Orígenes de la filosofía asombro duda situaciones limites

Share Button

Disciplina Filosófica

Objeto de estudio

Antropología filosófica (anthropos: hombre)

El hombre considerado como totalidad (no Exclusivamente en su aspecto biológico o en su aspecto psicológico, por Ejemplo) y su lugar en el Universo.

Ética (ethos: costumbre)

El valor bien, su naturaleza, su relación con Otros valores y con normas morales que rigen las actividades humanas.

Gnoseología o Teoría del conocimiento (gnosis: conocimiento)


El problema del conocimiento:
Su esencia, su Origen, sus límites.

Metafísica:


general u Ontología (ontos: ente, lo que es)

El problema del ser: las relaciones entre esencia Y existencia. Espacio y tiempo; cambio y permanencia. Realidad y ficción. Los Principios ontológicos fundamentales: materia y espíritu.

A)especial

Dios, alma y universo (considerado como totalidad).

Nota: la división entre una Metafísica general y Una especial tiende a diluirse a partir de comienzos de Siglo XIX.

B)Filosofía del Lenguaje

Origen, esencia, forma (estructura) del lenguaje Y su relación con el pensamiento y la realidad. Al hablar de lenguaje se Entiende tanto las lenguas vivas como las muertas como los lenguajes Formalizados o cálculos.

El carácter antidogmático


: la Crítica y la justificación racionales

 Una afirmación filosófica: debe tener una Justificación –un porqué– y ser susceptible de posteriores críticas racionales (aceptar que no existen verdades absolutas). A las personas que no están Dispuestas a ofrecer justificaciones racionales de sus dichos ni aceptar Críticas a su pensamiento se las llama dogmáticas

Eduardo Rabossi Explica que “[…] un dogmático es una persona cuya estructura mental es ésta:

· Existe un conjunto de verdades fundamentales acerca de X, Y o Z;

· Yo (dogmático) las conozco.

· Estas verdades, por ser lo que son, no exigen justificación racional y Sobre todo no pueden ser sujetas a críticas racionales.

· Todos tienen que aceptar esas verdades (el mundo será mejor así)

· Quienes no las acepten estarán en el error y el error no merece ser Tolerado .


Este origen es Múltiple.
Del asombro sale la pregunta y El conocimiento, de la duda acerca de lo conocido el examen crítico y la clara Certeza, de la conmoción del hombre y de la conciencia de estar perdido la Cuestión de su propio ser.

 Representémonos ante todo estos tres motivos.

Primero. Platón decía que el asombro Es el origen de la filosofía. Nuestros ojos nos «hacen ser partícipes del Espectáculo de las estrellas, del sol y de la bóveda celeste”. Este espectáculo Nos ha «dado el impulso de investigar el universo. De aquí brotó para Nosotros la filosofía, el mayor de los bienes deparados por los dioses a la Raza de los mortales». Y Aristóteles [añade]: “Pues la admiración es lo Que impulsa a los hombres a filosofar: empezando por admirarse de lo que les Sorprendía por extraño, avanzaron poca a poco y se preguntaron por las Vicisitudes de la luna y del sol, de los astros y por el origen del Universo.» El admirarse impulsa a Conocer. En la admiración cobro conciencia De no saber. Busco el saber, pero el saber mismo, no «para satisfacer Ninguna necesidad común”.

Segundo. Una vez que he satisfecho mi asombro con el conocimiento de lo que Existe, pronto se anuncia la duda.
Los conocimientos se acumulan, Pero ante el examen crítico no hay nada cierto. Las percepciones sensibles Están condicionadas y son engañosas o, en todo caso, no concordantes con lo que Existe fuera de mí. Nuestras formas mentales son las de humano intelecto: se Enredan en contradicciones insolubles.

 Jaspers señala dos posibles fuentes de error: Los sentidos y nuestra razón. Los sentidos pueden inducirnos al error (ejemplo: Bajo condiciones de escasa visibilidad podemos confundir a la distancia a una Persona con otra, o en un ambiente ruidoso, podemos no escuchar bien lo que Otra persona nos dice y así equivocar sus palabras). La razón, en tanto es Humana, también puede conducirnos a contradicciones insolubles.

 Suele denominarse escepticismo a las corrientes filosóficas basadas en la duda
.

