Mundo sensible y mundo inteligible de platon

Share Button

LA TEORÍA DE LAS IDEAS: ENTOLOGÍA Y EPISTEMOLOGÍA

1. La teoría de las Ideas es el núcleo fundamental del pensamiento de Platón y constituye la apotarción más original hecga por éste a la hisotira del pnesamiento. En primero lugar los griegos se distinguieron por una rara aspiración a la belleza, por añadir en todos los aspectos de su vida obras y acciones bellas. El hombre no existe más que como ideal límite de belleza que el artista intenta representar en el mármol. El griego crea un canon de belleza, una regla de las proporciones ideales bajo la que lo real se hace inteligible. Paralelo a esta búsqueda de belleza se haya el invento de una disciplina cuyo emepeño se ve guiado por la idea de la perfección; la matemática y Galileo. Los pitagóricos conforman un cosmos que tiende a la perfección matemática, y lo más relevante que en él hallan, los astros y sus ótbitas, describen la figura geométrica perfecta y pura: el círculo. Los objetos geométricos son cruaciales en la concepción platónica de una realidad distinta a la sensible, ya que son ideas diferentes a sus múltiples manifestaciones sensibles. Estas representaciones manifiestan el intento de acercarse a la forma ideal en su deseo de ver las cosas en sí, que sólo pueden ser vistas por medio del pensamiento. Además de los pitagóricos, también Parménides ejerción una influencia básica a la hora de forjar la nueva realidad que Platón llamó Gormas o Ideas (eidos). Asimiló la distinción entre lo que verdaderamente existe, frente al universo cambiante que nos muestra el «no ser». Va a tender una vía de comunicación que le va a permitir pasar de los sentidos al intelecto, que el llamará dialéctica, y que va a llegar a ser la meta y la culminación de la educación del filósofo gobernante. Posiblemente. el interés por la política fue lo que le llevó a forjar lo que conocemos como Teoría de las Ideas. Sólo existiendo un conocimiento fundado es posible la vida común, sobre todo en las cuestiones primarias sobre quién debe gobernar y qué puesto debe desempeñar cada individuo en el seno de todo. Platón propone que el gobernante debe ser alguien que conozca la realidad y se sepa conducir por ell, que conozca qué es el Estado y sobre todo en que consiste la justicia, que debe realizarse para alcanzar la dicha de todos.

1.2. Esbozo de la teoría de las Ideas


El conocimiento de la verdadera realidad sólo es accesible mediante ese Mundo de las Ideas y nunca por medio de los sentidos. Establece como teoría fundamental de su teoría: 1- sólo es posible el conocimiento de aquello que es inmutable: las Ideas. 2- Se desecha la realidad sensible por estar en continuo cambio y no poder ser objeto de conocimiento. 3- Platón establece de forma metafórica un Mundo de las Ideas que agrupa y estructura las Ideas que, como esencias (eidos), guían nuestro conocimiento y conducta y son independientes de las cosas concretas, que representan lo que comprendemos: el mundo inteligible; y además un muendo sensible que agrupa las cosas concretas, cambiantes, que representa lo que percibimos: el mundo sensible.

1.3. Aproximación al concepto de idea


Según Platón sólo con la inteligencia y con mucho esfuerzo, podremos, tal vez, leggar a comprender en que consiste esa cualidad común de todas las cosas sensibles que denominamos bellas y que hacen que sean bellas: la belleza en ebstracto, despojado de cualqier componente material y sensible. El mismo planteamiento lo podemos aplicar para las ideas de justicia.

Así, la bellza en sí es más real que las cosas sensibles porque: 1- Es la causa de las cosas bellas, 2- Es eterna, 3- Es inmuable, es decir, no cambia. Así pues, las Ideas no tienen el sentido de simples conceptos o contenidos mentales que sólo axisten dentro de la mente que los concibe, se trata de realidades abstractas y materiales que existen por sí mismas. Se trata de las únicas realidades en sentido pleno.


