no ser Capaces de afirmar sin duda que nuestras impresiones procedan de algo Exterior por no poder aplicar el principio de causa y efecto, no Podremos asegurar que exista la
realidad externa a nosotros. Por tanto no podremos saber con seguridad si existe la realidad extramental.
Tampoco Podemos asegurar la existencia de Dios pues es imposible tener Experiencia de él y por tanto no es posible demostrar su existencia.
Para Concluir en su desarrollo radical del Empirismo, Hume terminará Estableciendo el escepticismo (afirma imposible demostrar la existencia Del mundo, del yo y de Dios), y el fenomenismo (sólo es posible conocer La impresiones como hechos mentales).

EL PROBLEMA DE LA MORAL: ÉTICA


Hume realizará una crítica a Toda la ética anterior a él. Según su teoría, nuestros juicios morales No son producidos por la razón. Efectivamente, los juicios morales no Son relaciones entre ideas, ya que no son analíticos. Los juicios Morales no describen solamente una realidad sino que la juzgan como Buena o mala por tanto son juicios de valor imperceptibles. Por ello, Hume tratará de deducir lo que debería ser la moral, lo que algo está Bien o mal de la mera observación de la realidad. Además, si el Razonamiento puede prevenir a realizar malas acciones no podríamos ser Impulsados a realizarlas. Así, según Hume, la moral no surgirá de Nuestra razón.
Hume defenderá el emotivismo moral: el fundamento de La moral será el sentimiento moral del individuo. Este sentimiento moral Es una emoción o “gusto” interior que surge en el sujeto y que muestra Agrado o desagrado ante las acciones siendo universal a todos los Hombres. Este sentimiento moral, se funda en dos principios: la utilidad Y la simpatía. La utilidad nos permite conocer la expectativa del Placer que una acción puede hacernos conseguir. Así, aquellas acciones Que más placer nos vayan a proporcionar iaún conociendo sus Consecuencias futuras, son aquellas que tenderemos a calificar como Buenas. Por ello, la calificación moral de las
acciones humanas no se Basa en el altruismo o amor a la humanidad sino en criterios Pragmáticos. En segundo lugar, está la simpatía, que es la inclinación Que todos los hombres poseen a participar de los sentimientos y de las Inclinaciones de los otros seres humanos y que nos lleva a obrar Moralmente. De esta forma, se garantiza que el sentimiento moral no sea
individual Y que la moral no sea meramente convencional sino que se funde en un Sentimiento moral carácterístico de la propia humanidad y sea, por Tanto, universal.
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.