Pirrón de Elis (360 a.C.– 270 a.C) fue el creador del escepticismo (todo pensamiento que se produce a través de la duda). Funda el pirronismo, una Escuela, que postulaba la imposibilidad de alcanzar el conocimiento absoluto; Nuestras facultades sólo podrían conocer la apariencia. Nuestros conceptos y Nuestras opiniones se basan en la apariencia, la suposición, la tradición y la Costumbre. En vista de que no existe un criterio universalmente aceptado y Lógicamente viable para discernir cuál de las afirmaciones es verdadera o Falsa, el escepticismo propone la abstinencia Del juicio.
Ésta lleva, según este enfoque, a que el espíritu se libere de Equivocaciones y de pareceres que pueden, a su vez, producir inquietud y Confusión. Ya que el dudar produce discusiones, por lo tanto hay que abstenerse Del juicio y así sería posible alcanzar una inconmovible impasibilidad de espíritu –ataraxia–, el fin ético Perseguido por los escépticos. La duda Absoluta
Con Pirrón de Elis y Timón de Flionte-.

Se dice que Pirrón Llevó al extremo la suspensión de juicio, hasta el punto de sacarse las cuerdas Vocales. Sus enseñanzas nos fueron transmitidas por su discípulo Timón de Flionte.

Y la duda metódica o cartesiana, René Descartes (1596-1650), a diferencia de Pirron, no utiliza la duda para proponer Una suspensión del juicio sino como Método para alcanzar una certeza.
Es por ello que la duda cartesiana no es Absoluta sino metódica. Critica al conocimiento racional. Considerar como Falso, aun lo dudoso (descartar esa fuente). Dudar de las fuentes de Conocimiento:

·Los sentidos: Mundo externo (conocimiento sensible)

·La razón: Conocimiento racional.

Crítica Hacia el conocimiento sensible

1)Los sentidos a veces nos engañan

2)No podemos distinguir a ciencia cierta sueño de vigilia

Crítica Hacia el conocimiento racional

1)Equivocarse con ejercicios matemáticos

2)Argumento del genio maligno (duda hiperbólica, la duda llega a un Extremo): hacernos equivocar cada vez que creemos que está bien. Su objetivo es Engañarnos

 En las Meditaciones Metafísicas, empieza dudando de manera radical de todo aquello que pudiera conducirnos al error:
Primero duda de los Sentidos, nos habla de la posibilidad de confundir sueño y vigilia e inclusive De las verdades matemáticas, introduciendo, para ello, lo que se llama la hipótesis del genio maligno. Sin Embargo, aun dudando y equivocándonos en todo, podíamos llegar a estar seguros De algo: mientras dudamos, pensamos y mientras pensamos, podemos afirmar nuestra Existencia en tanto seres pensantes.
De allí su frase: “pienso, luego Existo” que debe ser afirmada como certeza incuestionable, indubitable.

La duda metódica Parece, en un primer análisis, más viable que la duda pirroniana, ya que ésta, Puede llegar a ser paralizante.

Tercero. El estoico Epícteto decía: “El origen de la filosofía es el percatarse De la propia debilidad e impotencia.”

Cerciorémonos de Nuestra humana situación. Estamos siempre en situaciones. Las situaciones Cambian, las ocasiones se suceden. Se puede trabajar para hacer que cambien Determinadas situaciones. Pero hay situaciones por su esencia permanentes, aun Cuando se altere su apariencia momentánea y se cubra con un velo su poder Sobrecogedor: no puedo menos de morir, ni de padecer, ni de luchar, estoy Sometido al azar, me hundo inevitablemente en la culpa. Estas situaciones Fundamentales de nuestra existencia las llamamos situaciones límites.
Quiere decir que son situaciones de las que no podemos salir y que no podemos alterar.
En la vida corriente huimos frecuentemente ante ellas cerrando los ojos y Haciendo como si no existieran. Entonces sólo tenemos que habérnoslas con las Situaciones concretas, que manejamos a nuestro gusto y a las que reaccionamos Actuando según planes en el mundo, impulsados por nuestros intereses vitales. A Las situaciones límites reaccionamos, en cambio, ya velándolas, ya cuando nos Damos cuenta realmente de ellas, con la desesperación Y con la reconstitución:

Llegamos a ser nosotros mismos en una Transformación de la conciencia de nuestro ser

Y una vez que Hemos salido del trance y seguimos viviendo, nos dejamos deslizar de nuevo, Olvidados de nosotros mismos, por la pendiente de la vida feliz. Las amenazas Lo empujan al hombre a asegurarse. La dominación de la naturaleza y la sociedad Deben garantizar su existencia.

Las situaciones Límites me enseñan lo que es fracasar.
¿Qué haré en vista de este fracaso absoluto, a la visión del cual no puedo Sustraerme cuando me represento las cosas honradamente?

Es decisiva para el hombre la forma en que experimenta el fracaso


.

La forma en que lo hace es lo Que determina en qué acabará el hombre

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.