Filosofía Nietzsche selectividad

Share Button

TEMA 8: Nietzsche. El giro moral de la Filosofía

2. La crítica a la tradición Socrático-Platónica y a la dialéctica

2.1. La crítica a la Tradición Socrático-Platónica en “El nacimiento de la Tragedia” (N.T.)

-“El nacimiento de la Tragedia” es la primera obra de Nietzsche.
-Según Nietzsche, la tragedia griega se originó gracias a la fusión de dos elementos contrapuestos del espíritu griego:

LO Dionisíaco Y LO APOLÍNEO


-Establece la siguiente contraposición entre los dos dioses:

APOLO

DIONISO

Sueño

Embriaguez

Apariencia

Esencia (en sí)

Fenómeno

Noúmeno

  -En resumen, el HOMBRE TRÁGICO (INSTINTO) surge: 
   ·De la antítesis de lo apolíneo y lo dionisíaco, lo que supone la afirmación de la vida sin límites.
   ·Necesita tanto de Apolo como de Dioniso, pero el auténtico fondo de la vida es Dioniso. 
   ·La necesidad de soñar (necesidad de Apolo) responde a la necesidad de embellecer la vida. El fondo de la vida es trágico, son las palabras de Sileno a Midas “Lo mejor del hombre es no haber nacido, y si ha nacido es que se muera pronto”.
   ·Sócrates, Platón y el cristianismo (que para Nietzsche es platonismo) para el pueblo suponen el triunfo del 
    hombre teórico sobre el hombre trágico.El hombre teórico es el que opone razón a instinto. Es el del intelectualismo moral, el que dice que “solo 
    actúa bien el que sabe”, es decir, RAZÓN (sabe) = VIRTUD (obra bien) = FELICIDAD (será feliz).

2.2. Crítica a la dialéctica

-Para Nietzsche detrás del idealismo  de Sócrates, de Platón y de toda la metafísica occidental se esconde el espíritu decadencia, el odio a la vida y al mundo, el temor al instinto.

Ataca los principales conceptos  metafísicos como engaños gramaticales o del lenguaje. El peor de todos ellos es el concepto de «ser», de esencia, una ficción vacía. Igualmente rechaza los conceptos de «yo» (Descartes), «cosa en sí» (el noúmeno de Kant), sustancia, causa, etc.

Todos estos conceptos proceden de una desestimación del valor de los sentidos y una sobrestimación de la razón.

-Por el contrario, Nietzsche afirma que hemos de aceptar el testimonio de los sentidos:
Lo real es el devenir (Heráclito), el fenómeno, la apariencia.

– En definitiva, el supremo error de la metafísica es haber admitido un «mundo verdadero» frente a un «mundo aparente», cuando sólo éste último es el real. La historia de la filosofía puede ser narrada, pues, como una historia de la liberación del «mundo verdadero».
Esta es la tesis del magnífico texto de Nietzsche «Cómo el mundo verdadero acabó convirtiéndose en una fábula» en donde  repasa críticamente la metafísica de Platón, del cristianismo y de Kant; para, a continuación, presentar la aurora positivista, el Nihilismo pasivo y activo y la recuperación del hombre trágico con Zaratustra.

-Finalmente, modifica el concepto de verdad.
No sólo su pensamiento es un «fenomenalismo», sino que no admite «verdades en sí».
Una verdad es verdadera por su valor pragmático: la voluntad de verdad no es sino voluntad de poder. Y contra el dogmatismo metafísico, Nietzsche defiende un perspectivismo:
«no hay hechos, sino interpretaciones», «no hay cosas en sí, sino perspectivas». RELACIÓN CON Ortega Y Gasset.

3. “Así habló Zaratustra” (AHZ) como inversión de los valores

3.1. Zaratustra

 -Zaratustra es el intento de recuperar al hombre trágico (INSTINTO), la afirmación de esta vida sin límites.

Supone romper con la antigua tabla de valores (la del hombre teórico, basado en la razón) y darse una nueva tabla de valores desde el “sí a esta vida” desde la óptica de la vida (hombre trágico, basado en el instinto).

