Lacan y Descartes

Share Button

Renacimiento Y REVOLUCIÓN CIENTÍFICA
El Renacimiento fue un movimiento cultural que surgíó en Italia en el Siglo XIV que se
caracterizó por querer volver a la cultura grecolatina.
El Renacimiento estuvo marcado por cambios fundamentales: económicos, como el inicio de la
industria; sociales, la aparición de la burguésía; religiosos, se rompe la unidad religiosa ya que
se divide en dos: católicos y protestantes; culturales, ya que se pierde el poder de la iglesia y
además se consiguieron innovaciones tecnológicas como la pólvora y la imprenta.
El plan de estudios nuevo se conoce con el nombre de “El Humanismo” ya que se centra en el
hombre y que tiene como centro al ser humano el antropocentrismo que se opone al
teocentrismo medieval. El humanismo tenía como objetivo la formación de intelectuales en
poesía, retórica, historia y filosofía.
Podemos destacar a Leonardo Da Vinci como uno de sus
representantes.
En esta época, también se dio la revolución científica que es un periodo de tiempo
comprendido entre Copérnico y Newton. A lo largo de este periodo surgieron varias
carácterísticas como el nuevo modelo mecanista que entiende la naturaleza como fenómenos
que se explican a partir de las leyes naturales; otra carácterística es que surge un nuevo
método el llamado hipotético deductivo que entremezcla la experimentación y la observación,
con la deducción; la última carácterística de la época es la nueva imagen que surge de la
ciencia ya que esta adquiere autonomía y es publica y controlable. La ciencia moderna
consigue un conocimiento racional de la realidad material que nos muestra la experiencia.

CarácterÍSTICAS DEL Racionalismo
En el Siglo XVII surgieron 2 grandes corrientes del pensamiento: el primero el Racionalismo de
la mano de Descartes y como respuesta a este, el Empirismo defendido por Loke y Hume.
El Racionalismo se establecíó en el continente europeo y sus defensores más destacados
fueron: Descartes, Spinoza y Leibniz. Esta corriente defiende que los conocimientos validos y
aceptados proceden de la razón y que conocemos a través de ideas innatas que son aquellos
que están en nuestra mente desde que nacemos. Gracias a estas ideas innatas y usando el
método deductivo llegamos al conocimiento. El modelo que encaja con esta forma de conocer
es el matemático.
El Empirismo se establecíó en las Islas Británicas y algunos de sus defensores fueron Loke y
Hume. Esta corriente va a la contra del Racionalismo y defiende que todos los conocimientos
proceden de los sentidos. No hay ideas innatas ya que para el Empirismo la mente es un papel
en blanco. Ene esta corriente se usa el método inductivo que es un modelo científico que
obtiene conclusiones a partir de pruebas.
Finalmente, estas 2 corrientes será superados por el “Idealismo de Kant” la cual explicaba que
la filosofía teórica debía explicar como eran posibles las verdades en la ciencia y si era posible
aplicarla en la filosofía.
MÉTODO
Descartes reconoce que ha recibido una excelente educación en la Fléche, pero no estaba muy
acuerdo con los contenidos recibidos porque le parecían inconsistentes. Este se atrevíó a
cuestionar la enseñanza recibida y sobre todo a los filósofos anteriores.
Descartes, cree que la razón es igual en todos los seres humanos, y que, por ello, solo debería
haber una única sabiduría. Este también creía que solo había una única y verdadera filosofía
definitiva y que no habíamos llegada a ella por falta por de un buen método, el cual tendría
que ser uno que eliminase todo aquello que admitiese la menor posibilidad de duda.
Por ello
Descartes se propone buscar un buen método sencillo y fácil de explicar que posibilite hallar
esa filosofía definitiva.
Finalmente, Descartes en su obra “El Discurso del Método” nos muestra cuales serian las
reglas para conseguir aquel método excelente, estas 4 reglas son: la evidencia, el análisis, la
síntesis y la enumeración.
REGLAS DEL MÉTODO
Descartes busco un buen método para poder alcanzar la única y verdadera filosofía, este
método consistía en eliminar todo aquello que admitiese la menor posibilidad de duda. Este
método surge de la crítica de Descartes a un sistema educativo obsoleto.
Este método tiene 4 reglas: la primera es la Evidencia según la cual solo debemos admitir
aquellas ideas que son claras y distintas, y que con un acto de la razón la mente “ve” de
manera inmediata dicha idea:
La segunda, es el análisis, que se encarga de estudiar el
problema y dividirlo en diferentes partes de dificultad; la tercera, es la síntesis que unida al
análisis, esta regla organiza aquellas dificultades de las más fácil a las mas difícil; la cuarta y
ultima regla, es la enumeración que consiste en las comprobaciones continuas del análisis y la
síntesis, para saber que no se deja nada suelto.

