Clasificación de las ideas según Descartes

Share Button


RAZÓN Y MÉTODO: EL CRITERIO DE VERDAD


Según Descartes, la razón es única e igual para todos los hombres, y pretende descubrir el orden de los conocimientos. Según él, todos los hombres pueden distinguir lo verdadero de lo falso, por lo que, lo primero que necesitamos es un método.    
«¿Por qué todavía no se ha llegado a una filosofía única y valida para todos” La respuestas es porque no se ha utilizado un método válido y adecuado que nos proporcione los mismos logros que las mátemáticas le da a la ciencia.
Por tanto, el objetivo de su filosofía es lograr la verdad filosófica aplicando el método racional. El método es un conjunto de reglas destinadas a emplear correctamente las capacidades naturales y las operaciones de la razón humana (la intuición y la deducción) Según Descartes, sólo los matemáticos han estado empleando hasta ahora el método de la razón. Por tanto, el método racional es intuitivo-deductivo. Y podemos aplicarlo con 4 reglas: -Evidencia:solo hay que admitir lo que es evidente, claro, distinto. -Análisis:reducir las ideas de más complejas a más simples. -Síntesis. Se forma una cadena de razonamientos ordenados desde lo simple hasta lo complejo que tiene como resultado un conocimiento evidente. -Enumeración: repaso de todo el proceso para comprobar la ausencia de errores. Hay que recontar el análisis y revisar la síntesis.
Estas reglas han sido utilizadas con éxito en matemáticas, pero ¿sirven para la filosofía? Su aplicación supone que debemos encontrar un punto de partida indudable que sirva de base a los demás conocimientos. Por tanto, encontrar esta primera verdad supone eliminar los conocimientos que carecen de una absoluta verdad. Por ello, debe partirse de la duda para ver si es posible llegar a un principio del que no se dude y que pueda servir de base a los demás conocimientos.

2. LA DUDA METÓDICA



Descartes quiere distinguir lo verdadero de lo falso y encontrar un punto de partida indudable. Para eso hay que empezar dudando de todo lo que se pueda dudar. Por tanto, la duda es metódica y provisional.
De lo primero que podemos dudar es de si las cosas son como las percibimos por los sentidos, ya que son engañosos. Puedo también dudar de la existencia del mundo exterior, porque ¿Cómo podemos afirmar que existe ese mundo exterior? Yo lo percibo como real, pero también lo creí real durante el sueño. Aunque estando dormido o despierto, hay verdades como la de la lógica y las matemáticas que son reales. Puedo suponer que, en vez de un Dios bueno y perfecto, existe un genio maligno que ha empleado todas sus armas para engañarme. Esta tesis es conocida como la hipótesis del genio maligno.

3.LA PRIMERA VERDAD.EL COGITO Y DEDUCCIÓN DE LA SUSTANCIA PENSANTE


Yo puedo admitir que soy engañado, que me equivoco, que no exixte ni el mundo ni Dios pero para dudar, he de admitir que yo dudo.. Ahora bien dudar es pensar, y para pensar tengo que existir: pienso luego existo.
Hemos encontrado la primera verdad undudable: el yo existe como  pensamiento. En el cogito ergo sum, Descartes encuentra que cuando dudo confirmo mi prpia existencia. Por tanto, puedo dudar de lo que pienso, pero no de que pienso.
A partir de esta verdad, Descartes realiza la primera deducción: yo soy un ser pensante cuya naturaleza cosiste unicamente en pensar, por lo que no soy cuerpo, sólo ser. La indeoendencia del alma y el cuerpo se justifica, puesto que por una parte, poseo una idea distinta del cuerpo debido a que es una cosa que no se piensa. El razonamiento empleado por Descartes es la ficción mental: puedo fingir que no tengo cuerpo, pero no puedo fingir que no pienso, por lo tanto, lo que forma mi esencia es pensar.

5.EL CONTENIDO DEL COGITO: LAS IDEAS


Al aplicar el método, debemos deducir cualquier verdad que se admita a partir de aquello que conocemos con certeza, la existencia de otra realidad extramental a partir de la existencia del pensamiento.
Sé que las ideas existen objetivamente en mi pensmiento, pero no sé si existen los objetos a los que ellas se refieren. Dos tipos de ideas.

1.Adventicias:

son las ideas que adquirimos a través de los sentidos.

2.Facticias

Ideas que construye la mente a partir de otras ideas. Ninguna de estas ideas puede servir para demostrar la realidad extramental.

