Comparacion de nietzsche con platon

Share Button

Nos hemos decidido a aceptar el testimonio de los sentidos


Según toda la teoría que Nietzsche defiende, lo esencial para la percepción y el vitalismo que su filosofía propone es la percepción por medio de los sentidos. Considera que es imposible vivir y desarrollarse sin tener en cuenta lo que los sentidos le dicen. En realidad los sentidos nos muestran una sensibilidad, un particularismo de cada persona, es decir un vitalismo que cada persona imprime con su toque personal.

Inventar fábulas a cerca de otro mundo distinto a este no tiene sentido

Efectivamente, según él mismo explica, no existe otra vida paralela o distinta a la que cursamos. La razón es que no existe nada fuera del hombre, que pueda explicar la existencia de vida distinta a la que como digo es la verdad. Sin embargo se percata de la necesidad de un algo después de la muerte, para lo cual Nietzsche, se inventa una especie de continuidad, a modo de vida del más allá que afirma el cristianismo, pero que consistirá esencialmente, en la sucesión de hechos, en la construcción de una vida similar.

Dividir el mundo en un mundo verdadero y en uno aparente es un síntoma de vida decadente

Como ya venimos señalando, únicamente es verdadera la vida en la cual nos encontramos. La razón es evidente, no existe otra realidad que no sea la del hombre propiamente. en el momento que afirmamos una doble naturaleza vital, estaremos admitiendo la irrealidad de una vida, y en definitiva la separación en dos del mundo, lo cual es completamente erróneo, y propio de una confusión irremediable.A esta confusión Nietzsche la llamó vida decadente, o como sinónimo, nosotros lo podríamos entender como moral de esclavos.

El individuo utiliza el intelecto y la mayor parte de las veces solamente para fingir

El intelecto, nunca conllevará a la realidad. Únicamente, nos puede conducir a confusiones, verdades o medios o fingimientos. En el hombre el intelecto es símbolo de la adulteración de la falsedad para alcanzar su punto culminante. Realmente, se conoce de modo subjetivo, puesto que las cosas tienen naturaleza en sí, siempre y cuando aparezca dependiendo de nuestra interpretación o subjetividad. 


En general el pensamiento de Nietzsche ha dado lugar muchas interpretaciones, aunque no hayan sido siempre positivas o aceptadas, pero no han abarcado solo el terreno de la filosofía sino a toda la cultura en general (movimiento hippie).En mi opinión Nietzsche se equivoca al afirmar que la única realidad es la que nos llega a través del mundo sensible, pienso que el conocimiento de ésta requiere de una articulación entre los sentidos (Nietzsche) y la razón (Platón), la inteligencia sentiente de la que habla Zubiri. Creo que ninguno de los dos mundos es más real, sino que se complementan, la razón nos ayuda a comprender lo que percibimos con los sentidos y estos nos permiten ilustrar y asimilar mejor lo que la razón nos dice, por ejemplo, cuando observamos la Luna, la vemos pequeña, pero no creemos que es así porque la razón nos aclara que esto pasa porque ésta se encuentra muy lejos, de la misma manera que no podemos saber como es la Luna si nunca la hemos visto. El pensamiento de Nietzsche es actual ya que, en muchos lugares del mundo, el hombre se ha creído la idea del superhombre y la degradación de los valores. Crear una ley para satisfacer al ego es algo que impera en la sociedad actual. Sin embargo, el hombre se rige —o mejor dicho— se debe regir por una ley moral y ética, y el alejamiento de dicha ley provocaría en el hombre el alejamiento en el perfeccionamiento de sí mismo. La desobediencia a la ley moral es algo que podemos hacer debido a un gran don: la libertad. Aunque, esta desobediencia no sería libertad, sino libertinaje. En 1889 Nietzsche se viene abajo psicológicamente, cree que es Dios. Quizá las ideas de Nietzsche influyeron en la causa de su locura y en la pérdida del dominio de sí. Nuestra sociedad occidental puede recorrer igual sendero si no vuelve los ojos a la ética, la moral y los valores auténticos.

***

Mundo aparente:

 Dirá Nietzsche que los sentidos no mienten nunca y que la razón es una invención vacía de contenido. Por ello el mundo terrenal, el del espacio y el tiempo, es el único que puede existir. El mundo aparente del que hablaban los filósofos tradicionales no es aparente, es verdadero. Mientras que el mundo absoluto es pura mentira e invención, que ha llevado a los filósofos a dudar de la correspondencia entre lo factual y lo real, cuando son ambas cosas lo mismo. Nietzsche critica a Platón por defender la idea absoluta frente al objeto sensible y a Kant por decir que la esencia se encuentra en los noúmenos y no en los fenómenos. Por ello Nietzsche critica a la Metafísica por haberse inventado este mundo racional desde Sócrates y Platón y haber confundido a varios siglos de filósofos con un dualismo platónico inexistente.

Transmutación de valores:

 La moral contranatural que es una fuerza engañosa y ha podrido a la humanidad con sus mentiras ha de ser desenmascarada mediante un estudio de su procedencia que nos dará el cristianismo («platonismo para el pueblo») como difusor de esta moral decadente que huye del rigor de la vida. Nietzsche establece la necesidad de refundir todos esos valores rompiendo con ellos y estableciendo una nueva jerarquía de los mismos, pues la cultura europea a alcanzado el cupo de la decadencia y ha de ser restaurada. El filósofo vitalista tendrá que liberar a la humanidad de esos valores ficticios devolviéndo el derecho a vivir y a existir. El nuevo nihilismo activo del superhombre creará nuevos valores que reafirmarán la vida y nos brindarán la moral de los señores.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.