Como demuestra locke la existencia de Dios

Share Button

LOCKE

CONTEXTO


Locke es el filósofo que asienta las bases del empirismo.

-En el siglo XVII Inglaterra vive una transformación política, ya que es donde ocurre la primera revolución política moderna tras la unión de burguesía y nobleza contra el absolutismo de la dinastía de los Estuardo. Fue una revolución liberal  que condujo a una monarquía parlamentaria en la que el rey junto con la cámara baja y la cámara de los lores adoptaba las distintas medidas.

Caundo nació Locke en Inglaterra, Escocia e Irlanda reinaba Carlos I. Las relaciones entre el monarca y las asambleas eran estables y tranquilas basadas en el consenso. Pero posteriormente surgieron problemas derivados de la negativa parlamentaria a pagar más impuestos para sufragar gastos de guerra.
Además había un trasfondo religioso que era la disputa entre arminianistas y calvinistas. A esto hay que unirle las dificultades del rey para efectuar su derecho de las aduanas. Todo ello llevó a la tensión entre Carlos I y las asambleas.

En 1642 tuvo lugar la Primera Guerra Civil con 2 bandos: uno a favor del rey y otro a favor del parlamento. La sociedad se hallaba dividida por la religión por un lado había puritanos de tendencia democrática y opuestos a la línea oficial de la Iglesia anglicana y por otro lado estaban los católicos y los arminianos. Esta guerra concluyó con la derrota del rey que consiguió huir a Francia y reorganizarse dando lugar a la Segunda Guerra Civil que terminó con la victoria de Cromwell. El rey fue acusado de traición y ejecutado. En 1649 Cromwell instauró una república y logró convertir al país en una gran potencia naval. Además se fomentó la tolerancia, aunque no se aplica en su totalidad con los cristianos. Se logró un considerable desarrollo económico. En 1660 Carlos II toma las riendas del país aprovechando la incapacidad para gobernar del hijo de Cromwell. Esta restauración monárquica fue posible gracias a las negociaciones llevadas a cabo con los líderes puritanos. Los acuerdos están recogidos en la declaración de Breda en la que destacan la libertad de culto y la libertad del parlamento para elaborar leyes. Carlos II, que fue un pésimo gestor económico, tendía al absolutismo lo que le llevo al enfrentamiento con el parlamento que además defendía el anglicanismo frente al catolicismo del rey. Todo esto derivó en la disolución del parlamento por parte de Carlos II. Cuando éste murió, llegó a su trono su hermano Jacobo II, católico, que estuvo respaldado por la nobleza conservadora, para ello tuvo que luchar contra el duque de Monmouth, hijo ilegítimo de Carlos II. En esta época la sociedad política inglesa se divide en los Tory, conservadores de tendencia absolutista y contrarios a cualquier tipo de influencia extranjera constituían la mayor parte de la cámara de los lores; y los Whig, burgueses puritanos independientes que defendían la soberanía del Parlamento y dominaban la cámara de los comunes. La situación fue complicada entre otras cosas por la línea absolutista del rey y el resultado fue que, cuando desembarcó en Inglaterra el yerno del rey Guillermo de Orange, defensor del protestantismo, tanto conservadores como liberales le ofrecieron el trono. Finalmente Jacobo II huye con su familia y Guillermo de Orange pasa a ser Guillermo III. Su reinado supuso una transición de la monarquía absolutista a la parlamentaria en el proceso conocido como Revolución Gloriosa y que implicó el triunfo de las ideas liberales. En este reinado se produjo la separación de poderes estableciéndose un equilibrio entre la monarquía y las dos cámaras.

-A nivel sociocultural, a principios del s.XVII hay una crisis bastante generalizada que se manifiesta en todos los órdenes de la vida y la propiedad. Encontramos así un descenso de la población, de la producción industrial y del comercio, causados por unos impuestos injustos en los que más pagaban eran quienes menos tenían. Como consecuencia aumentaron la hambruna, las guerras y las epidemias. Finalmente se va superando la crisis y se produce un importante empuje a la evolución del capitalismo, convirtiéndose Inglaterra en la primera potencia europea. Como la rivalidad con Francia era grande aplicó una política proteccionista gravando con altísimos impuestos los productos franceses impidiendo así su importación. Por otro lado surgieron monopolios comerciales como la Compañía Inglesa de las Indias Orientales.