3.Innatas:

son a priori, es decir, el pensamiento las posee por sí mismo. Son unos gérmenes que hay en el alma, a partir de los cuales s pueden deducir los principios.
Sólo las ideas innatas son claras y distintas, por lo que son el verdadero fundamento del conocimiento, pero aún se debe demostrar que se corresponde con una realidad. La realidad de ellas es el cogito, pero también lo son los principios lógicos. Descartes encuentra la idea de Dios.
6

.LA SEGUNDA DEDUCCIÓN:LA DEMOSTRACIÓN DE LA EXISTENCIA DE Dios

Entre las ideas, Descartes descubre como sustancia infinita, la idea de Dios. A partir de un análisis, deduce con 3 razonamientos la existencia de Dios:
1.No es idea adventicia ni facticia.
Por tanto, es una idea innata que sólo puede provenir de un ser que posea efectivamente esas carácterísticas. Se trata de un argumento basado en la casualidad aplicado a la idea de Dios. – Entre las ideas que poseo se encuentra la idea de Dios. -La idea de Dios ser infinito no puede proceder del yo ser finito. -La idea de Dios me lleva a la existencia de Dios, puesto que sólo hay una sustancia infinita puede ser la causa de que haya en mí una idea de un ser infinito.
2.Yo poseo la idea de las perfecciones que no podeo, por lo que tendrá que existir un ser perfecto que las posea y del cual dependo yo: yo nos oy causa de mi existencia.
3. La idea de Dios es la idea del ser más perfecto que puede pensarse. Si no exitiera, habría algo más perfecto que pudiera ser concebido, Dios existe, o ya no sería lo más perfecto que puede pensarse.

7.LA EXISTENCIA DEL MUNDO


Demostrada la existencia de Dios, Descartes va a demostrar la existencia del Mundo, que estaba puesta en duda. Según él , Dios es infinitamente bueno y verdadero. No va a crear un ser que se engañe al afirmar que la realidad existe, por tanto, el Mundo existe. Ahora bien, el mundo es como me lo muestra la razón y no los sentidos.
Descartes habla de la existencia del mundo como realidad extensa, es decir, que sólo posee propiedades matemáticas. Descartes distingue dos tipos de propiedades de los seres extensos, de las cuáles sólo existe la primera.

1.Cualidades primarias:


cualidades objetivas de los seres. Las que se caotan por medio de la razón y son ciertas.

2.Cualidades secundarias:


cualiddes subjetivas de los seres. Las que se caotan por medio de los sentidos y nos llevan al error.
El mecanismo de Siglo XVII y de Descartes afirma que la cantidad de mmovimiento en el universo es constante, y niega que existan principios de movimientos internos. El resultado es un universo geométrico que funciona como un inmenso reloj, donde sólo hay causas eficientes.

8. ESTRUCTURA DE LA REALIDAD. LA Teoría DE LAS 3 SUSTANCIAS


En conclusión, Descartes distingue tres ámbitos de la realidad: La sustancia pensante (rescogitans), la sustancia infinita -Dios- (res infinita) y la sustancia extensa -cuerpos-(res extensa).
La sustancia, a los que Descartes llama res, significa aquello que no necesita de otro para existir. Según esto, la única sustancia sería Dios, ya que la sustancia extensa y la sustancia pensante son creadas por él.
Descartes reconocíó esto, pero siguió insistiendo en la separación para resaltar la independencia del alma y del cuerpo (res cogitans y res extensa). De ahí que Descates diga que hay dos clases de sustancias: la sustancia infinita y la sustancia finita, quienes solo dependen para existir de la sustancia infinita.
Por otro lado, Descartes dice que a cada sustancia le corresponde un atributo esencia, aquello que distingue a unas sustancias de otras, es decir, la naturaleza y esencia de la sustancia: el alma es pensamiento, los cuerpos son extensión y Dios es perfección.

9. EL SER HUMANO: EL DUALISM CARTESIANO


La antropología cartesiana sostiene una concepción dualista según la cual el ser humano está compuesto por un cuerpo (sustanca extensa) y un alma (sustancia pensante), siendo independientes entre ellas. Cuerpo y alma pueden existir el uno sin la otra y, sin embargo, están íntimamente unidas: el yo que piensa es el que se mueve, habla, crece. Por tanto, Descartes afirma que la uníón entre el alma y el cuero se realiza en el cerebro, en la glándula pineal.
Su teoría, sin duda, es insatisfactoria y recibíó muchas crítica, pero no hay que olvidar que la teoría dominante era el mecanismo, según el cual todas las acciones estaban determinadas, por lo que Descartes plantea la independencia cuerpo-alma para defender la libertad del hombre del mecanismo al que está sometida la materia


Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.