Los 4 pasos de la duda metódica de Descartes

Share Button

TEMA 1. LOS PRIMEROS PRINCIPIOS DEL CONOCIMIENTO


1. Conocimiento y verdad

La filosofía moderna se caracteriza por su idealismo: el ser de las cosas se da en el entendimiento, en la conciencia.  El conocimiento necesita  una previa reducción de las cosas a elementos matemáticos. Lo que se conoce directamente son elementos. Si la metafísica trata del ser de las cosas y ser viene dado por el entendimiento, la metafísica pasara a ser la teoría del conocimiento.

 Descartes fue el fundador de la filosofía moderna al ser el primero que se da cuenta de este cambio.

La metafísica tendrá por misión explicar cómo podemos estar seguros de que algo es un conocimiento valido, como una certeza.

2. Unidad de la razón

Desde el Renacimiento, y más claramente con Descartes, la razón es el preceder matemático. Con esto, Descartes no pretende identificar sin más una determinada ciencia, las matemáticas, con la razón. Cree en que hay un modo de proceder que hasta ahora sólo ha sido empleada por las matemáticas (alcance de un mayor grado de certeza) quiere descubrir este modo de proceder para aplicarlos a todas las ciencias. Le llama “la  ciencia general del orden y la medida”, mathesis universalis, método universal, único para todas las ciencias.

Una vez desarrollado y aplicado este método, todas las ciencias se pueden estructurar en una unidad orgánica.

3. El método: consideraciones generales

Descartes concibe la verdad como certeza y la metafísica como el saber acerca de las primeras certezas.

Trataremos de explicar que entiende Descartes por certeza: aquello de lo que no se puede dudar. La certeza va acompañada de dos notas: claridad y distinción, porque para poder estar ciertos de algo, ese algo tiene que hacérnoslo presente de alguna manera (que sea claro) y tiene que ser perfectamente determinado, delimitado.

Una vez definido el saber cómo certeza, podemos ver porque las matemáticas se convierten en el modelo de ciencia porque opera siempre con certezas al contrario que las ciencias empíricas.

Descarte intentar hacer de la filosofía, de la metafísica, una ciencia constituida como las matemáticas.

Tras un examen del modo de proceder de las matemáticas, se atiende a los siguientes pasos: a partir de unos elementos simples por deducción desarrollamos todo el resto del saber. Los elementos simples de los que partimos serán tomados como base, se muestran como evidentes.

El proceso que nos pone ante algo inmediato, perfectamente determinable, claro y distinto, es la distinción, aprehensión inmediata de algo, ya sea sensible o intelectual. Para Descarte, lo sensible se quedara con una intuición del tipo intelectual. Por eso, en matemáticas, conocemos naturalezas simples en una intuición intelectual.

Con todo esto se desarrolla una formulación del método:

  1. Evidencia: No admitir nada como verdadero, que no se conozca como evidente. En el caso de la fundamentación de la filosofía, se llevara a un proceso que se conoce como duda metódica.
  2. Análisis: Dividir lo en  sus partes simples, objeto de percibirlas clara y distintivamente, intuición pura.
  3. Síntesis: Reconstrucción deductiva del saber a partir de los elementos simples conocidos por intuición. Para Aristóteles, la deducción consistía en el silogismo, pero Descartes no cree que sea un método adecuado para descubrir nuevas verdades.
  4. Enumeración: La deducción se lleva a cabo de un golpe que se va tanteando, buscando los pasos para llegar a la demostración que nos interesa. El proceso es enumerativo.

4. El Método: La duda metódica

En primer lugar, tendremos que encontrar una evidencia. Pero dado que la metafísica trata del saber en general, habrá que buscar una evidencia que sirva para cualquier tipo de saber. Se necesita partir de una evidencia absoluta (no se puede dudar bajo ninguna circunstancia) para encontrarla dudara metódicamente de todo hasta encontrar algo de lo que sea imposible dudar.

Lo va a hacer a través de los siguientes pasos:

  • Duda de los sentidos: Solo en la intuición intelectual, las cosas están presentes de modo inmediato.
  • Duda de la realidad: Aunque los sentidos nos den datos falsos acerca de las cosas, podemos seguir considerando que estas son reales, existen. Descartes sostiene que es fácil dudar de la realidad de las cosas.
  • Duda del entendimiento: Incluso en los sueños hay cosas que se nos muestran como ciertas siempre. Podemos concluir que las verdades  del entendimiento resisten este proceso de duda.

La duda se plantea acerca de la aplicación extramental de los conocimientos del entendimiento

La cuestión ahora es si existe la posibilidad de encontrar algo que pese a todo sea indudable, certeza que resista todo el proceso de duda.

Puesto que dudar es una forma de pensar y por tanto, de que, aunque sea como meros entes pensantes, existimos. De ahí “pienso luego existo”. La certeza absoluta de que existo como ser pensante, se convierte en el primer principio del conocimiento que  andamos buscando.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *