Descartes ontología sustancia

Share Button

TEMA 2. LA METAFÍSICA


1. Ideas. Desarrollo deductivo del sistema

Fundamentada la existencia del pensamiento, el problema que se le plantea es como salirse de él hacia el mundo, como se puede justificar, demostrativa o intuitivamente la existencia de algo a parte del yo.

Hecho el análisis del propio pensamiento observamos que el pensamiento es una actividad en la que manejamos ideas. Has tres tipos de ideas:

  1. Adventicias: Parecen provenir de la experiencia externa y decimos que parecen, porque la existencia de tal exterioridad es lo que se trata de fundamentar. No nos sirven, por tanto, para seguir.
  2. Facticias: construidas en la mente a partir  de las anteriores. Tampoco nos sirven.
  3. Innatas: Ideas que posee la razón por sí misma. Son ideas de extensión, pensamiento, infinitud.

Una vez analizado el pensamiento y descubriendo en él la existencia de ideas innatas, Descartes va a intentar desarrollar el resto del sistema a partir de la idea innata de infinitud. Va a sostenerse por consideraciones de la teología medieval, como considerar que el mal solo se puede definir como algo negativo. Se desprende que allí donde no hay falta de nada, se da la perfección.

La idea de Dios es la idea de un ser infinito y perfecto para ello echa mano del argumento ontológico de Anselmo de Canterbury.

Además de él emplea dos argumentos para demostrar la existencia de Dios:

  1. Parte de la idea de un ser perfecto que se haya en nuestra mente. Aplica una serie de presupuestos como que todo lo que existe tiene que tener una causa eficiente de su existencia y que la causa de algo no puedo ser inferior a lo causado.
  2. Parte de la Idea de un ser perfecto. Pero yo que tengo esa idea. Por lo tanto, tiene que haber un ser que me ha producido, que tiene en si esas perfecciones.

Estos tres argumentos, nos demuestran la existencia de Dios para justificar la existencia del mundo:

Si Dios existe, es incompatible con que la existencia de Dios garantiza la validez de las leyes del entendimiento para el mundo. Nos encontramos, entonces, con tres ámbitos de la realidad distintos: alma, Dios y mundo.

2. Desarrollo deductivo del sistema: sustancias, atributos y modos

Descartes define la sustancia como una cosa que existe de tal manera que no necesita de ninguna otra para existir. Argumenta que sustancia es un término análogo y que tiene varias formas de significar, según se refería a: sustancia creadora o creada.

Considera también sustancia a la sustancia corpórea y pensante. Dios, sustancia corpórea (reino de lo cuantitativo) y pensante (cada conciencia individual), constituye los 3 tipos de sustancias que componen la realidad.

Los atributos: esencia o naturaleza de una sustancia. El atributo de los cuerpos es la extensión, el de la conciencia, el pensamiento y los de Dios son infinitos (infinita bondad, eternidad,…)

Los modos: Formas de darse los atributos. La extensión se pueda dar como figura o movimiento, pensamiento como imaginación, sensación,… todos son reductibles al entendimiento y voluntad.

3. Física: Mecanicismo y determinismo

La física trata de la tercera sustancia: los cuerpos cuyo atributo es la extensión reductible a cantidad.

La extensión tiene como modos fundamentales la figura y el movimiento, cualidades primarias para distinguirlas de las cualidades secundarias.

Todo lo concerniente al mundo, se puede explicar a partir de los cuerpos, movimientos de los cuerpos y la casualidad eficiente. Los cambios se producen siempre, por un desplazamiento de la materia.

Por otro lado, para que una cosa  provoque un cambio en otra, debe incidir sobre ella  por contacto. Todos los seres son máquinas muy complejas por ello su física es  mecanicista y determinista.

4. La psicología

Alma y cuerpo: Conocimiento sensible

El alma y cuerpo son dos sustancias separadas, hasta el punto de que según Descartes, la muerte no se produce porque se separe el alma del cuerpo, sino que éste deja de funcionar como las maquinas.

En la parte del cerebro, de la imaginación y del sentido c común, origina los movimientos de los espíritus que provocan los movimientos de los músculos. La imaginación es la que mueve el cuerpo.

Este proceso es común a hombres y animales, por lo que los cuerpos de los seres vivos son máquinas.

La interacción alma-cuerpo

Descartes supone que en el hombre, se produce una interacción entre el alma y el cuerpo: se unirían en la glándula pineal. Los efectos que puede tener esta interacción son:

El pensamiento se da de dos modos:

  • Entendimiento:
    1. Cuando el entendimiento es pasivo y determinado por la imaginación y el sentido común, sentimos.
    2. Cuando el entendimiento es activo y determina la imaginación, imaginamos
    3. Cuando actúa, solo concebimos
  • Voluntad:
    1. Se da bajo los modos del admirar, desear, odiar, afirmar, negar, dudar a los juicios. Radica la posibilidad de error. La mayoría de nuestros conocimientos no son claros ni distintos y entonces, es la voluntad, la que se pronuncia sobre ellos.

En Dios, voluntad y entendimiento se identifican

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *