Lacan y Descartes

Share Button


1. nacíó en La Haye, zona de Turena (Francia). Racionalismo. Con el “Discurso del método” en el año 1637.
2. Dirigir bien la razón. La razón. Si una cosa buena ha hecho Dios, ha sido dotarnos  a todos de capacidad racional. El yo pensante o “res cogitans”. Dios o “res Infinita”. El mundo o cuerpo, “res extensa”. De las matemáticas son el álgebra y la geometría. De la Filosofía, la Lógica silogística de Aristóteles.

3


Evidencia:

la primera verdad de donde se deducen las demás, Su acto es la intuición. Es un acto racional, por el que la mente percibe su propio concepto y se hace transparente a sí misma. Sus dos notas son la claridad, la presencia de un conocimiento en la mente. Y  la distinción, que consiste en que una idea distinta no puede ser confundida con otra que aparece separada de las demás. Sus dos obstáculos son la precipitación, es decir,  tomar como cierto algo que no ha sido probado como tal, propio de las personas que se creen superiores; y la prevención, es decir,  no dar por válido aquello que está claro y probado como cierto. Así, aparecen  dos tipos de personas, los que se precipitan en sus juicios y admiten como cierto algo que no ha sido probado  y los que por  prevención se infravaloran, no admiten como cierto lo que ha sido probado.  Su ejemplo más claro es el “pienso, luego existo”.Lo que caracteriza a la evidencia es que elimina  la duda.

Análisis

: consiste en descomponer los problemas en las partes más simples posibles para poder comprobar su verdad, su evidencia. Su acto es la inducción. Se parte de lo particular para llegar a un principio general. 

4


Síntesis

: su acto es la deducción, procedimiento ordenado propio de la geometría (ciencia que fundamenta el método), por el que se forma una cadena de intuiciones parciales. Así lo que se descompone en el análisis vuelve a componerse en la síntesis.

Revisión y enumeración completa

: reconducir el procedimiento entero hasta la evidencia intuitiva. Una vez que admitamos algo como cierto lo revisamos para saber que no nos hemos equivocado. Cuanto más lo reviso, más me aseguro  de que es cierto.



5.No es una duda escéptica. Es instrumental, metódica e hiperbólica. La existencia de Dios y los principios morales y éticos del ser humano.

6


La incertidumbre  de los datos sensoriales o testimonio falaz de los sentidos:

los sentidos nos han engañado algunas veces y por lo tanto no son fiables, ya que no debemos fiarnos de quien nos engaña una vez porque, según Descartes, puede volver a hacerlo. Él no habla, tanto de los sentidos,  como  de los datos que percibimos a través de ellos.

Los errores de razonamiento

: buena parte del saber tradicional escolástico se fundamenta en la razón y su poder discursivo, pero en la época de Descartes este saber se ha vuelto confuso, entonces podemos dudar de todo el razonamiento que se ha tenido por demostrativo. Cometemos errores debido a que podemos equivocarnos en el uso de la razón.

7


Dificultad para distinguir con claridad el sueño de la vigilia

: cuando dormimos tenemos representaciones (sueños) igual que cuando estamos despiertos. Solo cuando despertamos nos damos cuenta de que era un sueño. Existe una ciencia que se escapa a este motivo de duda, las matemáticas.

La hipótesis del genio maligno:

Descartes supone la existencia de un “genio maligno, astuto y engañador” que le lleva a considerar como evidentes cosas que no lo son, se supone que es más perfecto que el hombre pero menos que Dios. Éste no ha sido creado por Dios, porque Dios no tiene necesidad de engañarnos; si Dios quisiera engañarnos lo haría él mismo. El engaño es signo de imperfección y si nos engañara ya no sería un ser veraz. Nos engañamos nosotros mismos porque no utilizamos bien la razón.
8. La primera verdad clara y evidente “Cogito Ergo Sum” , (Pienso luego existo), principio que según Descartes se establece por medio de nuestra razón. Proviene de la duda cartesiana que se auto supera  (influencia de San Agustín) de la siguiente manera: cuando dudo, pienso y la acción de pensar implica la existencia de un  ser que piensa. Si estoy pensando también estoy existiendo. Así el “cogito” no es una evidencia, sino la evidencia. Es el punto arquimédico de su metafísica y será el punto de partida a partir del que Descartes construya su metafísica.. 



