El nihilismo la voluntad de poder

Share Button

PANORÁMICA DE LA FILOSOFÍA CONTEMPORÁNEA.  SIGLO  XX

Europa, tras la primera Guerra Mundial, pierde la hegemonía política y económica. La filosofía según avanza el siglo, pierde su centro y se dispersa.

En los primeros años del siglo XX Europa se trasforma y Esta crisis afecta a distintos ámbitos:

En el plano político, la crisis afecta sobre todo a la democracia liberal. Facilita la reacción conservadora y nacionalista y el ascenso de los autoritarismos, dictaduras y fascismos.

En el plano económico, se asiste a una nueva revolución industrial, La antigua economía liberal ya no sirve y hay que buscar nuevas formulas.

En el plano social todo conduce a la rebelión de las masas.

En el plano cultural el nihilismo de Nietzsche parece extenderse. Se busca lo irracional, y se consolida el séptimo arte. Se difunden los escritos marxistas. Se extienden el relativismo, el pesimismo, el sentido de la absurdo de la vida, surge el escritor comprometido, y el existencialista.

En la segunda mitad del siglo XX, tras la 2ª Guerra Mundial, se dio el triunfo de las democracias. Se inician reformas políticas, económicas y sociales. Políticamente hay tres partidos dominantes: socialistas, comunistas y la derecha cristiana. Hay recuperación económica gracias al plan Marshall. En el resto del mundo también hay cambios importantes. El mundo termina con un alarmante desequilibrio norte-sur y hasta en Occidente el Estado del Bienestar se encuentra en crisis.

En el plano filosófico el panorama es complejo. La reflexión filosófica de las primeras décadas se encuentra muy determinada por la crisis de la concepción positivista de la ciencia. Las últimas corrientes filosóficas se encaminan hacia la búsqueda de un nuevo modo de filosofar, surgen las nuevas posiciones:  

  • Las posiciones de orientación fenomenológica: la fenomenología clásica, el existencialismo y la filosofía hermenéutica, podemos incluir la filosofía española de Ortega y Gasset.
    Estas posiciones se centran en el análisis de la condición humana y el análisis del significado de la vida humana.
  • Las posiciones de orientación positivista, el neopositivismo, el racionalismo crítico, y la denominada filosofía analítica interesadas en el lenguaje y la metodología científica.
  • Las posiciones de orientación marxista, inclinadas al estudio de los problemas sociales y la crítica de las ideologías que defienden esas condiciones sociales, el Marxismo, el Personalismo y la Escuela de Frankfurt
  • Las posturas particulares, el «giro pragmático» supuso un cambio de rumbo en el pensamiento analítico y un nuevo enfoque metodológico para las llamadas ciencias humanas, el Estructuralismo.

Dentro y fuera de todas estas posturas hay una variedad de posiciones que siguen a los grandes pensadores de la tradición apropiándose de sus ideas y desarrollándolas. Entre los movimientos renovadores más importantes de las grandes posiciones tradicionales se cuentan sobre todo, el neopositivismo, el neokantismo y el neotomismo.                

CONCEPTOS FUNDAMENTALES DE SU FILOSOFÍA


DIONISIO es el héroe único de la antigua tragedia griega, representa, la voluntad irracional. Frente a él aparece APOLO que representa la razón. En El nacimiento de la tragedia Nietzsche afirma que Eurípides trivializó los personajes de la tragedia y acabó con ella. Desapareció Dionisio y Apolo, solo queda Sócrates.

ZARATUSTRA es Dionisio transfigurado, y mandó un mensaje religioso donde defendía el monoteísmo que contenía un dualismo entre el bien y el mal. Elige a este personaje porque ve en él al “creador de la moral”. Zaratustra representa lo mismo que Dionisio despojado de la metafísica: Dionisio contra Sócrates, Platón y todo lo que ellos representan; Zaratustra contra la civilización “cristiana” y la moral imperante en ella, “el cristianismo”.

  1. EL MENSAJE DE ZARATUSTRA

Lo desarrolla Nietzsche en su obra Así habló Zaratustra que se divide en un prólogo y cuatro partes.
El prólogo presenta la antítesis del superhombre, el último hombre. La primera parte desarrolla el tema del superhombre y la muerte de Dios. La segunda parte se centra en la voluntad del poder. La tercera parte es el núcleo de la obra y expone la idea del eterno retorno. La cuarta parte, se centra en los hombres superiores.

