La coherencia entre los principios del conocimiento, los instrumentos del conocimiento y el resultado de conocimiento del proceso de conocimiento

Share Button

SOFISTAS
Los sofistas eran extranjeros de Atenas y fueron los primeros en enseñar oratoria y la retorica
para poder formar a los ciudadanos en la democracia.
La mayoría defienden el escepticismo epistemológico, es decir, que la verdad es relativa, por lo
que es diferente en cada uno de los seres humanos. Como consecuencia también defienden el
relativismo moral, según el cual el bien depende de la cultura o de la persona. Finalmente
creen en el convencionalismo de las leyes, que consiste en que somos nosotros mismos
quienes pactamos las leyes.
La diferencia de estos con Sócrates es que este enseñaba gratis a los jóvenes y que, a
diferencia de los sofistas, Sócrates afirmaba que solo había una verdad igual para todos y lo
que era bueno era para todos.

Sócrates
Fue un filosofo ateniense apodado como “Tábano” porque tenia la frente muy grande que
enseñaba a los jóvenes. Es un ejemplo de coherencia ya que asumió la condena de la “polis” a
beber cicuta en vez de huir de esto.
Durante su vida Sócrates defendió la verdad absoluta que es aquello que es igual para todo ser
humano, al igual que le bien y el mal (anti-relativismo moral). Este utilizaba la ironía y la
mayéutica para poder encontrar la verdad, en la ironía había que reconocer la ignorancia y en
la segunda se centraba en buscar dicha verdad. Para Sócrates esta verdad y estas definiciones
universales implicaba un intelectualismo moral en el que, si conocemos el bien, lo vamos a
hacer, por lo que si obramos mal es porque somos ignorantes y no porque seamos malos.
A diferencia de los Sofistas este enseñaba gratuitamente a los jóvenes y estaba en contra del
escepticismo epistemológico y del relativismo moral.

Teoría DE LAS IDEAS
La teoría de las ideas surge del conflicto de Heráclito y Parménides. Heráclito defendía que
“todo esta en movimiento” y Parménides “que solo es verdad aquello que no cambia”. Platón
soluciono este problema duplicando la realidad de 2 mundos.
El primer mundo es el de Parménides “el mundo de las ideas” en el que las ideas están
ordenadas y la idea superior es la del bien. En este mundo hay ideas que son realidades
perfectas, que no cambian, son verdades absolutas y universales y la única manera de llegar es
atreves del conocimiento racional.
El segundo mundo es el de Heráclito “el mundo sensible” que es material cambiante. Ahí están
las cosas que son imperfectas, particulares y temporales y solo podemos llegar a este mundo a
través de los sentidos.
Por ello el mundo de las ideas es, por tanto, el modelo que imita el mundo sensible. De esta
manera se salva el vacío que existe entre estos dos mundos, lo que permite a Paltón enlazar
las posturas de Parménides y de Heráclito.

Teoría DEL CONOCIMIENTO
Según la teoría de las ideas de Platón, la realidad esta dividida en dos mundos, por lo que
necesitamos también dos tipos de conocimientos para poder entenderlos.
El primer tipo de conocimiento es el racional con el que se conoce el mundo de las ideas. Y el
segundo conocimiento, es el sensible, con el que se conoce el mundo sensible a través de los
sentidos. Para plantear esta teoría, se recurre a la teoría de la reminiscencia, según la cual
explica que el alma antes de estar en nuestro cuerpo ha existido en el mundo de las ideas y allí
las ha conocido. Cuando el alma se junta al cuerpo olvida todo aquello aprendido en dicho
mundo. De este modo, Platón explica cómo podemos conocer las ideas.
Esta teoría supone el dualismo antropológico que defiende que los seres humanos estamos
formados por dos realidades: el cuerpo y el alma

IDEA DEL BIEN
Las ideas son dos realidades inmateriales que existen en el mundo de las ideas. Son modelos
perfectos de los que participan las cosas del mundo sensible. Estas ideas están jerarquizadas y
la mas importante es la idea del bien.
Para poder conocer esta idea debemos realizar un proceso que se llama “dialéctica” y que
explica el mito de la caverna presente en su obra la “República”. Este proceso se divide en
varias fases: la primera consiste en que hay unos prisioneros atados con cadenas detrás de un
muro y que solo ven sombras (el mundo sensible); la segunda es cuando el prisionero es
liberado y ve que las sombras son reflejos de objetos proyectados por el fuego; en la tercera el
prisionero intenta salir al mundo real (el mundo inteligible); y al cuarta el prisionero se adapta
y es capaz de ver el sol que representa la idea del bien.
Para Platón solo algunos podrían llegar a este objetivo y de ellos surgiría el filósofo gobernante
que sería el máximo representante de la Polis, ya que el necesita una profunda y esmerada
educación.

DUALISMO Antropológico
Al igual que Platón defiende el dualismo metafísico y epistemológico, también va a defender
un dualismo antropológico que consiste en defender que los seres humanos estamos
formados por dos realidades diferentes: cuerpo y alma.
El alma es la parte mas importante que esta separada del cuerpo y es inmaterial e inmortal.
Antes de que el alma cayera al cuerpo esta vivía en el mundo inteligible y allí conoció las ideas.
Según su función tiene tres partes: la primera es el alma racional y es la que entiende, esta
relacionada con el intelecto; la segunda es el alma irascible situada en el pecho y relacionada
con la voluntad; y la tercera es el alma apetitiva situada en el abdomen y relacionada con el
deseo.
Para el alma el cuerpo es una cárcel de la que tiene que liberarse. Como la unión entre cuerpo
y alma es transitoria, el ser humano no tiene que superar para así poder recordar esas ideas
olvidadas.
Por ello la educación o paideía juega un papel muy importante en la filosofía platónica. En la
medida que usemos el conocimiento racional y conocemos las ideas o las recordemos, el alma
se liberar y transcenderá el cuerpo, es decir, se purificara.

LAS VIRTUDES Y LA CIUDAD IDEAL
En la obra de Platón conocida como “la República”, propone una sociedad perfecta, dividida en
tres clases en el que cada uno tiene su lugar dependiendo de su educación.
Para que esta ciudad fuese armoniosa, cada persona tiene que cumplir con las funciones de la
clase a la que pertenece. Para Platón la persona que debía gobernar debía ser alguien muy
prudente y racional el filosofo rey. Para proteger dicha ciudad estaban los guardianes que su
virtud era la fortaleza y esta estaba conectada con el alma irascible. Los artesanos son el tercer
grupo, también eran importantes ya que producían recursos para la ciudad, y la cualidad de
estos era la templanza que esta relacionada con el alma apetitiva.
Finalmente, la justicia tenia como objetivo poner orden a cada una de las clases de habitantes
de la ciudad, para que así la ciudad estuviese en armonía, cumpliendo cada uno con su
cometido.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *