Libertad y determinismo

Share Button

9))


Se fueron debilitando los instintos en la evolución del hombre hasta desaparecer y se convirtieron en impulsos o tendencias osea daría a la búsqueda de placer y huida del dolor. Como no hay respuestas determinadas biológicamente en la vida del ser humano es una vida problemática. (problema de nuestra existencia y problema de cada uno de los problemas que esta existencia nos plantea cotidianamente)

y la respuesta instintiva es sustituida por la «toma de conciencia y reflexión» (razón) a la que le sigue la «acción o libertad humana»:

Es problemática nuestra vida porque somos conscientes al carecer de insitnos aunque nos guiemos por los impulsos de nuestra indeterminación, que somos nosotros mismos los que establecemos el rumbo que queremos seguir., y los que «estamos obligados a elegir» siendo libres con paradoja no podemos de dejar de ser libres. ¿entonces como se elige? Sería por nuestors impulsos o tendencias, pero con decisiones importantes que afectan al resto de nuestra vida, tenemos que reflexionar, ver lo bueno y lo malo y las consecuencias de la decisión. Entonces si hemos podido elegir lo que hacemos, somos responsables de todo que hemos elegido hacer (La Responsabilidad va íntimamente unida a la Libertad, son dos caras de una misma moneda.
Aparece la angustia por agobiarnos y gracias a la acción en libertad el ser humano se hace a sí mismo.
El determinismo:
No somos libres
Abecés nuestras acciones y decisiones parecen estar determinadas por impulsos que no podemos controlar. Es cuando la libertad nos aparece como problema. Bueno y el determinismo es una posición Filosófica que dice que la acción humana está relacionada por causas que desconocemos en la mayoría de los casos. Entonces llegamos a pensar por error  que somos libres cuando en realidad no lo somos.
Tipos de determinismo: Físico (estoicismo), Psicológico, biológico (científico)., económico, religioso…

Determinismo físico (cósmico):


El hombre es un ser más entre tantos que hay en la naturaleza. Todos ellos están sujetos a las leyes físicas de inexorable cumplimiento, entonces el hombre no podrá ser una excepción. Es la ley que rigüe el Universo. Es el Destino (Estoicos) que determina a los hombres. «LAPLACE» decía que el mundo consiste en corpúsculos que intervénían los unos sobre los otros. «Entonces a este determinismo SI que se le puede criticar» Los Estoicos se dedicaban a la pedagogía y a la Ética, creyendo en la libertad interior del hombre,  enseñando como hay que obrar para conseguir la felicidad y lo que no estaba en sus manos era el mundo exterior o libertad exterior que era función del Destino. El Principio de indeterminación o de incertidumbre de Heisenberg, lo pone en entredicho este determinismo al decir que prohíbe un conocimiento continuo de la posición y velocidad de cualquier partícula elemental, cualquier incremento exacto de las mediciones de la posición va acompalado de algo que crece vagamente en el valor medio de velocidad y al revés, las posiciones y velocidades futuras solo se pueden predecir por probabilidad, nunca con la certeza de Laplace. Aunque la réplica de K. Popper atenúa esta crítica al decir que una física indeterminista no basta para crear un tipo de espacio a la libertad humana, y este principio lo que afirma únicamente es que la casualidad no se puede reducir solo a la casualidad mecánica.

Determinismo Psicológico:


  Cuando se pone a obrar el hombre siempre lo hace por el motivo o conjunto de motivos más fuerte. Con la aplicación a la teoría Psicoanalítica Freud dice: «nuestra determinación vendría de la instancia del ello (el principio del placer y fuente de deseos de nuestro inconsciente). Y no del ego y súper-ego , que están controlados por la razón y la intervención socio-cultural. Se puede criticar efectivamente este determinismo. Para otros Psicoanalistas el ser humano, al intentar siempre modular al ello mediante el principio de realidad (ego y súper-ego), encuentra el origen de la voluntad y Libertad. Lo que en animales es instinto, en el ser humano se convierte en impulsos, deseos que o bien negamos o transformamos. En el ser humano también frente al desear tenemos al querer. El querer domina a los deseos, aunque no es independiente ya que la fuerza

10))


y energía se encuentra en ellos. Los deseos son (con la intervención de la voluntad) el motor de la acción, la «forma concreta que adopta la libertad humana». ¿Pero Como? ( EL DESEO), La libertad dicen que es poder hacer lo que quiero, aunque muchas veces decimos que hago lo que quiero, cuando en verdad actúo no por mi querer sino por mis deseos.

Diferencia entre querer y desear

El deseo es lo que nos apetece en un momento concreto.
-El querer (la voluntad), es hacer algo porque lo consideramos necesario y conveniente.
-Seguir nuestros deseos no nos distingue del resto de los animales y sus instintos.
-Seguir el querer es poder controlar nuestros instintos e impulsos gracias a la razón y la voluntad. Es tener fuerza de voluntad. Es recoger la conciencia de lo real, actuar mediante el principio de realidad, es buscar lo necesario y conveniente para elegir nuestra forma de ser.  Adquirimos una segunda naturaleza superior a la que tenemos por las condiciones biológicas o psicológicas. Nos volvemos autónomos. Somos libres gracias a nuestra indeterminación, conciencia de lo real y responsabilidad.
La Libertad condicionada:
Los seres humanos somos libres, pero no significa que no estemos determinados. La libertad humana entonces no es cuestión de todo o nada, es lo que hace que sea nuestra libertad condicionada. La propia libertad humana además es posible a través y con estas condiciones. Estos límites o condiciones son físicos, psicológicos, biológicos?…. Y delimitan nuestra libertad concreta y particular. Ahora la libertad se convierte en libertad en situación en lo que de hecho podemos hacer (osea, querer) a partir de nuestras situaciones puntualizadas. Poder creer razonablemente que somos libres y que lo somos la mayoría de las veces, que la experiencia interior de libertad no es como decía Spinoza un engaño o ilusión. Es la postura defendida por K. Popper entre otros que le llama «indeterminismo moderado»:

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.