EL SUPERHOMBRE posee libertad absoluta e impone por la fuerza sus valores y su voluntad. Moldea y sacrifica a todos los hombres en pro de su propia exaltación. Ama el riesgo y la lucha por la victoria. Por encima de él no hay nada ni nadie, ni siquiera Dios.

Nietzsche presenta al superhombre como el fruto de “tres transformaciones”. El camello representa al espíritu del último hombre, superviviente de un pasado que todavía cree vivo, con instinto conservador.
El león representa al hombre superior que tiene voluntad de poder y devora los valores anteriores y resuelve transmutarlos. Por último, el niño representa al superhombre sin prejuicios y cargado de inocencia vital, está más allá del bien y del mal, es “el primer hombre” que posee el poder de crear valores y vive fiel a la tierra. Por eso la condición para que aparezca el superhombre es “la muerte de Dios”.
La destrucción del cristianismo que representa la cultura occidental decadente, es la condición de la aparición del superhombre.

LA VOLUNTAD DE PODER, la vida es voluntad de poder, voluntad de ser más, vivir más, superarse, demostrar una fuerza siempre creciente, voluntad de crear. El mundo, el hombre, la vida, son para él voluntad de poder.

Para Nietzsche no existen voluntades libres, sino voluntades fuertes, que es  capaz de crear valores nuevos. Y voluntades débiles, que es incapaz de crear otros nuevos.

La voluntad de poder es voluntad creadora de valores y aniquiladora de valores anteriores, es la que genera la verdadera valoración sobre la realidad.

EL ETERNO RETORNO, Nietzsche afirma que éste es el tema clave de Zaratustra. Intenta con él refutar la concepción lineal y teleológica del Universo., niega el trasmundo platónico y el otro mundo cristiano y toda huida a otro mundo es una pérdida de la realidad.

El eterno retorno es la suprema fórmula de la fidelidad a la tierra, del sí a la vida y al mundo que pronuncia la voluntad de poder.  Zaratustra es “el profeta del Eterno Retorno. La imagen de un mundo que gira sobre sí mismo, pero que no avanza (como si fuese una peonza), es la imagen de una aceptación de sí mismo. (Zaratustra es presentado como un danzarín.)  El eterno retorno nos lleva otra vez al nihilismo; el hombre es un puente hacia el superhombre creador de valores que afirman la vida, pero el tiempo es circular y toda se repite continuamente igual. En consecuencia, El superhombre acepta: que toda la vida se repita eternamente.

Nietzsche dice al deseo de que todo sea eterno.

LA INVERSIÓN DE LOS VALORES, Nietzsche es un “eterno retorno”. La Humanidad ha valorado todo lo que se opone a la vida, y la moral vigente procede de un espíritu enfermo o decadente. Por eso, hay que invertir los valores, valorar y afirmar de nuevo la vida, recuperar la inocencia primitiva y estar “más allá del bien y del mal”.

  1. CRÍTICA A LA CIVILIZACIÓN OCCIDENTAL

Esta crítica tiene como objetivo primordial la filosofía dogmática que, es fundamentalmente una crítica al platonismo.
Según Nietzsche ha sido Platón quien ha instaurado el error dogmático más duradero y peligroso. Denuncia Nietzsche cuáles han sido los “instintos” que proceden de los instintos del odio y el temor a la vida, por eso la cultura occidental está sumida en el nihilismo, en su propia destrucción. Su ataque contra dicha cultura se dirige al cristianismo.

