Critica a la idea de sustancia hume

Share Button
Teoría del conocimiento:2

.1. La creencia en la naturaleza humana

/Hume no está interesado en realizar un mero ensayo sobre el entendimiento humano, sino en establecer una ciencia de la naturaleza humana. En su obra “Tratado de la naturaleza humana”, afirmaba que la naturaleza humana era el fundamento de todas las demás ciencias.//2.

2. Elementos del conocimiento

/-La percepción. Impresiones e ideas:/Para Hume, todo nuestro conocimiento procede de los sentidos y nuestra mente está formada por percepciones, que pueden ser impresiones e ideas. Las impresiones son más intensas mientras que las ideas son copias debilitadas de las impresiones, por eso las impresiones constituyen el origen de nuestro conocimiento. Hume rechaza las teorías racionalistas que defienden la existencia de unas ideas innatas. Si queremos saber el grado de certeza que tiene una idea, debemos buscar su impresión correspondiente ya que no es posible pensar algo que no haya estado antes en nuestros sentidos. Por eso, Hume afirma que “cuando un término no está aparejado a ninguna idea, carece de significado”. /Hume realiza otra división de las percepciones, en simples y complejas. Las percepciones simples son las que no admiten separación y las complejas, las que pueden dividirse en partes.//-Leyes de asociación de ideas:/Las ideas simples pueden ser separadas por la imaginación y volver a unirlas como quiera. Esto es posible porque la imaginación, por una tendencia natural, se encuentra sometida a unas leyes que explican las posibles combinaciones de las ideas. Las leyes de asociación de ideas son tres:/•Semejanza: consiste en pasar de una idea a otra semejante./•Contigüidad espacio-temporal: si tomamos las ideas se objetos que se hallan contiguos espacio-temporalmente, la mente tiende a recorrerlos de forma contigua./•Causa y efecto: cuando contemplamos un acontecimiento (efecto) inmediatamente pensamos en la causa que lo ha producido. Este es el fundamento de la crítica a la metafísica.//-Los objetos de la razón. Relaciones de ideas y cuestiones de hecho:/Las relaciones de ideas pertenecen al ámbito de las matemáticas y la lógica y se consideran afirmaciones intuitivas. No es precioso acudir a la experiencia para comprobar su veracidad. Su negación no es falsa sino contradictoria, porque es imposible./Las cuestiones de hecho pertenecen al ámbito de la experiencia y constituyen razonamientos probables. Su negación puede ser falsa pero no contradictoria.

3. Crítica a la metafísica:

//


Según Hume, la metafísica se ocupa de cuestiones complejas que no tienen ningún fundamento válido en el conocimiento. Estas cuestiones se corresponden con las ideas analizadas por los filósofos racionalistas:/•La idea de causalidad dice que la relación causa-efecto se puede conocer a priori porque existe una conexión necesaria entre ambos elementos./•La idea de sustancia es innata, intuitiva y evidente para los racionalistas pero no hallamos la impresión correspondiente a esta idea por lo que no será válido.//La idea de sustancia se divide a su vez en:/•La idea del mundo, que solo es demostrable (Descartes) por la intervención de Dios./•La idea del yo, que es la sustancia pensante en la que se sustentan todos nuestros pensamientos./•La idea de Dios, que es una idea innata que tiene su origen en algo infinito.//-La causalidad y sus consecuencias para la reflexión científica:/La conexión causa-efecto es el fundamento de la ciencia y de nuestro conocimiento cotidiano. Aceptar que existe una conexión necesaria, nos lleva a suponer que el futuro será igual que el pasado. Pero esta afirmación no es una relación de ideas, sino una cuestión de hecho y, por lo tanto, tiene carácter probable y su contrario, es posible./El fundamento para inferir el futuro desde el pasado no es una idea lógica ya que no hay razonamiento lógico capaz de vincular estos dos tiempos. Entonces, esta conexión necesaria surge de la siguiente manera:/•Encontramos A y B como casos distintos./•Vemos que A (causa) es anterior a B (efecto)./•Además observamos que A y B aparecen unidos espacialmente./•Finalmente, vemos que cuando sucede A, ocurre también B.//Percibimos fenómenos sucesivos y contiguos. Esta conexión no se adquiere mediante la experiencia y, por lo tanto, surge por la repetición constante (conjunción constante) de dos objetos que se suceden (sucesión) en el tiempo y en el espacio (contigüidad)./La costumbre no habrá de suponer que de acontecimientos semejantes (causas) se sucederán los mismos fenómenos (efectos). El hombre es un ser de costumbres y hábitos y por eso se inclina a vivir como si el futuro fuese semejante al pasado./Las consecuencias de esta crítica son fundamentales en el ámbito científico ya que nos conduce al escepticismo y al relativismo. La ciencia no puede pretender tener un carácter invariable, sino probable. La ciencia se mueve en el ámbito de la creencia. Se concluye que las ciencias de la naturaleza solo pueden formular leyes probables, pero nunca necesarias.//-La crítica a la idea de sustancia. El mundo, el yo y Dios:/La idea de sustancia implica una impresión constante e invariable de algo. Hume afirma que no ha encontrado ninguna impresión que permanezca inalterable por lo que pone en duda la validez del concepto de sustancia./•El mundo: hay impresiones del mundo externo, que vuelven a nosotros constantemente y que admiten cambios que poseen cierta coherencia, elaborada por la imaginación produciendo la creencia en un mundo externo duradero que existo incluso si yo no lo percibo. Esto permite que pensemos que los cuerpos existen separados de las percepciones y que se conectan casualmente. /La existencia de un mundo externo no se puede concluir deductivamente porque la idea de una existencia continua de los cuerpos es el fundamento de existencia distinta de nuestras percepciones. Por otro lado, tampoco podemos afirmar la existencia de una realidad exterior a las impresiones./•El yo: la idea del yo pensante cartesiano implica la existencia de un yo-permanente que además es invariable. Entre nuestras impresiones no está la de un yo único a lo largo de toda nuestra vida. Entre nuestras percepciones nunca están las impresiones de mi yo y, por tanto, no podemos tener una idea de sus cambios./Pero el yo o persona no es ninguna impresión, sino aquella a que se supone que nuestras distintas impresiones e ideas hacen referencia. Si hay alguna impresión que origine la idea del yo, esta será idéntica durante toda nuestra vida pero, como no existe ninguna impresión así, la idea del yo no existirá. La conclusión de Hume es que el yo no es más que una serie de impresiones que nos hemos habituado a encontrar unidas gracias a la mente./•Dios: no tenemos impresión de ningún ser omnipotente que pueda ser causa de todo el universo. Pretender conocer el origen de la idea de Dios significa intentar hacer un uso extraempírico de nuestras impresiones. /Si analizamos la proposición “Dios es causa del universo” desde la perspectiva de Hume, esta se invalida por varios motivos. Primero, no tenemos impresión de Dios por lo que no sabemos si existe. Además, tampoco es aceptable la idea de causalidad porque no podemos deducir la existencia del mundo exterior ya que no sabemos de dónde proceden nuestras impresiones de Dios
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.