San agustin afirmó que para encontrar la verdad era necesario volver a nuestro interior

Share Button

SAN AGUSTÍN Es el máximo representante de la época patrística, su pensamiento marca la transición entre la filosofía de la Antigüedad y de la Edad Media.Su obra supone la primera gran síntesis entre el cristianismo y la filosofía platónica. Dominará la filosofía cristiana hasta llegar a la filosofía tomista.El problema del conocimiento (Epistemología)La relación entre la razón y la fe es uno de los problemas más importantes, no distingue claramente entre razón y fe, esto marca todo su pensamiento.Solo existe una verdad, la revelada por la religión y la razón contribuye a conocerla mejor. Su máxima es “Cree para comprender” denotando un predominio de fe sobre la razón ya que sin la creencia en dogmas de la fe no podemos comprender la verdad, Dios y todo lo creado por Dios. “Comprende para creer” argumenta que la razón es un instrumento de aclaración de la fe. (Si la fe y la razón disciernen, la razón es la que se equivoca.)Tratará el problema del conocimiento estableciendo condiciones para conocer la verdad, según el ideal Cristiano. Uno de los problemas fundamentales es alcanzar la fe en sí misma, ya que solo accediendo a ésta el hombre es feliz. En la experiencia interior asentará la validez del conocimiento. La mente mediante un proceso de interiorización busca la verdad en sí misma, en ella encuentra las ideas, verdades inmutables que no proceden de la experiencia.Frente a los escépticos, que decían que la verdad no existe o es imposible de encontrar, argumenta que los escépticos dan por supuestas determinadas certezas. Al reconocer que es inaccesible, reconocen que existe y al dudar de todo, se contradicen, ya que dudar es una verdad. Distingue dos tipos de conocimiento* Sensible: el que tenemos de las cosas a través de los sentidos, que son instrumentos del alma (propio de animales y hombres), es el grado más bajo de conocimiento. Genera doxa u opinión, ya que este conocimiento versa sobre lo mudable (dependencia platónica). El verdadero objeto de conocimiento es lo inmutable por lo que éste no nos ofrece la verdad.* Racional: propio del humano, la verdad reside en el verdadero objeto de conocimiento, lo inmutable. Este conocimiento consiste en una elaboración efectuada por la razón a partir de los sentidos.o Actividad inferior: conocimiento de lo universal, necesario en la realidad temporal. Depende del alma a raíz del contacto con la realidad sensible. Se basa en modelos inmateriales, universales y eternos (ideas platónicas).o Actividad superior: sabiduría (auténtico conocimiento filosófico). Es el conocimiento de las verdades universales y necesarias a través de la mente. Gradación del conocimiento, el más elevado es lo inteligible, la idea. Las ideas están en la mente de Dios y se alcanzan mediante la iluminación divina, proceso por el cual los universales establecidos por Dios llegan a nuestra mente.* Interpretaciones de la iluminación: según los ontologistas, el alma contempla directamente las ideas, otra interpretación concibe lailuminación como un poder que concede Dios a la razón, es una virtud por la que el alma alcanza las verdades eternas pero que no posee por naturaleza. La explicación platónica se establece con el símil entre el Sol y el Bien: el bien ilumina todas las realidades para que sean captadas.El problema de Dios (Teología)La existencia de Dios es evidente. Argumentos que la explican:1. Orden en el mundo: ser supremo ordenador2. Consenso: universalidad en la creencia de Dios3. Grados del Bien: en el mundo hay cosas mejores y más bellas, lo más bello y perfecto es Dios4. Demostración de la existencia a partir de las ideas o verdades eternas: el fundamento de estas verdades inmutables no puede estar en las cosas, que son cambiantes, tiene que estas en un ser inmutable y eterno, Dios.La naturaleza de Dios es inefable (está más allá de lo que podemos comprender y expresar con palabras) TC Teología negativa, sólo podemos decir de Dios lo que no es. San Agustín describe los atributos de Dios basándose en textos bíblicos, es infinito, omnipotente, omnisciente, eterno, perfecto e inmutable. Es necesario y el resto de criaturas son contingentes.La creación del mundo. Dios crea el mundo1. A partir de la nada2. Fuera de tiempo: el tiempo empieza al empezar la creación3. Es un acto libre de Dios: así las criaturas dependen de élEjemplarismo: las esencias de las cosas se encontraban en la mente de Dios como ejemplares o modelos. Esta teoría se complementa con la teoría de los rationes seminales que dice que todos los seres han sido creados en potencia desde el principio del mudo y al germinar dan lugar a nuevos seres.