2. La ontología o concepción de la realidad: mundo sensible e inteligible:


La teoría de las Ideas es un Dualismo Ontológico. El nivel de lo auténticamente real, lo estable y permanente, es llamado Mundo Inteligible o Mundo de las Ideas. Es un mundo de realidades abstractas, eternas, perfectas inmutables, inmateriales subsistentes y solo accesibles a la inteligencia. En la cima se encuentra la Idea del Bien (simbolizada en el Mito de la Caverna por el Sol). La Idea del Bien es expresión del orden, del sentido y de la racionalidad de todo lo real. Por otro lado, el nivel de la realidad sensible, mundo sensible, mundo visible o mundo físico. El mundo físico imita de forma imperfecta, la Idea de Bien, la cual representa la perfección y la belleza máximas. Platón en el Timeo mediante el mito del Demiurgo, artesano como un alfarero moldea la arcilla siguiendo un modelo o plan ordena la materia tomando como modelo las Ideas. El mundo de los objetos que percibimos, es un mundo de apariencias, de cosas materiales que nacen y perecen, sometido a la corrupción. Se trata, de un tipo de realidad aparente, imperfecta, fugaz, sometida al cambio. Para Platón existe una innegable relación entre ambos mundos. El mundo sensible imita y copia el mundo de las Ideas. Descubrir cuál es ese mundo trascendente que el mundo sensible imita o copia será la meta del conocimiento filosófico. Las Ideas son las cosas de las cosas sensibles. Un hombre justo participa a la vez de la Idea de Hombre y de la Idea de Justicia.La ontología platónica es dualista, distinguiendo un mundo sensible, el de los objetos plurales, mudables y un mundo inteligible, el de las Ideas, auténticas realidades: únicas, eternas e invariables.Su teoría del conocimiento o Epistemología tratará de demostrar que se puede alcanzar la verdad. En su obra se contraponen el saber o ciencia (episteme) y la opinión (Doxa). El saber o ciencia tiene por objeto lo verdaderamente real, y en su conocimiento se funda la idoneidad. La opinión no es capaz de trascender la realidad cambiante y corruptible. que nos transmiten los sentidos. de aquí obtenemos sus características contrapuestas: 1-El saber excluye la posibilidad del error. Existe la opinión falsa, pero no el saber falso.2-El saber está fundado en razones, el saber es firme y estable. Solo puede haber ciencia de las ideas y sus relaciones. No puede haber ciencia del mundo sensible porque está regido por la inquietud y el cambio constantes, sólo puede haber ciencia de las ideas y sus relaciones.

La oposición entre saber y opinión se asocia a la existente entre razón y sentidos. La razón al tener como objeto las Ideas, cuya naturaleza es inmutable, es la única garante del conocimiento verdadero.


3. La teoría del conocimiento o epistemología:


Esta teoría platónica se fundamenta en la existencia de las Ideas como entidades autónomas, independientes de nuestra actividad psíquica o de la realidad sensible que nos rodea. El conocimiento se trata de realidades inteligibles. Platon postula que Ideas como la de igualdad provienen del pensamiento y solo accedemos a ella a través de la contemplación, que se corresponde con el método de theoría.

3.1 Análisis del conocimiento:


El ascenso hacia la idea del bien es llamado Dialéctica. Solo el mundo de las Ideas es el mundo auténtico y real. El proceso de conocimiento supone un lento ascenso desde lo sensible, lo erróneo, la ignorancia, la opinión (Doxa) hacia la suprema Idea del bien que regula y es causa de todo el conocimiento (Episteme). Esto se denomina dualismo epistemológico. En el Mito de la Caverna, el ser humano conoce únicamente sombras (imaginación: eikasía). Con gran esfuerzo, empieza a realizar reflexiones sobre la realidad sensible (creencia: pistis). En el exterior de la caverna se encuentra el pensamiento discursivo (dianoia) que consiste en concebir las formas de las cosas a través del modelo hipotético, en su camino ascendente se llega a la auténtica realidad (nóesis), que culmina el proceso de conocimiento (episteme). El principal camino de la Dialéctica es el ascendente que no queda completo si no se da un sentido inverso, el descendente.

3.2 Relación entre la ontología y la epistemología

Dualismo ontológicoOntología: gradods de realidadEpistemología: grados de conocimientoDualismo: epistemológico
Mundo inteligibleideas y objetos matemáticosinteligencia (nóesis) y pensamiento (dianioa)Conocimiento científico (episteme)
Mundo visibleobjetos físicos e imágenescreencia (pistis) e imaginación (eukasía)Opinión (doxa)

3.3 Relación entre el mundo sensible y el mundo de las ideas


El munso sensible, tal y como afirmaba Heráclito, es el reino del cambio en que todo nace y perece en un constante fluir, en el que todo posee un ser rudimentario, es y no es. Sin embargo, tal y como afirmaba Parménides, la verdadera realidad ha de poseeer un ser verdadero, y este es para Platón el de las ideas, que no cambian ni tampoco tienen destrucción posible, es decir, son únicas y no varían, las ideas son realidades que no dependen ni en su ser ni en su verdad ni en su permanencia de las cosas sensibles. Los objetos sensibles, al contrario, si dependen de las ideas, son realidades subsidiarias. El problema capital que se le planteó a Platón fue la relacion que gurdaban las ideas con sus correlatos sensibles, y como se puede relacionar algo inmaterial con algo anegado de materia y tiempo, al cual ofreció dos modos principales en que se podía dar esta relación, pero durante toda su vida sometió a crítica sus conclusiones procurando acercarse a una comprensión definitiva: a) participación sobre todo en sus primeras tentativas: Platón se vio inclinado a pensar que los seres sensibles participan de las ideas correspondientes. b) Imitación: Platón tiende cada vez más a usar esta expresión para designar la relación buscada. Según ésta los seres sensibles imitan a las ideas, por lo que éstas se constituyen como modelos./ Las ideas formas un cosmos paralelo al que nos transmiten los sentidos, pero no ocupan lugar, por lo que no están situados en el espacio ni atadas al tiempo; sólo de forma metafórica Platón sitúa este reino «´mas allá del cielo». A este mundo inteligible (cosmos noetós) , tal y como se denominó posteriormente por los neoplatónicos, pertenece a las formas de los seres naturales, las ideas matemáticas y los ideales morales y políticos. Forman todos un sistema, es decir, un conjunto coherente y jerarquizado, situándose en su cúspide la idea del bien, que otroga sentidl al edificio entero y permite su inteligibilidad.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.