Platón y el sistema penitenciario

Share Button

Contexto histórico
Platón vivíó entre los siglos V y IV a.C. Entonces Grecia era un conglomerado de ciudades estado independientes y autogobernadas. Durante el siglo VI a.C., el florecimiento cultural y comercial se había producido en las costas de Jonia y de la Magna Grecia, mientras que en el Peloponeso Esparta impónía una hegemonía militar. Entre tanto los atenienses intentaban crear una organización socioeconómica estable gracias a Solón y Pisístatro. En el siglo V, con Pericles, Atenas llega a su máximo esplendor. Instaura un sistema democrático en el que todos los ciudadanos, salvo las mujeres, los esclavos y los extranjeros, forman parte de la Asamblea en la que son elegidos por sorteo o votación todos los cargos públicos de la ciudad. Pronto imitan este modelo político el resto de ciudades griegas, aunque también surgirá una oposición tanto interna como externa. La oposición interna la llevan a cabo los aristócratas que se resisten a perder los privilegios tradicionales. La oposición externa la ejerce Esparta, que ve amenazado su régimen aristocrático‐militar. Se produce, así la primera guerra del Peloponeso. Se resuelve con la creación de dos Ligas, la del Peloponeso liderada por Esparta y la de Delos liderada por Atenas. Otras dos guerras, en medio de las cuales muere Pericles, dan al traste con la hegemonía y prosperidad de Atenas. Derrotada, tuvo que entregar la flota de la que tanto se enorgullecía y ver destruidas sus murallas (404 a.C.). Esparta impone en Atenas el gobierno de los Treinta Tiranos. Ya entonces apuntaba Platón un rechazo a la democracia. El rechazo se hizo mayor cuando, nuevamente reinstaurada la democracia (402 a.C.), ésta condena a muerte a su maestro y amigo Sócrates. Este acontecimiento marca el inicio de la obra filosófica de Platón. Inicialmente se había preparado para intervenir en política, pero tanto los críMenes del gobierno de los 30 tiranos como la posterior venganza de los demócratas, le llevaron al convencimiento de que la solución a los males sociales sólo podría estar basada en la filosofía.

Actualidad

La educación y los valores:


La preocupación platónica por la educación está vigente en nuestros días pues la estructura y contenidos del sistema educativo están en continuo debate siendo ya muchas las leyes educativas impuestas en pocos años. Aceptamos la idea de Platón de que la educación es el medio para mejorar al ser humano por lo que hablamos de una educación en valores y pensamos que quienes hayan comprendido dichos valores actuaran bien (intelectualismo moral)

El sistema penitenciario:


También es deuda el intelectualismo moral al asumir que las cadenas son los medios para convertir a los seres humanos en justos. Como ejemplos están la Ley del Menor que pretende la reinserción mediante la educación en centros especiales y la afirmación de la Constitución de que la finalidad del sistema penitenciario es la reinserción social

Polémica sobre la fundamentación de los derechos humanos: Platón propuso un mundo inteligible de verdad absoluta que fundamenta los valores éticos motivados por cuestiones como el motivo de la aceptación universal de la Declaración Universal de Derechos Humanos, su fundamento, si debe surgir de un acuerdo o es indiscutible. Estas preguntas siguen presentes como ejemplo la mayoría piensa que el fundamento de la declaración es el consenso pero para algunos religiosos es Dios y para otros la declaración es etnocentrista

Medios de comunicación:


Platón distingue entre las que educan con ilusiones y quienes lo hacen para que tomen conciencia del mundo ilusorio en el que viven. Hoy día esta crítica se da a los medios de comunicación sobre todo la televisión dado que presenta un mundo deformado para entretener. De hecho los programas más vistos son los partidos de fútbol. Así los seres humanos discutimos sobre sombras en vez de reflexionar sobre otro problema. También la película Matrix reflejan el mundo actual denominado por los medios de comunicación que persiguen modelar nuestro gusto y creencia.

Política y ética


Platón reflexionaba sobre el deber ser de la política y del gobernante. Las causas de corrupción, la separación entre política y compromiso ético, la crisis de los partidos, el ascenso de posturas extremas… Manifiestan que la política se ha separado de su deber ser, de buscar el bien del ciudadano. Por tanto, se sigue pensando que los gobernantes deben ser los que mejor asuman los valores éticos.

Las nuevas cavernas:


La novela de José Saramago, «la caverna», actualiza el tópico platónico al convertir la caverna en un gran centro comercial en el que las sombras son los productos y los seres humanos dedican su vida a trabajar para conseguirlos porque han asumido que la felicidad es comprar.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.