Las actas de navegación de 1641 llevaron al dominio de Inglaterra de la navegación atlántica.

A nivel social, surgieron los banqueros. La burguesía  y  la aristocracia se dieron cuenta de que juntos tenían un gran poder y trabajaron juntos dando lugar al desarrollo económico del país. No obstante, el pueblo seguía descontento porque todos los beneficios eran para la nobleza y la aristocracia lo que derivó en distintos conflictos sociales. En el campo se mejoró la agricultura a través de una política de cerramiento de los campos. El aumento de la producción disminuyó el hambre y aumentó el comercio.

A nivel cultural cabe destacar al escritor John Milton, a los pintores Van Dyck y  Rubens, a los científicos Hooke, Newton (cálculo infinitesimal y ley de gravitación universal) y Halley.

– A nivel filosófico, se da un  importante abandono de la filosofía escolástica. Aparece una visión mecanicista del universo apoyada también por los filósofos racionalistas, por lo que se da gran importancia a las matemáticas. Cabe mencionar también el notable avance de la física que se basa en observaciones empíricas que apoyará el empirismo filosófico. En este contexto surge el empirismo con Locke, Hume y Bekerley, que convive con el racionalismo de Descartes, Spinoza y Leibniz y con las teorías políticas de Hobbes. Se defiende la naturaleza racional del hombre y se delimita el poder supremo de Dios y, como consecuencia, se da una mayor tolerancia religiosa en intelectual.

OBRA

En “Ensayo sobre el entendimiento humano” es evidente la preocupación de Locke por el conocimiento, pero ésta parece estar al servicio de una meta externa: dirigir la conducta del ser humano.

En primer lugar se ocupa de la refutación de las ideas innatas. Si existieran se expresarían como principios de la lógica o normas morales, pro estas últimas varían según los tiempos y los lugares y parecen más relacionadas con las costumbres y la educación. Respecto a los principios de la lógica ni los niños ni los salvajes los conocen con tanta evidencia como las sensaciones de dolor o de placer. Así pues, no hay ideas innatas.

En el segundo libro se ocupa del origen de las ideas.

Las ideas son los contenidos que llenan “el papel en blanco” de nuestra mente.
Sin embargo, no son todas iguales: existen ideas complejas y simples. Las complejas están constituidas por ideas simples combinadas.

PENSAMIENTO

-Teoría del conocimiento

Locke considera que todas las ideas simples proceden de la experiencia, bien de la sensación o bien de la reflexión. Para él, las ideas son los objetos del pensamiento, todo lo que el individuo percibe o piensa. De ahí que a su teoría del conocimiento se la denomine representativista, ya que la idea hace de intermediario entre el objeto y la mente. Además Locke defiende que el origen del conocimiento es la experiencia. Las ideas existen, todo lo pensado existe aunque sea dentro de la mente. Locke distingue varias clases de ideas:


  • SIMPLES: pueden ser:
    • DE LA SENSACIÓN: tienen por objeto las cualidades de los objetos externos. Estas cualidades primarias o secundarias pueden percibirse por los sentidos.
    • DE LAS REFLEXIÓN: tienen  por objeto los estados subjetivos de la conciencia, los actos principales de la mente (pensar y desear).
  • COMPLEJAS: proceden de la combinación de las simples. Pueden ser:
  • DE MODO: son afecciones de la sustancia como la idea de triángulo que, a su vez, pueden ser simples, cuando de una idea extraemos múltiples matices; o mixtas, compuestas por varias ideas complejas.
  • DE SUSTANCIA: conjunto de cualidades o accidentes capaces de producir ideas en nosotros. Nuestras ideas de sustancias particulares son combinaciones de ideas simples que se asocian en la experiencia y a las que designamos con un nombre.
  • DE RELACIÓN: surgen de la comparación de unos entes con otros.
  • ABSTRACTAS: son universales, prescinden de las circunstancias de lugar y tiempo. Comprenden los rasgos comunes de los objetos. Son invenciones del entendimiento. Locke mantiene una posición nominalista frente a ellas: las ideas abstractas tienen nombre pero no existen (son conceptos).

Después de clasificarlas Locke se pregunta por el origen de las ideas. Considera que la mente es un papel en blanco, sin ideas, en el momento de nacer. Todo nuestro conocimiento procede de la experiencia. Todas nuestras ideas derivan en último término de la sensación o de la reflexión, que constituyen la experiencia. Por ello, Locke rechaza la existencia de las ideas innatas. Está de acuerdo en que hay entre los hombres un consentimiento universal, ya que todos los hombres están de acuerdo en la validez de ciertos principios, de donde podría deducirse que dichos principios están impresos originariamente mente. Locke aceptó este consentimiento universal, pero está en contra de él, y explica que:

  • El acuerdo de la humanidad puede explicarse sin recurrir al innatismo por ejemplo apelando al convencionalismo.
  •  Incluso la idea del convencionalismo no es susceptible de acuerdo universal porque por ejemplo los niños no conocen muchos de esos principios ya sean innatos o convencionales. Y con respecto a principios morales como la justicia, los que la infringen difícilmente ha nacido con ellos.

Por eso Locke afirma que tenemos tendencias naturales, pero no ideas innatas. Esas tendencias nos llevan a aceptar los principios ya mencionados.

 Locke distingue tres realidades: el yo, Dios y los cuerpos. De la existencia del yo no hay certeza intuitiva, ya que la mente intuye su propia existencia sin necesidad de ninguna idea intermedia. De la existencia de Dios tenemos certeza demostrativa (por el principio de causalidad al modo de Santo Tomás). Y de los cuerpos tenemos certeza sensitiva.

Pese a que Locke afirma que ala experiencia es el origen y el límite del conocimiento, no es coherente con sus afirmaciones al admitir el concepto de causa, o la idea de sustancia, así como al explicar la formación de la idea de Dios a partir de la asociación de ideas simples.

-Filosofía del lenguaje

Locke analiza las palabras desde una perspectiva nominalista, continuadora de la tradición de Ockham: no hay esencias universales y, por tanto, las palabras generales son solo nombres que representan los rasgos comunes a individuos semejantes.

-Teoría política

Locke considera que la autoridad de los gobernantes no deriva de Dios, sino del acuerdo entre los hombres. Éstos vivían libres en el estado de naturaleza, bajo la ley natural, que impone el derecho y la obligación a la propia conservación.

Según Hobbes en el estado salvaje predomina la ley del más fuerte por lo que los hombres están continuamente en guerra y la única forma de convivir en armonía es entregando los instintos de destrucción a un rey o una asamblea al que se someten. El pacto social es necesario porque el hombre es un lobo para el propio hombre.

Locke, por su parte, sostiene que en el estado de naturaleza predomina la ley natural, pero el hombre tiene una serie de propiedades y para conseguir la supervivencia es necesario el contrato social. El trabajo convierte en privada la propiedad común y la aparición del dinero permite la acumulación ilimitada. Surgen así las desigualdades y al no haber nadie que garantice el cumplimiento de la ley natural ésta no es suficiente. Se hace evidente la necesidad de leyes positivas. La constitución de la sociedad civil no requiere solo el contrato social entre algunos hombres, sino también el mandato de la mayoría. Si un gobernante no sigue la voluntad de la mayoría se convertirá en tiránico y estará justificad la violencia. Para prevenir los abusos lo mejor es la separación de poderes: legislativo (promulga las leyes), ejecutivo (hace cumplir las leyes) y federativo (declara la guerra y firma la paz). Los 3 poderes se supervisan mutuamente.

Para Locke el hombre es un animal sociable por naturaleza y la razón enseña que todos los hombres son libres e iguales de modo que nadie puede dañar a nadie en su vida, propiedad o libertad. Tampoco se puede hacer de un semejante un medio para los propios fines. Por medio de la razón natural del estado salvaje comprendemos que ese estado de naturaleza originario no es de guerra como decía Hobbes, pero los derechos naturales (igualdad, propiedad y libertad) quedan mejor salvaguardados mediante un contrato social entre todos que abarcaría la sociedad civil, la comunidad política y la autoridad del Estado.

-Idea de tolerancia

Al defender la tolerancia, Locke rechaza que la religión se imponga, y la separa del Estado (Estado laico). A la vez, la preservación de la tolerancia exige que ningún grupo obtenga privilegio alguno sobre el resto de la sociedad. Locke también limita los derechos de los ateos y de los católicos, ya que no se deber ser tolerante con los intolerantes.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.