Que es el hombre para kant

Share Button

POLÍTICA

Las obras en las que Kant expone su pensamiento político son: La paz perpetua y ¿Qué es la Ilustración? . En el segundo título, Kant define la Ilustración como la salida del hombre de su “culpable” “minoría de edad”. Por minoría de edad, entiende la incapacidad del hombre de servirse del propio entendimiento sin la dirección de otro; y, el hombre, es culpable de ello porque la causa está en la falta de decisión y ánimo para servirse del entendimiento sin la dirección de otro;

“Sapere aude”

Esta última expresión será la consigna de la Ilustración.

Kant, comparte el propósito del movimiento ilustrado: la fe en la razón y la esperanza de que la Humanidad se deje guiar, por ella. Kant, está convencido de que por primera vez, en la Historia, se dan las condiciones para realizar tal proyecto. A su juicio, se están dando indicios de que van disminuyendo los impedimentos que imposibilitan la salida de la Humanidad de su minoría de edad.

Principal impedimento, según Kant. La ausencia de libertad;
Y, por libertad, entiende: “hacer siempre y en todo lugar uso público de la propia razón”. Por uso público de la razón,
Kant se refiere al “uso de la razón que alguien hace en cuanto docto ante el gran público.

Pues bien, el libre uso público de la razón se encuentra limitado por instituciones como la Hacienda pública, la Iglesia y la Corona. Estas afirmaciones de Kant hay que entenderlas desde el trasfondo histórico y político del reino de Prusia en el que habita Kant: el ejército, la Hacienda pública, la Iglesia luterana y la Corona son las cuatro grandes instituciones que dominan la sociedad prusiana y que hacen plantearse a Kant el problema o dificultad de la conciliación entre las exigencias ilustradas y el poder coercitivo del Estado y las instituciones.

Kant propone como solución:
la que llama un “razonable compromiso”;
Esto es, el militar ha de obedecer, sin rechistar, pero puede y debe discutir públicamente. El ciudadano ha de pagar  puntualmente sus impuestos, pero  puede y debe discutir,. El clérigo ha de atenerse, en sus sermones, al credo oficial de la Iglesia, pero puede y debe discutir públicamente, como teólogo.

En definitiva, el esfuerzo de Kant se dirigirá a la búsqueda de la conciliación razonable entre el uso de la razón y la pertenencia de un cargo social.

Kant comparte con el proyecto ilustrado y los ideales de la revolución francesa la aspiración a la emancipación humana que, estará en la aspiración a la universalidad: la Ilustración descubre el carácter cosmopolita del ser humano. Esta universalidad se funda en la razón humana, tiene por objeto permitir al hombre, escapar del particularismo estrecho y provinciano y la que dirija la razón hacia los fundamentos de una moral y Derechos universales.

Por tanto, políticamente, la Ilustración tendrá como preocupación fundamental configurar una teoría política basada en la razón, la libertad y la universalidad. La reflexión política de Kant se mueve en el contexto de las teorías  contractualistas.
Hay dos tendencias:

  -el contractualismo liberal, representado por Montesquieu, cuya pretensión es conseguir la felicidad del mayor número posible de ciudadanos. Además, postula la monarquía constitucional como régimen idóneo de gobierno, en la que desempeñará un papel fundamental la “separación de poderes del Estado”.

-El contractualismo igualitario encarnado, en la obra de Rousseau.
(Kant escoge a Rousseau para explicar el origen de la sociedad y el Estado).

El origen del Estado


Para Kant, la necesidad del Estado es una necesidad racional que se daría aunque todos los hombres fueran justos. Kant echa mano de la tª contractual de Rousseau para justificar la constitución de un Estado de derecho y de una justicia distributiva. al Estado de derecho se da mediante un trato o contrato en virtud del cual los hombres renuncian a su libertad externa y salvaje para recuperarla como miembros de una entidad común o Estado. Esto es, el hombre abandona su “libertad salvaje y sin ley” para reencontrar su libertad, regulada por leyes.

Estructura del Estado


Kant toma el diseño del Estado de la obra de Montesquieu;
Especialmente, en la tª de la separación de poderes.
A su juicio, los poderes deben estar separados, es la finalidad que ha de salvaguardar el Estado.

Kant defiende el sistema republicano o representativo.
Y en su obra La Paz perpetua enumera los fundamentos en los que debe cimentarse este sistema; y, constituyen las condiciones de posibilidad de la paz:

En el primer artículo tres principios:

1.- el principio de libertad legal (libertad de todos los ciudadanos de pensamiento y expresión)

2.- El principio de dependencia como súbditos respecto a una legislación común

3.-  El principio de igualdad civil (igualdad de todos los miembros de la sociedad ante la ley)

.En el segundo artículo Kant remite a un derecho de gentes en una federación de Estados libres que abra el camino hacia una unión de naciones.

-En el tercer artículo Kant limita el derecho de ciudadanía a una universal hospitalidad.

Kant defiende que si la paz puede llegar algún día a los hombres será a partir del derecho y de organismos internacionales. Su pacifismo es jurídico e institucional, lo que tiene tres afirmaciones esenciales:

1.- será necesario crear una autoridad que disponga del uso de la violencia legítima en la esfera internacional

2.- Es necesario llegar a una unión universal de países a través de un proceso federativo, que cualquier conflicto se convierta en algo que afecte a la humanidad entera; y, todos los hombres pongan su empeño en eliminar. Kant está convencido de que es posible el progreso de la humanidad en las dimensiones material y cultural, y en la esfera moral y política. Desde el punto de vista político, este progreso pasa por una constitución cosmopolita.

3.- Es preciso que todos los países se doten de instituciones “republicanas” porque sólo en estos sistemas los ciudadanos son el sujeto de decisiones y, los que sufren las consecuencias de las guerras; de ahí que este sistema posibilite que se adopte una posición negativa ante las guerras. La guerra va en contra de todos los derechos: hay que actuar para la paz.

En definitiva, Kant está fundamentando las que para él serían las condiciones para la paz
Kant describe la comunidad política como una comunidad racional y libre, por las leyes de la razón, y no por el miedo o la coacción. La esperanza de Kant es la de una comunidad en la que se dé una reconciliación entre deber y felicidad.
Ahora bien, en su Ética, Kant afirmó que la felicidad no es competencia del ser humano  No obstante, si bien los hombres no pueden garantizar la felicidad a quien cumple el deber, sí pueden procurar la infelicidad a quienes lo incumplen. Kant, defiende la justicia vindicativa expresada en la ley del talión

En uno de los suplementos de la Paz perpetua, Kant expresa que él no sueña, en una ciudad o Estado gobernada por filósofos, ya que la posesión de la fuerza y el poder perjudica, inevitablemente, el libre ejercicio de la razón.

En el “apéndice” de la obra, Kant aborda el problema del posible desacuerdo entre moral y política.
Su tesis es “El Dios-límite de la moral no se inclina ante Júpiter, el dios-límite de la fuerza”. Kant defiende una concepción moral de la sociedad y de la historia a la que llama “reino de los fines”.
La meta será la de una sociedad civil justa, que culminará en la perfecta armonía entre todos los pueblos: “la paz perpetua”.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.