 –
Zaratustra es transfigurado.

 -Si Nietzsche sustituye a Dioniso por Zaratustra es para que “se mande al diablo todo consuelo metafísico”
Nietzsche ve en él al “creador de la moral” (la contraposición entre el bien y el mal)

 -En su afirmación de la vida y de la voluntad  de vivir, Zaratustra representa lo mismo que Dioniso.

Enemigo de Sócrates, Platón y el cristianismo



3.2. Temas fundamentales de AHZ. La transvaloración (AVANCE INFORMATIVO)

 Nihilismo y la MUERTE DE Dios (Negación del hombre teórico. Crítica a la relación moral y metafísica) ↓

SUPERHOMBRE (Hombre trágico que se da a los nuevos valores)↓         

VOLUNTAD DE PODER (Voluntad de crear nuevos valores) ↓                  

ETERNO RETORNO (Los nuevos valores son para esta vida)↑

4. El Nihilismo y la muerte de Dios

4.1. El Nihilismo

-Viene del latín “nihil” que significa nada, es un término empleado, en general, para descalificar cualquier doctrina que niegue o no reconozca realidades o valores que se consideran importantes.
Los valores tradicionales se van a convertir en nada porque son falsos valores.

-Nietzsche emplea este término con una doble significación:

·

Nihilismo pasivo:

“Nihilismo como decadencia y retroceso del poder del espíritu”. 
 Los valores tradicionales (antiguos)  pierden “vigencia”, llevan un germen de autodestrucción. 
·

Nihilismo activo:

“Nihilismo como signo del creciente poder del espíritu “.

*Surge como reacción al Nihilismo pasivo. 
*Significa luchar contra los valores tradicionales para acelerar su caída. 
*Los valores no se derrumban por sí solos, sino que directamente son destruidos por la voluntad de
 poder, que dice “no a estos valores” 
*Es la condición para que, la voluntad de poder cree valores nuevos, con lo cual se manifiesta el “sí” 
 del superhombre a la vida.

4.2. La muerte de Dios

-Nietzsche señala la muerte de Dios como condición para la aparición del superhombre.
“Dios ha muerto para que viva el superhombre”

 –
Dios representa la antinomia de la vida y la negación de la inocencia del hombre.

 -Nietzsche no ataca tanto al cristianismo en sí mismo, como a toda la cultura occidental en su conjunto.

 -La muerte de Dios no es sólo la muerte del Dios de la religión, sino la ruptura con todo lo antitético (contrario) de la vida; es la ruptura con la antigua tabla de valores (la del hombre teórico) y darle una nueva taba de valores (la del hombre trágico).

 -La muerte de Dios es la muerte del idealismo (moral, religión…), de la transcendencia objetiva que ha buscado la filosofía occidental desde Platón hasta Hegel. La metafísica ha sido el gran error de la humanidad.

 -En definitiva, supone buscar sentido de la vida en este mundo y no fuera.

5. La transvaloración moral y el ideal del superhombre

5.1. La teoría del Superhombre

 -No hay que entenderlo en sentido racista ni biologista, no es el predominio de una raza sobre las demás.

 -El superhombre es un nuevo tipo formal que tiene que crear una nueva tabla de valores desde la óptica de la vida, la fiesta, el cuerpo, el placer, el VITALISMO…

 –
Zaratustra es el superhombre, es el “sol”, la “luz del mundo”.

 -Cómo aparecerá el superhombre es algo que Nietzsche no explica. Lo traerá el “eterno retorno” y el superhombre es “el hombre primero”, el nuevo hombre después del “último hombre”.

 -El tránsito hacia el superhombre, explicado mediante un texto “Tres transformaciones”:
“como el espíritu se convierte en camello, el camello en león, y el león, por fin, en niño” 
               


5.2. La transvaloración moral

A)

La genealogía de la moral:

crítica de la moral vigente a partir del estudio del origen de los prejuicios morales. Emplea el método genealógico.