Como consecuencia de este método surge el Cogito que es la primera evidencia y el primer
principio de la filosofía.
LA DUDA METÓDICA Y LA PRIMERA CERTEZA: EL COGITO
Descartes busca un buen método para poder alcanzarla filosofía verdadera este método debe
tener pocas reglas sencillas y fáciles de aplicar. Que permita evitar el error y aumentar el
conocimiento. Así llega a las 4 reglas del método, siendo la primera evidencia que consiste en
hallar la verdad.
Descartes aplica las carácterísticas de este tipo de duda: a los sentidos ya que a veces nos
engañan; la razón ya que a veces nos equivocamos con los razonamientos mas sencillos; y de
la propia realidad que nos rodea. Lo único que no pudo poner en duda, fue de la propia duda,
ya que al dudar sabía que existía de ahí surgíó “Pienso luego existo” que sería el primer
principio de la filosofía el cogito.
Finalmente, con esto llego un problema el solipsismo, es decir, quedarnos encerrados en
nuestro propio pensamiento, pero para todo problema había una solución, en este caso Dios
ya que es bueno y no nos va a engañar, y es como una garantía de que existe lo que esta fuera
de nosotros.
TIPOS DE IDEAS
Para Descartes las ideas son representaciones o imágenes de la mente para poder representar
algo.
Descartes dividíó estas ideas en 3 grupos: la primera son las ideas innatas que son aquellas con
los que nacemos, las que nos ha implantado en nuestra mente Dios. Las ideas mas importantes
son la del Infinito y Dios; la segunda, son las ideas facticias, que son aquellos que nacen con
nuestra imaginación y que suelen ser creados a partir de otras ideas de nuestra mente; la
tercera y última, son las ideas adventicias, son aquellas que son creadas como consecuencia de
la influencia del mundo exterior sobre nuestros sentidos, y como consecuencia dan al
conocimiento empírico.
Para él, como era racionalista, las ideas más importantes son las innatas ya que se encuentran
en nuestra mente y que son aquellas que están con nosotros desde que nacemos, Descartes se
refiere a lo innato a lo que se encuentra en la propia naturaleza de la mente.
EXISTENCIA DE Dios Y EL MUNDO
Para Descartes la sustancia es un elemento ontológico común a todo lo que existe y este las
diferenciaba en dos tipos: la finita y la infinita, esta ultima está relacionada con la existencia de
Dios ya que es un ser que no necesita nada más que de sí mismo para existir.
Esas 3 pruebas de la existencia de Dios son: la 1º, es la de la sustancia Infinita, que consiste en
que todos tenemos una idea de que existe algo mas superior a nosotros y que nos ha creado a
todos y a todo; la 2º es, el ser perfecto, es decir, que como yo soy imperfecto, debe existir algo
o un ser mas perfecto que todos nosotros; la 3º y última prueba que nos propone Descartes,
es el argumento ontológico en la que explica que como Dios es un ser perfecto, tiene que
contener todas las perfecciones incluidas la existencia.
Finalmente, después de haber demostrado la existencia de Dios, se propone demostrar que
existe el mundo corpóreo. Como todos tenemos ideas de cosas materiales, y como esas ideas

nos las ha dado Dios, y es un ser bueno y perfecto sabemos que no nos va a engañar. Por ello
Descartes afirma que existía 3 verdades: la 1º es la “res cogitans” en la que demuestra la
existencia del yo pensante; la 2º verdad es Dios el que se relaciona con la sustancia infinita; y
la 3º y ultima es la “res extensa” la materia que su cualidad principal es la extensión, por ello
Descartes percibe al hombre como una mezcla del alma (res cogitans) y el cuerpo (res
extensa).
PASIONES Y LIBERTADES
Descartes en su obra “El Tratado de las pasiones del alma” distingue 2 tipos de fuerzas en el
alma: las pasiones que son involuntarias e inmediatas; y las acciones que son voluntarias.
Según la obra de Descartes existen 6 pasiones primarias: la admiración, el amor, el odio, el
deseo, la alegría y la tristeza, de estas surgen muchas otras como los celos, el orgullo etc. Pero
solo hay 2 pasiones fundamentales la alegría que avisa al alma sobre cosas útiles y quiere
conservarlas; y la tristeza que es la encargada de avisar aquello que al cuerpo le de tristeza y
por ello debe liberarse.
Por ello, el alma es la encargada de ordenar las pasiones según la razón. La fuerza de esta
consiste en vencer a las pasiones y detener los movimientos de su cuerpo mientras que su
debilidad consiste en llevarse por las pasiones dejando el alma en un estado lamentable. El
estado de servidumbre siempre va con las pasiones por ello el ser humano tiene que dejarse
guiar por la razón que le ayudará a distinguir el bien y el mal, y así evitar los excesos.
Finalmente, Descartes concluyó que la libertad surge de un sentimiento positivo de la
voluntad, por ello esta libertad consiste en elegir lo que es bueno y verdadero, por lo que es
una perfección del ser humano.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *