Opinion sin conocimiento Platón

Share Button

LO MÚLTIPLE E IDEAS


:

Con la expresión “lo múltiple” se refiere Platón en este texto a lo sensible, una de cuyas características es la pluralidad o la multiplicidad, frente a la unicidad de cada Idea. Esta contraposición se refleja muy bien en los ejemplos del texto: Hay muchas cosas sensibles buenas (“muchas cosas buenas”), pero la Idea de Bien que todas esas cosas imitan es única (“lo bueno en sí”), y lo mismo pasa con las cosas hermosas y la Idea de Belleza (“lo bello en sí”); en general la realidad sensible es múltiple, mientras que cada Idea es única. En 507b Platón, por boca de Sócrates, identifica claramente “lo múltiple” con lo sensible cuando dice que “es visto, pero no concebido”; en cambio, las Ideas se identifican con la realidad inteligible, pues de ellas se dice que son “concebidas, pero no vistas”. Como se sabe, Platón distingue dos niveles de realidad: por una parte la realidad sensible, aludida en el texto con la expresión “lo múltiple”; y por otra parte, la realidad inteligible, de la que forman parte las Ideas y los objetos matemáticos. El texto se refiere sólo a las Ideas, dejando de lado los objetos matemáticos. Las realidad sensible es el ámbito de cosas que nos muestran los sentidos, particularmente la vista; se trata de cosas materiales, sometidas al nacimiento y a la muerte, y en constante devenir; tienen por tanto una realidad impermanente, evanescente o inestable. En todo caso, lo poco o mucho que tienen de real se lo deben a que participan de las Ideas o las copian. Las Ideas, en cambio, pertenecen al ámbito de la realidad inteligible, que puede concebirse, pero no verse, como dice el texto, concretamente en 507c; al contrario que las realidades sensibles, no admiten la pluralidad, son realidades inmateriales, ingénitas e imperecederas, inmutables y constituyen, por decirlo así, los modelos ideales o paradigmas que las cosas sensibles imitan imperfectamente. Por eso son la esencia de las cosas sensibles y por eso el texto alude a ellas con la expresión “aquello que es”, es decir, aquello que permanente y eternamente es, en contraposición a lo sensible, que es impermanente y pura apariencia.  

OPINIÓN SIN CONOCIMIENTO:

La opinión es para Platón un grado de saber limitado exclusivamente a las cosas del mundo sensible; opinión es el saber imperfecto que los seres humanos tenemos acerca de cualquier cosa que sea sensible. Es, pues, un grado de saber inferior al conocimiento científico (episteme), el cual no versa sobre las cosas sensibles, sino sobre las inteligibles. Además, la opinión se basa en los sentidos, es poco fiable, relativa y cambiante, lo mismo que su objeto; se contrapone en todo esto al conocimiento, que es un saber basado en la inteligencia y no en los sentidos, enteramente fiable, universal, objetivo y permanente. En el texto, sin embargo, se habla en realidad de “opinión sin conocimiento” y de “opinión recta sin conocimiento”, de la cual se dice que es “defectuosa”. La opinión sin conocimiento- debemoscontraponerla a la opinión con conocimiento. En efecto: Cuando opinamos, sea con conocimiento osin él, estamos hablando siempre de cosas sensibles. Por otra parte, nuestra opinión puede ser recta ono recta. Por ejemplo, cuando alguien opina que es bueno cumplir la ley de la ciudad, su opinión esrecta, mientras que si alguien opina que es bueno actuar siempre contrariamente a la ley, su opiniónno lo es. Hay, pues, opiniones rectas y opiniones no rectas. Las primeras son acertadas, las segundasno lo son.Ahora bien, uno puede tener una opinión recta sin conocimiento o con conocimiento. En efecto, sialguien opina que es bueno cumplir la ley de la ciudad, sin saber en realidad en qué consiste el bien en sí ni lo justo en sí, es decir, sin tener conocimiento acerca de las Ideas de Justicia y de Bien, entonces su opinión es recta, pero sin conocimiento, y es “como un ciego que va por buen camino”, como dice el texto, concretamente en 506c; de él no podemos decir que sepa realmente de lo que habla, sino que tiene “opinión recta sin conocimiento”. En cambio, uno puede tener opinión con conocimiento cuando, tras haber adquirido saber acerca de las Ideas de Bien, Justicia, etc… al opinar sobre los asuntos humanos, entiende que lo bueno es respetar las leyes de la ciudad. También esto es opinión, pero fundada en el conocimiento de la esencia del Bien. En suma, la opinión sin conocimiento se contrapone a la opinión con conocimiento. La primera puede ser a veces acertada, pero es ciega, al no fundarse en el conocimiento verdadero de lo inteligible; en cambio, la segunda, aun cuando versa sobre asuntos humanos y cosas sensibles, no es ciega, pues se basa en el conocimiento de lo inteligible; es también un saber sobre copias, pero basado en el conocimiento profundo del modelo.
Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *