Proposiciones contingentes Kant

Share Button

El pensamiento y la inteligencia


En este apartado vamos a ver los contenidos de los procesos mentales, y cómo actúa nuestra mente a la hora de resolver un problema, y al tomar decisiones.

5.1. Los contenidos del pensamiento

Nuestro pensamiento funciona sobre representaciones mentales.
Habíamos visto que en la percepción ya existe esa proyección mental, y la memoria nos permitiría almacenarlas para un posterior uso.

Pero antes de continuar, tenemos que matizar qué tipos de representaciones mentales disponemos. Los psicólogos y filósofos cognitivistas defienden dos tipos fundamentales:

Representaciones analógicas y simbólicas

Las representaciones analógicas captan algunas de las carácterísticas reales de aquello que representan. Las representaciones simbólicas, sin embargo, carecen de dicha relación. Para entender esto, pensemos en el dibujo de un ratón. Un ratón tiene unas líneas determinadas  sobre el papel. El diseño representa un ratón, pero no es un ratón real. Pensemos ahora en la palabra “ratón”. De modo diferente del diseño, la palabra no tiene cualquier semejanza física con el ratón: se trata de una representación abstracta. La relación entre esas letras y el pequeño animal es puramente convencional, arbitraria: el lenguaje humano opera con esa abstracción.

E igualmente existen proposiciones.
Los conceptos son aquello en lo que pensamos. Pero al hacerlo, tenemos tendencia para combinarlos de formas diferentes. En esas proposiciones unimos sujeto  con predicado
En la Edad Moderna, filósofos como Locke o Hume pensaban que nuestros conceptos funcionan a través de asociaciones, sin embargo, hoy en día pensamos que las proposiciones formulan conexiones que son mucho más exactas que una mera asociación

5.2. La facultad del entendimiento, según la filosofía

Desde la antigüedad, la filosofía ha reflexionado sobre el papel que ejerce el entendimiento en el proceso de conocimiento y en la generación de ideas.

a)
Platón (siglo IV a.C.) fue el primero en exponer este problema de forma más o menos intuitiva. Para este autor griego la experiencia empírica representaba el conocimiento más alejado de la auténtica realidad, que era el mundo de las ideas. Recordemos que el mundo que nos rodea es una copia del verdadero mundo real, que es inmaterial y perfecto. ¿Cómo conoce el ser humano? A través del recuerdo de lo que ha vivido en una vida anterior a esta.Según esta teoría, aprender cosas es recordar algo que ya conocimos previamente. Esto implica, por tanto, que existirían unos conocimientos innatos en nuestra mente, y que solo tendríamos que sacarlos a la luz, ya sea por el recuerdo, por la dialéctica o por el amor hacia la perfección. En definitiva, esta teoría vendría a iniciar la teoría de las ideas innatas,  seguida mucho después por los racionalistas.


b) Para Aristóteles (siglo IV a.C.), el entendimiento permite crear conceptos a partir de la experiencia empírica gracias a la capacidad de abstracción.
Esa facultad de abstraer nos permite crear definiciones y unir unos conceptos con otros.

c) Para los empiristas (Locke y Hume, Siglo XVII-XVIII) el entendimiento se reduce a la facultad de asociar unas ideas con otras. Esto se produce gracias a la facultad de la memoria, que retiene la información de los sentidos, y permite asociar en un segundo momento esas sensaciones. Pero, al igual que Aristóteles, el entendimiento no genera ninguna idea. Los empiristas son más radicales que el primero, en el sentido que las “esencias” o “conceptos” no constituyen un conocimiento válido, en cuanto que es una mera elaboración de la mente, que no tiene un contacto directo con la realidad. Para ellos, solo existen con seguridad las percepciones particulares y no podemos pasar de ahí (nominalismo, fenomenismo).

d) Una perspectiva radicalmente distinta la ofrece Kant.
Para Kant, el entendimiento sí proporciona una serie de conceptos no empíricos, previos a la experiencia, que permite unificar el conocimiento que proviene de la realidad empírica: a esto los llama Kant CATEGORÍAS o “conceptos puros”, para diferenciarlos de los conceptos empíricos de Aristóteles. Una categoría sumamente importante para la física sería por ejemplo la causalidad.
Pensemos: “Si Patricia deja su lápiz, este caerá hacia el suelo”, este concepto permite distinguir entre la causa y el efecto y unir ambas cosas.  

E) La filosofía del lenguaje y la psicología

Hoy en día, la polémica se ha trasladado a la psicología y la lingüística: ¿nacemos con conceptos dados o bien todo proviene de la experiencia empírica? Según Chomsky (teoría del lenguaje), nosotros nacemos con unas leyes gramaticales previas a toda enseñanza del lenguaje. Esto explicaría las semejanzas sintácticas entre muy distintas lenguas. Otros autores (Fodor, Putnam) defienden el carácter empírico del lenguaje, a posteriori. En psicología se realizaron muchos experimentos al respecto, pero ninguno fue concluyente. Observamos uno de ellos:

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.