Principales representantes del Racionalismo

Share Button
CONTEXTO. 1.El texto pertenece a la cuarta parte de la obra Discurso del método (1637), en la que Descartes expone sus reflexiones de carácter me­tafísico. La obra se ocupa, además, de otros temas. Así, después de varias consideraciones acerca de las ciencias (parte primera), en la parte segunda, se expone el método que es preciso seguir en toda investigación para alcanzar la verdad y que se con­creta en los siguientes pasos: admitir solo como verdadero lo que se presenta de manera clara y distinta a la mente, analizar los proble­mas para determinar sus elementos componentes, pasar a continua­ción de los pensamientos simples a los complejos y finalizar con un repaso general para no olvidar nada. En la parte tercera, establece una moral provisional, según la cual es preciso seguir las opiniones moderadas, mantenernos firmes en una decisión una vez tomada y cambiar los propios deseos antes que pretender cambiar el mundo.
En la parte quinta, expone el autor las principales ideas de su física mecanicista. Por último, en la parte sexta, reflexiona sobre la finalidad de la ciencia, a saber, hacernos dueños y poseedores de la naturaleza. Otras obras con sus temas son las siguientes:
Reglas para la direc­ción del espíritu (1628), donde Descartes expone el que considera es el método cientí­fico, cuyos pasos son la intuición y la deducción; Tratado del mundo (1633), en que desarrolla su física, para la que el mundo es pura extensión en movimiento; Meditaciones metafísicas (1641), que encuentra en la existencia de Dios el fundamento del orden metafísico y la garantía de la verdad; Principios de la filosofía (1644), con la que pre­tendía la creación de un manual para las escuelas en que exponer sus ideas en física y metafísica; Las pasiones del alma (1649), donde expone algunas de sus ideas sobre psicología y ética: es preciso distinguir entre las funciones activas del alma y las pasivas (entre estas últi­mas se encuentran admiración, amor, odio, deseo, alegría y tristeza. Una vida feliz exige que sepamos do­minarlas gracias a la cordura). Las principales ideas y aportaciones de sus obras podrían resumirse en las siguientes: en primer lugar su confianza en la razón humana, que por medio de un método es capaz de unificar las ciencias y co­nocer el mundo; en segundo lugar la relevancia que en su metafísica tiene el sujeto y su conciencia; en tercer lugar su significativa contribu­ción al desarrollo de la ciencia moderna, por concebir la posibilidad de una física matemática. 2.Por lo que toca a la historia de la filosofía, se considera a Descartes funda­dor de la filosofía moderna, que establece la conciencia como el fundamento de lo real. En general, todo en la ciencia, en el arte, en la sensibilidad se orienta hacia esa exaltación de la subjetividad del hombre, al mismo tiempo que el criterio de autoridad cede su puesto a la convicción íntima basada en la evidencia. En este contexto, Descartes es el primero que sistemáticamente edifica la filosofía de este nuevo mundo mental que va a imperar en Occidente, donde todas las ciencias y todos los saberes humanos se van a impregnar del indiscutido «a priori» que es el sujeto. Solo variará el peso que se dé a inteligencia o sensibilidad, ya en conflicto desde que Descartes las sepa­re radicalmente. Así, la filosofía se dividirá en racionalista y empirista, según se sitúe la fuente del conocimiento en uno u otro polo. Del mismo Descartes arranca la corriente filosófica denominada Racionalismo, ejerciendo un influjo directo en algunos de sus representan­tes, como Malebranche, Spinoza o Leibniz. Esta corriente sostiene que las matemáticas son el modelo de conocimiento cierto y que los principios y conceptos a partir de los cuales es preciso fundar el conocimiento han de estar en el entendimiento desde nuestro nací­miento, es decir, ser innatos. De modo indirecto, por cuanto ésta surgíó como reacción al Racionalismo, también influyó en la otra gran corriente filosófica, el Empirismo, defensora de la sensibilidad como única fuente de conocimiento. En cuanto a la época son de señalar algunos acontecimientos del Siglo XVI que influyeron indirectamente en la filosofía de Descartes, a saber: la revolución religiosa, con la importancia concedida a la con­ciencia en la determinación de la verdad cuando se interpretan los textos sagrados (protestantismo), por un lado; y la recuperación tanto del escepti­cismo como del estoicismo antiguos, por otro. En cuanto al Siglo XVII, el acontecimiento fundamental es la revolución científica, que se produce en dos disciplinas estrechamente relacionadas, la astro­nomía y la física. En la primera, Galileo, siguiendo a Copérnico, sustituye el geocentrismo por el heliocentrismo, Kepler establece sus tres leyes acerca del movimiento de los planetas. En la segunda, el mismo Galileo acaba con el supuesto aristotélico según el cual el movimiento como cualidad no se puede explicar en términos de cantidad y funda así la física matemática. La revolución culmina con la publicación en 1687 de los Principios matemáticos de filosofía natural de I. Newton, en la que se sintetiza la nueva imagen de una Naturaleza constituida por corpúsculos o masas que se mueven según leyes matemáticas.


Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *