La filosofía en la diversidad cultural

Share Button

La diversidad cultural:


La cultura es el elemento distintivo de nuestra especie, se caracteriza por una acentuada diversidad.
Se materializa en una infinidad de lenguas, costumbres, creencias, valores y formas de orgación diferentes. La diversidad cultural es un hecho que obedece a factores ecológicos, geográficos e históricos. El clima, la economía, el mayor o menor contacto con otros pueblos o la propia evolución histórica determinan la manera en que cada cultura se ha adaptado a su entorno. Ante este hecho que constituye la diversidad de pueblos y culturas, podemos adoptar actitudes que nos es ajeno hasta la mitificación de lo diferente, pasando por la aceptación respetuosa pero critica.

Etnocentrismo:


La actitud que nos lleva a situar nuestras pautas culturales como el centro de referencia de todas las otras y a valorar estas según su proximidad o lejanía de las nuestras se denomina etnocentrismo.
La persona etnocentrica es aquella que piensa que su cultura es la mas racional, la mas natural o mas normal pero siempre superior que todas las otras. Esta actitud es propia de todas las sociedades y no solo de la cultura occidental. Se puede decir que la tendencia a establecer los propios patrones culturales como estándares desde los cuales se juzga y se valora a los otros constituye una constante en todas las épocas y lugares.

Relativismo cultural:


Es diferente la posición que adoptan quienes creen que las culturas no se pueden comparar entre ellas porque no existe ningún criterio objetivo para establecer una valoración. De acuerdo con esto no se podría hablar de culturas superiores e inferiores, de pueblos evolucionados y tribus salvajes, de practicas civilizadas y costumbres barbaras. Este punto de vista se denomina relativismo cultural y parde te la idea de que cada cultura tiene sus propios patrones de valoración sin que exista nada que pueda imponer a los otros como un patrón universal de conducta. Cada sociedad tiene su propia historia que es el conjunto de esfuerzos para adaptarse al medio. Solo desde esta perspectivan pueden ser entendidas sus costumbres y sus practicas.

Universalismo cultural:


Las culturas son realidades porosas y cambiantes. Entre el etnocentrismo y el relativismo existe una posición intermedia que podemos denominar universalismo. Se trara de un punto de vista que defiende que bajo las particularidades de cada cultura hay algunos elementos comines a toas ellas que se pueden denominar universales culturales. El problema es la falta de acuerdo a la hora de estableces estos universales. La defensa de la vida humana, el horror hacia el sufrimiento ajeno o el deseo de felicidad figuran como algunos de los rasgos compartidos por casi todas las sociedades. El universalismo aparece como el único camino posible para avanzar en la interculturalidad.


Kant representa la cumbre del pensamiento moderno. Influenciado por la impresión que le causan acontecimientos históricos importantes como la Revolución Francesa o la Declaración de Independencia de EE.UU -con su defensa del hombre y de la libertad-, dedico parte de su filosofía a afirmar la dignidad y los derechos del ser humano.

Kant pensaba que en el individuo existen dos dimensiones opuestas, el ser natural y el ser racional, y que la segunda de estas dimensiones dominaba sobre la primera.Características de ambas dimensiones:

Ser natural: El hombre esta sometido a las leyes físicas y biológicas de la naturaleza. Es , por naturaleza, egoísta, individualista e insociable.

Ser racional


La mente pensante le convierte en un ser libre capaz de superar sus limitaciones naturales y elegir su propio destino. Le permite desarrollar su dimensión moral, conocer lo que debe hacer, los fines que debe conseguir y la forma de lograr la felicidad, que será su destino último. Sólo en sociedad puede realizarse; se desarrolla como ser social.

Según Kant, ¿qué es el hombre?


Es preciso responder a tres interrogantes:
¿Qué puedo conocer? Si queremos saber qué es el ser humano, primero debemos averiguar cuáles son las posibilidades y los límites del conocimiento humano.

¿Qué debo hacer? ¿Cómo debo comportarme, en tanto que soy un ser moral y libre? Es cierto que soy libre de actuar en muchas direcciones, pero mi razón y conocimiento me dicen que nunca debo actuar de forma irracional: no debo hacer sufrir a los demás, ni privarles de su libertad, sus bienes, su trabajo o el derecho a la cultura y a una vida digna. Por tanto, actuar humanamente es actuar de modo racional. Para Kant, lo racional es actuar por deber, no por intereses egoístas. A este respecto, dice Kant: actúa de tal manera que no trates nunca a las demás personas como un medio o instrumento para tus propios fines, sino que siempre los consideres como un fin en sí mismas. Lo cual significa que las personas tienen, por encima de todo, dignidad.

¿Qué puedo esperar? Si, por medio de la razón y gracias a mi libertad para elegir, actúo correctamente, entonces puedo alcanzar la felicidad. Advierte Kant que sólo seremos felices en función de cómo hayamos actuado respecto a nosotros mismos y en relación a los demás. En este sentido, si hemos actuado racionalmente y hemos cumplido con nuestro deber, podemos aspirar a ser felices y a una vida digna.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.