Como demuestra San Agustín la existencia de Dios

Share Button

2.3-La Creación del mundo y la existencia del mal:

En La mente divina se encuentran desde siempre las ideas ejemplares de Todas las cosas del mundo. Empleando esas ideas como arquetipos, como Modelos perfectos, Dios crea la realidad en su totalidad. El mundo Creado por Dios no procede de una materia preexistente ni de la Propia sustancia divina, así que es una verdadera creación, puesto Que es producido de la nada. Para la razón humana no es posible Comprender en su plenitud la creación, pero sí conocer dos de sus Requisitos fundamentales:


La Creación debe ser atemporal, puesto que Dios está fuera del Tiempo. El tiempo comienzacon Lo propio mundo creado.


La Creación debe ser instantánea, puesto que, si fuera el Resultado de un proceso, seríanecesario Admitir cambios en el Creador, y esto es imposible pues la esencia Divina es inmutable.

Estrechamente Vinculado al tema de la creación del mundo por Dios, se encuentra el Problema del origen del mal, un asunto que preocupó a san Agustín a lo largo de su vida. La primera solución que adoptó fue La que propónía el maniqueísmo, que admitía un doble principio del Bien y del mal. Sin embargo, cuando se convirtió al cristianismo y Asumíó que Dios es el Creador único de toda la realidad, encontró Una explicación al origen del mal compatible con la doctrina Cristiana.

Según Su concepción, puesto que Dios es, por definición, infinitamente Bueno, es imposible que sea la causa del mal. La clave que necesitó Para dar con la respuesta la encontró en Plotino:
el mal no es Ser, sino una privación de ser, una carencia de ser que afecta a Los seres finitos y creados.


En El plano moral, el mal es el pecado, que san Agustín atribuye a una Mala voluntad

Deesta Manera, la voluntad cobra protagonismo y se sitúa junto a la razón En la toma de decisiones Personales. San Agustín se aleja del intelectualismo griego, en el Que la razón asumía El control pleno sobre la conducta humana. El origen de la maldad Moral, la causa de la mala voluntad que se encuentra en la base del pecado se debe a una mala Elección. La voluntad Debe tender, por su naturaleza, al bien. Pero no existe un bien único, pues además del Supremo bien que es, Dios, existe toda una serie de bienes finitos Que deben ser preferidos en Relación con su orden jerárquico. La mala voluntad y su Consecuencia, el pecado, consisten en Preferir un bien inferior, rechazando o postergando un bien superior.

2.4-La Filosofía de la historia:

Poco Tiempo después del saqueo de Roma, que tuvo lugar en el año 410, San Agustín escribíó La ciudad de Dios, una obra que ejercíó Una enorme influencia en el pensamiento posterior y que supuso la Inauguración de una nueva disciplina filosófica: la filosofía de La historia. En su obra, describe dos ciudades habitadas por personas Muy diferentes:


La Ciudad celestial, donde viven quienes aman a Dios hasta el Desprecio sí mismos.


La Ciudad terrenal, habitada por quienes se aman a sí mismos hasta El desprecio de Dios.

De Esta forma, la historia de la humanidad adopta una concepción lineal Que comienza con la creación y acaba con el triunfo final de la Ciudad de Dios sobre la ciudad terrena. La concepción cíclica de la Historia que había dominado el pensamiento filosófico desde sus Orígenes en la Grecia clásica cedíó el paso a este nuevo enfoque. El Gran misterio de la historia es que en ella se conjugan la acción y La sabiduría de Dios con la libertad de los hombres. Para este Filósofo, no todo estuvo perdido tras la caída del Imperio romano y La consiguiente confusión en que se sumíó la cristiandad. El Cristiano debe mantener la esperanza y tener una actitud optimista Ante los tiempos, por difíciles que parezcan.

3-LA ESCOLÁSTICA MEDIEVAL:

La Filosofía cristiana de la Edad Media se conoce con el nombre de Escolástica. Esta denominación -del latín scholae, escuela- Alude al interés educativo que compartieron los diversos Autores que integraban esta corriente filosófica.

En El siglo VI, al cerrar las últimas escuelas paganas, únicamente Subsistieron las escuelas monacales (junto a los monasterios) Y las escuelas episcopales (al lado de las catedrales). Dos Siglos más tarde, el emperador Carlomagno creó una escuela ligada a La monarquía (Escuela Palatina)
y confió su dirección a Alcuino de York, quien organizó los estudios en tres niveles, según El grado de dificultad de las enseñanzas que se impartían. En Torno a estas escuelas nacíó, crecíó y se desarrolló la llamada Filosofía escolástica. Esta corriente filosófica abarcó un Período de seis siglos (desde el XI al XIV) y, por tanto, existieron Grandes diferencias entre los autores que la integraron. No obstante, Todos ellos compartieron una serie de rasgos:


El Objetivo no era descubrir nuevas verdades, sino explicar las ya Conocidas y establecidas Por la revelación divina.
Además, esta se convirtió en la única finalidad de la filosofía. No obstante, en ningún otro período de la historia de la filosofía Se alcanzó un grado tan Alto de precisión y rigor en las discusiones filosóficas.




Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.