EL NIHILISMO, es un término empleado para descalificar cualquier doctrina que niegue o no reconozca realidades o valores que se consideran importantes. Representa a una actitud vital y filosófica que niega todo valor a la existencia, o que hace girar la existencia alrededor de algo inexistente. La idea que tiene Nietzsche del nihilismo es compleja:

  • Como decadencia vital:
    Toda cultura que crea en la existencia de una realidad absoluta, realidad en la que se sitúan los valores objetivos de la Verdad y el Bien, es una cultura nihilista pues dirige toda su pasión y esperanzas a algo inexistente despreciando la realidad de la vida (es el espíritu del camello que acepta resignado la mayor de las cargas).
  • Nihilismo activo


    Es también nihilista la filosofía que intenta mostrar cómo los valores dominantes son una pura nada, una invención; proponiendo una transmutación de todos los valores.
    Este nihilismo es una fase necesaria para la aparición de un nuevo momento en la historia de la cultura. Representaría el poder del espíritu capaz de crear otros valores nuevos.
  • Nihilismo pasivo


    Consecuencia de la muerte de Dios, que aparece por la consciencia del carácter radicalmente infundado de la creencia en lo sobrenatural, Con la muerte de Dios sobreviene la crisis del sentido y el convencimiento de que la existencia es absolutamente insostenible, vacía, carente de sentido. termina en la desesperación. Representaría el retroceso del poder del espíritu. Cuando esos valores se derrumben la civilización occidental se quedará sin los valores que ha poseído hasta ahora: del “Dios de la verdad” se pasará a decir que “todo es falso”, se perderá el “sentido de la existencia”, toda meta, todo “para qué”.

Lo que pretende
Nietzsche con su crítica es adelantarse a la manifestación del nihilismo pasivo y crear una civilización nueva.
Para ello dirige su crítica a tres ámbitos distintos:

LA CRÍTICA A LA MORAL, es abordada por Nietzsche en La genealogía de la moral. Para realizar dicha crítica emplea el método genealógico que consiste en una investigación etimológica e histórica de la “evolución de los conceptos morales”. La obra se divide en tres tratados. La moral surge como resultado de la “rebelión de los esclavos”, y es producto de una actitud del resentimiento.
Este resentimiento creó los valores morales de Occidente y es el responsable de la aparición de una civilización enemiga de la vida y de un hombre “incurablemente mediocre” que es el causante del nihilismo que amenaza Occidente.

Frente a la moral de los esclavos (moral propia del hombre-masa) está la moral de los señores que defienden valores vitales, de afirmación a la vida y la decisión de la voluntad de poder guiada por los instintos que favorecen la vida. Esta moral es propia del superhombre.

LA CRÍTICA A LA FILOSOFÍA según Nietzsche la filosofía occidental ha quedado corrompida desde Sócrates que hizo triunfar a la razón contra la vida.

De toda la filosofía occidental al único que salva Nietzsche es a Heráclito. Ataca los principales conceptos metafísicos y los califica de engaños gramaticales o del lenguaje
. El peor de todo es para él el concepto de ser al que considera como una ficción vacía.

El supremo error de la metafísica es haber admitido un “mundo verdadero” frente a un “mundo aparente”, cuando solo éste último es real. No hay una verdad, no hay hechos, sino interpretaciones.

LA CRÍTICA A LAS CIENCIAS POSITIVAS, La crítica a la ciencia se centra en el mecanicismo y en la matematización de la realidad. Las ciencias pretenden que solo lo medible y cuantificable sea importante para el ser humano. Nietzsche  quiere atacar su metodología (positivista y mecanicista). La ciencia no está en posición de establecer juicios valorativos sobre la vida y no puede ofrecernos a una ley moral a la que tengamos que subsumir.

La alienación

Para Marx es la condición en la que vive la clase oprimida en toda sociedad de explotación, en toda sociedad que admite la propiedad privada de los medios de producción. Hegel lo explica al espíritu y Marx a los hombres.

Marx como Hegel, esto describe la siguiente situación que le puede sobrevenir a un sujeto: cuando no se posee a sí mismo, cuando la actividad que realiza le anula, le decimos que dicho sujeto esta alienado; la alienación describe la existencia de una escisión dentro de un sujeto, como consecuencia de ello, comportarse de un modo contrario a su propio ser.

  • Para Marx el sujeto de la alienación es el hombre
  • En Marx la alienación se refiere a la explotación del hombre por el hombre, se refiere a la pérdida de autonomía y libertad de una clase social como consecuencia de la explotación a la que le somete otra clase social, principalmente por el hecho de existir la propiedad privada de producción

Marx considera que con la aparicion de la propiedad privada se produce una circuntancia social totalmente nueva y que solo podrá eliminarse con la abolicion de dicha forma de propiedad.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.