En que consiste el proyecto filosófico de Marx

Share Button
Marx, filósofo, Político y economista alemán, consiguió con sus obras una importante Significación en la comprensión de la sociedad burguesa capitalista, de su modo De producción y de la interpretación que ese mundo histórico hace de la realidad.
Marx elabora varias Críticas, entre las que cabe destacar la crítica al pensamiento hegeliano, y la Critica a Feuerbach. En cuanto a la crítica a Hegel, el punto del que parte Marx es el concepto Hegeliano de realidad (“lo que es racional es real, y lo que es real, es Racional”) que conlleva que las diferentes formas de lo real sean simples Fenómenos y que la realidad social y política sean racionales. Aquí surge el Problema de la relación entre el conocimiento y la realidad, que resolverá Marx Desde la interpretación idealista determinando que el pensar (sujeto) rige y Determina el ser (objeto); se dará primacía al sujeto, al pensar. La conjunción De estas dos tesis lleva claramente a que, para Hegel, “lo verdadero es el Todo”; pero como todas las formas de la realidad se reducen a sujeto, podemos Determinar que lo verdadero es el sujeto como espíritu, para Hegel, la realidad Aparece cerrada, terminada, como unidad o sistema racional. Marx critica y Rechaza el idealismo hegeliano y su carácter sistemático, pero sin embargo, Acepta como uno de los grandes hallazgos de Hegel la estructura dinámica, Contradictoria y procesual de su teoría de la realidad. La crítica a Feuerbach está basada principalmente en la crítica A su materialismo, puesto que el de Feuerbach es un materialismo mecanicista, Por lo que se muestra incapaz de concebir el mundo como un proceso y el ser Humano es interpretado como objeto sensible, como objeto contemplativo. Además, El materialismo de Feuerbach encierra una insuficiencia teórica en el modo en Que rechazó el idealismo hegeliano e impuso el suyo. Marx hace un análisis de La crítica de Feuerbach a Hegel de la alienación religiosa: Feuerbach parte del Hecho de la autoenajenación religiosa, por medio de la cual el único mundo Existente (universo natural y sensible) es duplicado o desdoblado en un mundo Religioso y otro terrenal; la crítica de Feuerbach a esta enajenación religiosa Consiste en reducir este mundo religioso al mundo terrenal, pero esta reducción No consigue sino mundanizar la religión. Para el análisis teórico del marxismo, La crítica ni siquiera ha empezado, solo puedo explicarse por el propio Desgarramiento y la contradicción de este fundamento terrenal consigo mismo. La Critica tiene que ser pues practica y revolucionaria, y no puede serlo si no Está fundada en la previa comprensión teórica y clarificada por ella, que se Lleva a cabo en el análisis. El materialismo de Feuerbach es, según la crítica Marxista, un idealismo, y lo es en un doble aspecto: por su proceder metódico y Abstractivo y por la admisión de una esencia humana genérica, el hombre es un Ser abstracto en la medida en que deviene un individuo suelto, que “no vive en Un mundo real, históricamente surgido e históricamente determinado”. El Idealismo soterrado en el materialismo de Feuerbach tiene su expresión más Depurada en la conservación de la religión, que ahora es interpretada como la Relación de cada hombre con el género, consigo mismo o con su esencia. Así pues, tanto el idealismo hegeliano como el materialismo de Feuerbach Tienes que ser transformados y superados, y esto es lo que Marx pretenderá con Su obra. Para Marx, todo ser humano posee una ideología, que se basa en ideas o representaciones, Verdaderas o falsas, de la sociedad en la que vive. La clase dominante de una Sociedad puede contribuir a encubrir la realidad a través de la ideología, pero También la propia complejidad de la realidad social puede impedir que se Alcance su conocimiento verdadero. Al basarse la ideología en percepciones y vivencias Parciales o deformadas de la realidad y no en una actividad científica, serán Falsas las representaciones que la conforman, por lo que la realidad y las Condiciones en que se desarrolla la vida de los hombres resultan, a su vez, Falsificadas. En ese caso, aunque la conciencia imagine esas ideas como dotadas De su propia sustantividad, la existencia humana resulta alienada. Al hablar de alienación, Marx viene a señalar que el ser humano, cuya actividad tiene por objeto la Naturaleza, crea un mundo en el que dicha naturaleza aparece como su obra y, Sin embargo, en el modo de producción capitalista esa actividad no le permite Ser dueño de sí ni de lo que produce, porque se presenta como algo ajeno. En Segundo lugar, el hombre, al ser desposeído de los objetos que crea, deviene, él mismo, objeto, viéndose negado como persona. En tercer lugar, como Consecuencia de lo anterior, los seres humanos se deshumanizan al tener que Someterse a unas relaciones sociales injustas, donde son explotados como Máquinas y reconocidos sólo como tales. Para superar esa explotación, se impone El estudio del modo de producción que permite y propicia esta situación, Elaborando una teoría que, una vez puesta en práctica (praxis)
, permita su transformación y logre la realización del Hombre.  
La posibilidad de alumbrar una nueva sociedad pasa por concebir la Realidad social como un proceso dialéctico, Dinámico, que se da tanto en la naturaleza como en la historia. Surge así una concepción materialista de la historia En la que el factor fundamental es la actividad productiva del ser humano para Satisfacer sus necesidades básicas. Marx concibe este materialismo histórico Como una ciencia de la realidad social con la que se puede explicar y Transformar el mundo. Según este materialismo histórico, los diferentes modos De producción son resultado de las transformaciones económicas que determinan Los cambios en las estructuras sociales, políticas, ideológicas, culturales… de La sociedad. Estos componentes sociales, políticos…, constituyen la superestructura Cultural, que depende y está determinada por la infraestructura económica. En Esta última se distinguen dos elementos: las fuerzas productivas y las Relaciones de producción, que dependen de las primeras. La infraestructura económica Es el fundamento que condiciona, en última instancia, todo el proceso de Producción, y también la superestructura, que es el conjunto de Representaciones o ideas que configuran la conciencia, así como las estructuras Jurídicas y políticas que determinan la infraestructura. La estructura Económica de la sociedad constituye su modo de producción, que es la relación Que en cada sociedad se establece entre las fuerzas productivas y las Relaciones de producción. Como las fuerzas productivas no dejan de cambiar, los Modos de producción no son estables, y con ellos varían las relaciones de Producción. Si estas no lo hacen en la medida necesaria, surge una Contradicción en la estructura económica de la sociedad, cuyo resultado será la Revolución social, que transforma las relaciones de producción, cambiando más Lenta o rápidamente la superestructura. En cualquier caso, es fundamental Entender este proceso de cambio de la superestructura en función de la Infraestructura no como un reflejo automático, sino como una relación Dialéctica entre ambas, aunque el fundamento económico es, en última instancia, El principio de explicación. El objetivo del proceso, el fin al que se dirige la historia, es la Desaparición de las clases y la instauración del comunismo. La marcha hacia Esta utopía podrá ser acelerada mediante la lucha de clases del proletariado, Con la que se pueda llegar a una sociedad sin clases, sin Estado y sin lucha de Clases. Surgirá una comunidad real de hombres libres e iguales.


Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.