Moral de señores (Roma): Nietzsche afirma que su investigación filológica en diversas lenguas le condujo al     siguiente resultado: en todas las lenguas “bueno” significó “lo noble y aristocrático”, contrapuesto a
 “malo” que es “lo simple, lo vulgar, lo pobre”.
  Se trata de una contraposición no moral, de la voluntad de la vida.

 – Moral de esclavos (Judea): más tarde surge otra contraposición, lo «bueno» que es “lo pobre y lo débil” y «malvado» que es “lo noble y lo fuerte”, ya de carácter moral. Esta transmutación fue realizada por los judíos y continuada por los cristianos.

B)

El origen de la moral:

Resentimiento (envidia)

Es la degeneración de la estirpe de los señores que hace transmutar los valores. El prototipo de la moral de resentimiento es la casta sacerdotal; esta casta se empeña en negar los valores nobles de la vida y los reduce a la virtud, como humildad o renuncia a la propia vida.
Los esclavos hacen de su situación inferior algo positivo, de forma que, al ser mayoría, logran crear un ideal moral opuesto a la moral de señores.

– La mala conciencia:
Es el veneno que inoculan los sacerdotes, que al prohibir y reprimir el instinto de vida, éste se repliega y lo descarga hacia dentro en forma de mala conciencia, de culpa. Los dioses deben su origen a este sentimiento de culpa, de deuda. Para pagar la deuda se exigen sacrificios.

 – La ascética:
Es la predicación sacerdotal de que lo bueno, productivo y creador es la pobreza, la castidad y la humildad. El ascetismo es crueldad consigo mismo y los demás para hacerse temer.


C)

La explicación de los valores morales y las virtudes:

 -Nietzsche, sospecha de las grandes palabras morales, de las grandes virtudes y las explica de manera «fisiológica», como pasiones refinadas y estados de exaltación.
-Utiliza la técnica del “desenmascaramiento psicológico”, trata de explicar lo más altos ideales y valores supremos, por lo más bajo y rastrero. Ejemplo:
Compasión y amor à instinto de supervivencia.
Justiciaà deseo de venganza
Virtud àvoluntad de poder

6. La voluntad de poder

 -Es la voluntad que mueve al superhombre a crear nuevos valores.
Es la voluntad de ser más, de superarse.

 -Esta voluntad creadora de valores es la del hombre hecho “niño”, que es creador, el que dicta los nuevos valores que son buenos e inocentes.

 -Dios ya no es el límite sino la tierra.

 -El mundo, el hombre, la vida son voluntad de poder, de crear valores.

 – El valor: el preponderante interés de Nietzsche por los valores morales hace que la voluntad de poder sea, en gran medida, voluntad creadora de valores.

 -La voluntad de poder va unida al Nihilismo.

7. El eterno retorno

Negación de la transcendencia

– El eterno retorno significa una ruptura con el tiempo lineal judeocristiano, en que se considera que la historia tiene un principio (la creación)
y un final (el advenimiento de Cristo y el juicio final).

-Resalta el ideal griego de la eternidad del mundo para significar que no hay más mundo que éste, negando así el «transmundo» platónico y el «otro mundo» cristiano.

Fidelidad a la tierra

Éste es nuestro único mundo, y toda huida a otro mundo es una pérdida de realidad.


– El eterno retorno adquiere un sentido axiológico, ya que es la suprema fórmula de la fidelidad a la tierra, del sí a la vida y al mundo que pronuncia la voluntad de poder.

Zaratustra es, justamente, el «profeta del eterno retorno». En esta fórmula une Nietzsche simultáneamente dos afirmaciones:
1) el valor o la inocencia del devenir y la evolución (a favor de Heráclito y contra el platonismo)
2) el valor de la vida y la existencia (contra cualquier doctrina pesimista, como Shopenhauer).

– El «amor fati»:
La fórmula del eterno retorno expresa el deseo de que todo sea eterno, es el «amor fati» (amor al destino): el no querer que nada sea distinto, ni en el pasado, ni en el futuro, ni por toda la eternidad.

La filosofía de Nietzsche se convierte en una filosofía afirmativa, a pesar de aparecer, como una filosofía que sólo sabe decir no (pero sólo dice que no a lo que considera negativo y destructivo).

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.