El problema del hombre (Antropología)
El hombre ha sido creado por Dios a su imagen y semejanza. Los primeros fueron Adán y Eva, que perdieron la imagen y semejanza por el pecado original.
Plantea una concepción dualista. Compuesto de cuerpo y alma, sustancias funcionalmente inseparables. El alma es la parte superior del hombre y da una concepción peyorativa del cuerpo.El alma es espiritual, simple e inmortal. Asume todas las funciones cognoscitivas. La más importante será realizada por la razón que tiene como objeto la sabiduría (en ella se da la iluminación) le corresponden también las de la memoria y la voluntad, que tiene una función superior al entendimiento. Por la memoria sabemos quiénes somos, por la inteligencia conocemos y por la voluntad queremos. (Trinidad Divina: memoria, Dios Padre; inteligencia: Dios Hijo; voluntad: Espíritu Santo).El alma da vida al cuerpo, pero al ser superior a él, éste no la afecta, sino que es un instrumento para ella (herencia platónica). Debido al cristianismo está obligado a mantener la unión de alma y cuerpo, en la que ambos han sido creados por Dios y es el compuesto lo que constituye al hombre. El cuerpo ha sido castigo del alma debido al pecado original del que tiene que librarse.El alma es inmortal pero no eterna, para explicar su origen da dos explicaciones:* Creacionismo: Dios crea el alma con ocasión de cada nuevo nacimiento TC problemas al explicar el pecado original (Dios no va a crear almas ya manchadas por el pecado original)* Generacionismo: el alma se transmite de padres a hijos, igual que generan el cuerpo, de este modo explica la transmisión del pecado original pero no es de la unidad y simplicidad del alma. (si los padres transmiten una parte de su alma, ésta queda fragmentada)Problema de la moral (ética)Inspirada por las ideas morales del cristianismo, acepta elementos platónicos y estoicismo. Es eudemonista, quiere alcanzar la felicidad y teleológica ya que quiere alcanzar la verdad en Dios, que es su fin último pero es inalcanzable en vida. La felicidad pues, consistirá en la visión beatífica de Dios, de la que gozarían los bienaventurados en el cielo, tras la práctica de la virtud. Es necesaria la gracia de Dios para alcanzar tal objetivo, lo que hace imposible considerar la salvación como el simple efecto de la práctica de la virtud.La antropología está subordinada a la necesidad de justificar el origen y la naturaleza del mal.
Tomará de Plotino el concepto de mal como privación (mal=ausencia de bien). Por tanto el mal moral, el pecado, es la privación de un bien en una naturaleza que podría poseer ese bien. Distingue entre el mal moral y su capacidad de elección, que es cuando el hombre decide no actuar bien. La voluntad está debilitada por el pecado original, se elige antes no hacer lo que se debe que lo que se debe hacer. Y el mal físico (dolor, enfermedades) consecuencia del mal moral. Así el alma se hace esclava del cuerpo, apartándose de su bien. (El alma no se corrompe porque no está formada por materia y es inmortal, pero obra mal ya que obedece a un cuerpo corrompible). Con esta teoría se aparta del intelectualismo moral platónico, que dice que no se obra mal por ignorancia.La razón conoce el bien y la voluntad puede rechazarlo porque aunque ambas estén vinculadas, la voluntad posee autonomía respecto a ella. Concluye que la razón conoce y la voluntad elige.El cristianismo sostiene que Dios pedirá cuentas al hombre por sus actos y le premiará o le castigará, esto conlleva la defensa de la libertad humana. Solo Dios nos pedirá cuentas si somos libres de decidir entre bien y mal. El hombre ha sido creado libre, y puede volverse o alejarse de Dios, así, San Agustín distingue dos conceptos:* Libre albedrío: capacidad de obrar voluntariamente. A partir del pecado original está orientado hacia el mal.* Libertad: capacidad de hacer únicamente un buen uso del libre albedrío. En eso consiste la auténtica libertad, que necesita de la gracia divina.Desde el pecado original solo se conserva un libre albedrío frágil. Como es un alma caída, tiende hacia la materia y acaba tiranizada por el cuerpo, por lo que no puede evitar pecar. Por lo tanto, no puede salvarse por sí misma si Dios no le concede la gracia de poder salvarse, solo ella hará libre a la voluntad.Problema de la sociedad (Política)En cuanto a la sociedad y la política, San Agustín expone sus reflexiones en «La ciudad de Dios».En esa obra, ensaya una explicación histórica, partiendo de la concepción de la historia como el resultado de la lucha de dos ciudades, la del Bien (Hijos de Abel) y la del Mal (hijos de Caín) la de Dios y la terrenal, de la luz y de las tinieblas. La ciudad de Dios la componen los creyentes; la terrenal, los que no creen. Esa lucha continuará hasta el final de los tiempos, en que la ciudad de Dios triunfará sobre la terrenal, apoyándose San Agustín en los textos sagrados del Apocalipsis para defender su postura. Se trata de una lucha colectiva e individual, porque se libera en el corazón de cada hombre, cuya alma con ayuda de la gracia divina, debe combatir el mal para alcanzar la Ciudad de Dios.Defiende que solo un Estado Cristiano puede tener verdadera justicia, reflejando la intervención de la Iglesia en la sociedad civil ya que la Iglesia debe transmitir los principios cristianos al estado, siendo superior a el

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.