Mundo aparente o devenir es la realidad que percibimos con los sentidos

Share Button

Ser, devenir, Mundo verdadero, Mundo aparente

¿Qué es la realidad?, ¿Qué realidad nos muestra el devenir?, ¿Qué solución da la cultura occidental, ante el miedo al mundo del devenir?, ¿Cómo se alcanza la verdadera realidad?, ¿en que dos principios se asenta el dualismo ontológico de Platón?, ¿Quiénes son los filosofos-momia?, diferencias entre mundo aparente, mundo verdadero

-La realidad se nos presenta como un caos, nada es igual y permanente en ella. La realidad no es, deviene. En la realidad todo cambia, nada permanece igual hasta la forma de percibir la realidad varía. -La realidad es un enigma indescifrable, cualquier intento de conocerla esta destinado al fracaso. La realidad es inaccesible al conocimiento humano, podemos experimentarla pero no conocerlas. -El devenir es un enigma y podemos llegar a odiarlo. Ante esta situación la filosofía y la cultura occidental dan una solución: puesto que la realidad del devenir se basa en los sentidos, llegan a la conclusión de que no engañan, y que tras ella se encuentra la verdadera realidad, que alcanzamos mediante la razón.
Bien sea mediante la dialéctica de Platón, la fe del cristianismo o la razón practica de Kant, la razón nos conduce a un mundo de objetos que permanecen sin variar y nos permiten el conocimiento verdadero. Este mundo lo conocemos como mundo de la metafísica, cuya base es la correspondencia a priori entre realidad y razón

Mundo real, incondicional y estable, hemos duplicado el mundo, por un lado tenemos el mundo del devenir, pura apariencia, y por otro lado tenemos el mundo del ser, el autentico. El dualismo ontológico de Platon mediante el que alcanzamos el mundo verdadero se asienta en dos principios, el primero es, lo que permanece tiene un valor superior a lo que cambia, el segundo, razón es el camino para descubrir y conocer el mundo verdadero. Los creadores del mundo verdadero son los filosofos-momia, incapaces de aceptar una realidad cambiante.                                              Ante el mundo verdadero Nietzsche responde que solo hay devenir, lo aparente lo puede experimentar pero lo verdadero no es mas que una construcción de la razón, forma grosera de lo inconsciente. Por tanto lo real es el cambio “mundo aparente/ devenir” sustituimos los valores anteriores por estos;

-No hay ningún sentido escondido

-No hay sentido alguno porque el devenir no da sentido

Al desenmascarar el mundo verdadero, la única realidad que nos queda es la del mundo aparente, el devenir. Puesto que nos basamos en la experiencias, deberíamos llamarlo, mundo experimental. De acuerdo a la voluntad de poder según Nietzsche, la construcción del “mundo verdadero” es síntoma de una vida descendente, de un hombre débil que necesita crear otro mundo para sobrevivir, creándolo a su imagen y semejanza, antropomórfico, ya que no puede afrontar el caos del devenir en un cambio y multiplicidad. Ha convertido lo mutable en “algo” cuando lo que de verdad hay son multitud de “algos” que cambia.


Ser, devenir, Mundo verdadero, Mundo aparente

¿Qué es la realidad?, ¿Qué realidad nos muestra el devenir?, ¿Qué solución da la cultura occidental, ante el miedo al mundo del devenir?, ¿Cómo se alcanza la verdadera realidad?, ¿en que dos principios se asenta el dualismo ontológico de Platón?, ¿Quiénes son los filosofos-momia?, diferencias entre mundo aparente, mundo verdadero

-La realidad se nos presenta como un caos, nada es igual y permanente en ella. La realidad no es, deviene. En la realidad todo cambia, nada permanece igual hasta la forma de percibir la realidad varía. -La realidad es un enigma indescifrable, cualquier intento de conocerla esta destinado al fracaso. La realidad es inaccesible al conocimiento humano, podemos experimentarla pero no conocerlas. -El devenir es un enigma y podemos llegar a odiarlo. Ante esta situación la filosofía y la cultura occidental dan una solución: puesto que la realidad del devenir se basa en los sentidos, llegan a la conclusión de que no engañan, y que tras ella se encuentra la verdadera realidad, que alcanzamos mediante la razón. Bien sea mediante la dialéctica de Platón, la fe del cristianismo o la razón practica de Kant, la razón nos conduce a un mundo de objetos que permanecen sin variar y nos permiten el conocimiento verdadero. Este mundo lo conocemos como mundo de la metafísica, cuya base es la correspondencia a priori entre realidad y razón

Mundo real, incondicional y estable, hemos duplicado el mundo, por un lado tenemos el mundo del devenir, pura apariencia, y por otro lado tenemos el mundo del ser, el autentico. El dualismo ontológico de Platon mediante el que alcanzamos el mundo verdadero se asienta en dos principios, el primero es, lo que permanece tiene un valor superior a lo que cambia, el segundo, razón es el camino para descubrir y conocer el mundo verdadero. Los creadores del mundo verdadero son los filosofos-momia, incapaces de aceptar una realidad cambiante.                                              Ante el mundo verdadero Nietzsche responde que solo hay devenir, lo aparente lo puede experimentar pero lo verdadero no es mas que una construcción de la razón, forma grosera de lo inconsciente. Por tanto lo real es el cambio “mundo aparente/ devenir” sustituimos los valores anteriores por estos;

-No hay ningún sentido escondido

-No hay sentido alguno porque el devenir no da sentido

Al desenmascarar el mundo verdadero, la única realidad que nos queda es la del mundo aparente, el devenir. Puesto que nos basamos en la experiencias, deberíamos llamarlo, mundo experimental. De acuerdo a la voluntad de poder según Nietzsche, la construcción del “mundo verdadero” es síntoma de una vida descendente, de un hombre débil que necesita crear otro mundo para sobrevivir, creándolo a su imagen y semejanza, antropomórfico, ya que no puede afrontar el caos del devenir en un cambio y multiplicidad. Ha convertido lo mutable en “algo” cuando lo que de verdad hay son multitud de “algos” que cambia.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.