Porque en la ética de Nietzsche se considera al superhombre inmoral o moral

Share Button

LAS CRÍTICAS DE Nietzsche

A la idea del conocimiento


Al afirmar la existencia de dos formas de ser, la esencia , y los rasgos accidentales , la filosofía pudo creer que con los conceptos cabe reflejar correctamente la realidad. Pero, para Nietzsche, en el mundo no existen esencias, ni los objetos como realidades substanciales y permanentes. Nietzsche rechaza la objetividad de la lógica y de la razón: la filosofía tradicional consideraba que las leyes de la razón (la lógica) son también leyes del mundo y sus principios los principios básicos de la realidad. Frente a ello, Nietzsche afirma el carácter irracional del mundo. Nietzsche defiende el perspectivismo.

Nietzsche criticó también las concepciones básicas de la ciencia: las leyes científicas son invenciones humanas. La razón no se puede justificar a sí misma: la razón es una dimensión de la vida humana, pero junto con ella encontramos otras más básicas y todas ellas pueden motivar nuestras creencias. Las matemáticas prescinden de la dimensión cualitativa del mundo, de su riqueza y pluralidad. 

A la metafísica


La filosofía presenta una idea del mundo totalmente inadecuada pues considera al mundo como un cosmos y cree en la racionalidad intrínseca de la realidad. La invención del Mundo Racional trae consigo la invenciónde los conceptos básicos de toda la metafísica tradicional. Encuentra Nietzsche un origen psicológico de la metafísica y del platonismo: la metafísica es un signo de tendencias antivitales, guiadas por un instinto de vida decadente, que permitíó la exageración del papel de la razón, de la vida consciente; 

A la moral tradicional


 El dogmatismo moral consiste en creer en la objetividad y universalidad de los valores morales: el cristianismo los sitúa en el ámbito eterno e inmutable de la mente de Dios; pero la moral tradicional, dice Nietzsche, se equivoca pues los valores morales no tienen una existencia objetiva, ni como una dimensión de las cosas, ni como realidades que estén más allá de éstas, en un mundo objetivo;

A la religión


 Para Nietzsche la religión no es una experiencia verdadera pues Dios no existe. Nietzsche se enfrenta a los siguientes elementos del cristianismo: la “metafísica cristiana”. 
La moral cristiana: el cristianismo fomenta los valores de la “moral de esclavos”; el monoteísmo representa el invento de un transmundo, la desvalorización del verdadero mundo y la máxima hostilidad a la naturaleza y a la voluntad de vida. El Dios cristiano representa los valores negativos y contrarios a la vida, mientras que el mundo divino politeísta representa los valores afirmativos, la fidelidad a la Naturaleza. La superación del cristianismo ( la “muerte de Dios”) es fundamental para la transmutación de todos los valores y la recuperación de los valores de la antigüedad perdidos tras la aparición de esta religión y de la filosofía.

POSIBILIDAD DE UNA NUEVA FILOSOFÍA

La muerte de Dios:


Esta tesis señala que la creencia en Dios ha muerto, expresa el fin de toda creencia en entidades absolutas. Dios no crea al hombre sino el hombre a Dios. Dios no es una entidad sino un lugar, una figura posible del pensamiento, representa lo Absoluto. Con dicha “muerte” podemos vivir sin lo Absoluto, en la “inocencia del devenir”. Es la condición para la aparición del superhombre.

El Nihilismo:


puede ser expresión de decadencia vital:
La cultura que cree en la existencia de una realidad absoluta, en la que se sitúan los valores objetivos de la Verdad y el Bien, es nihilista. La otra cara de este Nihilismo es el Nihilismo pasivo y es una de las consecuencias de la “muerte de Dios”, aparece por la consciencia del carácter infundado de la creencia en lo sobrenatural, en el mundo del espíritu. 

Nihilismo activo

Es también nihilista la filosofía que intenta mostrar cómo los valores dominantes son una pura nada, una invención; ; este Nihilismo es una fase necesaria para la aparición de una nueva moral y del superhombre.

PERSPECTIVISMO, UNA NUEVA FORMA DE ENTENDER EL CONOCIMIENTO

Nietzsche defiende el perspectivismo:
Toda representación del mundo es representación que se hace un sujeto; la idea de que podemos prescindir de la situación vital del sujeto, de sus rasgos físicos, psicológicos o biográficos, para alcanzar un conocimiento del mundo tal y como éste pueda ser (el conocimiento objetivo) es un absurdo. No existe ningún dato o experiencia, ni del mundo exterior o físico ni del mundo interior, no contaminado por un punto de vista, por una interpretación; no es posible un “criterio de verdad” libre de elementos subjetivos, no existen los datos puros a partir de los cuales podamos construir un saber objetivo.

SUPERHOMBRE

La transmutación de los valores es la superación de esta “moral de esclavos” para recuperar de nuevo la “moral aristócrata”, y permite el triunfo del código moral del superhombre.

El superhombre


 El hombre al que hay que superar es el que se somete a los valores tradicionales, a la moral basada en la creencia de una realidad trascendente que fomenta el desprecio por la vida, la corporeidad y la diferencia entre las personas. El superhombre sólo es posible cuando se realice hasta el final la “muerte de Dios”; 

Rechaza la conducta gregaria

La moral de los que siguen a la mayoría; 

Crea valores

La mayoría de los hombres se encuentran con los valores ya creados por otros, con los estilos vitales vigentes; 

Vive en la finitud

No cree en ninguna realidad trascendente, ni en Dios ni en un destino privilegiado, acepta la vida en su limitación, no oculta las dimensiones terribles de la existencia; 
le gusta el riesgo, las nuevas y difíciles experiencias, el enfrentamiento.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.