Sustancia infinita Descartes

Share Button

El HOMBRE:


El hombre es un compuesto de alma y cuerpo.
El alma se corresponde Con la res cogitans, cuyo atributo esencial es el pensamiento o Conciencia. Sus modos, la imaginación, la memoria, el razonamiento… El atributo del cuerpo es la extensión, en tanto que se trata de una sustancia física. Al ser dos entidades radicalmente distintas, su Relación es compleja. Para Descartes, el alma no se limita a estar Alojada en el cuerpo como un piloto en su navío, sino que precisa Encontrarse ensamblada y unida al cuerpo lo más estrechamente Posible para poder cumplir también con todas aquellas funciones, Como la del lenguaje, por ejemplo, sentimientos y apetitos, que Configuran lo que un verdadero hombre realmente es. Sin embargo, pese A esta uníón sustancial, el alma humana no está sujeta a morir con El cuerpo; perdura tras la desaparición de éste, por lo que Descartes se siente inclinado a juzgar que el alma es de naturaleza Inmortal.


>
RES INFINITA
La Segunda de las sustancias que se deduce en el sistema cartesiano es La infinita o divina: Dios. Es la entidad a la que le conviene Propiamente ser substancia, pues es la única que de modo absoluto no Necesita de otra cosa para existir. Todas sus propiedades son Esenciales en él, luego son atributos, no modos. Dios es una Sustancia infinita, eterna, inmutable, independiente, omnisciente, Omnipotente. Es bueno y veraz, y, por tanto, garantiza que todas Aquellas ideas puramente racionales que intuimos como evidentes, de Forma clara y distinta, tienen que ser, ahora sí, definitivamente Verdaderas. La sustancia infinita le sirve a Descartes para desterrar La hipótesis del genio maligno y salir del solipsismo idealista al Que su sistema le estaba abocando.La Importancia de esta sustancia en el sistema cartesiano es tal, que Descartes lleva a cabo tres demostraciones de la existencia de Dios:
a) La idea de perfecto e infinito. Parte de la idea de perfección e Infinitud que el sujeto puede tener, a pesar de no ser el sujeto ni Perfecto ni infinito. La finitud que reconozco en mí es lo contrario De la infinitud que conozco en Dios. Él tiene que ser la causa de la Idea de perfección e infinitud que hay en mí.
b) La Contingencia del yo. Este argumento constituye una explicación de la Primera prueba, pero introduce el principio de causalidad y mezcla Las ideas de contingencia y de conservación de los seres creados. Aquí Descartes llega a Dios como causa de su ser imperfecto y Finito. Afirma que, así como yo no soy infinito y no tengo la Totalidad de las perfecciones, el ser que tiene todas las Perfecciones es por este hecho causa de sí mismo, y por tanto, Existe.
c) El Argumento ontológico. Es la prueba más conocida de Descartes. El Esquema de la demostración es el siguiente: la existencia es una Perfección, Dios tiene todas las perfecciones, luego Dios tiene la Existencia.



>
RES EXTENSA
Descartes, Tras haber establecido la indubitable existencia de dos sustancias, El cogito y Dios, se prestará a demostrar la existencia de la Tercera sustancia: la res extensa.Gracias A la demostración de la existencia de Dios como un ser bondadoso, Que no puede hacer que me engañe cuando intuyo que la idea de Existencia del mundo exterior es evidente y la concibo como clara y Distinta. En consecuencia, verdadera, y no cabe ya dudar de la Existencia del mundo, de la res extensa.Ahora Bien, dado que para Descartes, filósofo racionalista, sólo puede Resultar verdadero aquello que se concibe a la luz de la sola razón, Las carácterísticas de la res extensa, del mundo exterior, deberán Ser aquéllas que puedan deducirse del ejercicio de la pura razón.Encuentra Así, la idea innata de extensión, que Descartes intuye con absoluta Evidencia que debe ser la carácterística más propia de todo aquello Que configure el mundo exterior, pues lo esencial a todo cuerpo es Que éste ocupa una extensión.La Materia se caracterizará así por su total continuidad, extensión Sin límites, infinitamente divisible, tridimensional y perfectamente Homogénea.Todas Aquellas ideas que vienen a representar las cualidades físicas de Los cuerpos, como el color, el olor, la textura, la temperatura, etc, Es decir, lo que se conoce desde Galileo como el conjunto de “cualidades secundarias” de los cuerpos, al estar configuradas a Base de informaciones que recibimos a través de los sentidos, quedan Puestas por Descartes definitivamente entre paréntesis y carecerán De valor de conocimiento.Para Descartes sólo resultarán válidas aquellas ideas que pretenden Representar los aspectos matemáticos o cuantitativos de los cuerpos, Las cualidades primarias, como su longitud, anchura, profundidad y Todo lo que tenga relación con la extensión, por su procedencia Estrictamente racional.Dado Que la existencia del mundo queda reducida básicamente a pura Extensión, no es casual que Descartes cultive especialmente la Geometría analítica como ciencia fundamental.En Cuanto al movimiento, Descartes defiende que Dios fue el encargado de Dar el impulso inicial que puso en marcha la extensión inerte. Existe una cantidad de movimiento en el universo constante, Inalterable. Se encuentra aquí el fundamento de la concepción Mecanicista del universo, opuesta a la teleológica de Aristóteles y Una primigenia exposición del principio de la inercia.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.