9. “Sustancia es una realidad que existe por sí misma y no necesita de ninguna otra para ser o existir”. Se identifica con la Idea de Platón, que es inmaterial, y con la de sustancia en Aristóteles, que es material y está conformada. Descartes concluye que se puede dudar de la existencia del cuerpo y del mundo, porque su conocimiento se obtiene por los sentidos, pero no se puede dudar de la existencia de mis pensamientos, mi subjetividad, del  conjunto de ideas que fluyen en mi yo. El reto que debe superar es si  entre el conjunto de ideas que tiene mi yo hay unas ideas que son más importantes que otras. Por ejemplo la idea de puerta  es menos importante que la idea de Dios. 

11


Ideas adventicias o adquiridas

: son las que parecen provenir de la experiencia externa gracias a los sentidos, su contenido es extraño para mí. Estas ideas pueden resultar erróneas, ya  que muchas veces tenemos ideas diferentes sobre un mismo objeto externo. Ejemplo: idea de cuaderno.

Ideas facticias, ficticias o artificiales

: son las ideas que inventamos o fabricamos arbitrariamente por nosotros mismos, fruto de la imaginación y la voluntad. Ejemplo: idea de centauro.

Ideas innatas o naturales

: no proceden de la percepción de los objetos externos  ni han sido construidas por nosotras, sino que emergen de la propia facultad de pensar. Son unas ideas que nuestra mente capta y ha de aceptar necesariamente sin poder modificarlas. Ejemplo: idea de Dios, de número, de relación, etc.
12.Para Descartes el innatismo es que nacemos con la capacidad o disposición para conocer y tener ideas, mientras que Platón defendía que nacemos sabiendo lo aprendido en el mundo de las Ideas. Existen, entre otras muchas, dos ideas innatas: yo y Dios,  y dos ideas extramentales: Dios y el mundo. 
13. Porque nos comparamos con un ser perfecto, Dios. La existencia de un Dios perfecto y veraz es la pieza clave de su sistema. Si por medio de la razón tengo la idea clara y distinta de Dios, la puedo tener de todo lo del  mundo. El atributo fundamental de la sustancia divina es la perfección. Dios se convierte en garantía de verdad y conocimiento.


14


A partir del origen y contenido de la idea de Dios:


tal idea no puede provenir de lo creado, sino de  una realidad que sea una sustancia infinita. La ida de Dios es una idea innata que llega a mí cuando me dio la capacidad racional. La existencia en mi yo pensante de la idea de Dios demuestra la existencia de Dios, como primera causa o Causa Incausada, tal y como sostuvieron  Aristóteles y Santo Tomás.

A partir de la causa de mi propia existencia finita

: si yo me hubiese creado, me habría creado perfecto, pero soy limitado y finito. Además tengo en mí la idea de perfección, que no puede venir de mí, pues soy imperfecto. Alguien más perfecto que yo, Dios, ha tenido que crearme y que poner en mí su idea, así lo perfecto no proviene de lo imperfecto. Dios pone su idea en mí cuando me crea.

Argumento ontológico

: se basa en la argumentación de San Anselmo de Canterbury (Siglo XI): la misma idea de perfección implica la existencia de Dios. La idea de Dios en mi mente implica no sólo la esencia de perfección sino la realidad de perfección; no sólo en mi mente sino también la realidad. Un ser es perfecto cuanto tiene esencia y existencia.  Posterior influencia tomista en Descartes.
15. El atributo es  lo que el entendimiento percibe como constitutivo de la sustancia. De la res cogitans, es el pensamiento; Y sus modos: la imaginación y los sentimientos. De la res infinita, es la perfección. De la res extensa, es la extensión, y sus modos:  anchura, largura y profundidad.

16.“

La causa de la existencia de las cosas corpóreas son las cosas corpóreas mismas”, ya que el hombre que las percibe gracias a sus sentidos puede  conocerlas y crearlas gracias a su razón, basándose en el concepto que tiene de ellas. Las cosas corpóreas nos mandan su atributo, la extensión. El alma, localizada en la glándula pineal, es inmortal,  está  exenta del mecanicismo general del mundo corpóreo, con lo que queda a salvo la libertad e inmortalidad. Ésta es independiente del cuerpo, por ello es necesario el dominio ético de éste.
17.El principio de la inercia: cualquier cuerpo permanecerá siempre en el mismo estado y puede ser cambiado solo por una fuerza externa mayor a la resistencia del objeto. Todo cuerpo tiende a moverse en línea recta. La conservación del movimiento, que permanece constante en el choque de cuerpos. A partir de cualidades objetivas, deduce de su física, de corte mecanicista que el único principio de explicación de todos los fenómenos de la naturaleza es el movimiento de partes extensas de la  materia. Dios crea materia inerte y le comunica cantidades de movimiento. Es una realidad dual  compuesto por dos sustancias distintas: el alma pensante, (res cogitans) y el cuerpo físico,  (res extensa); de dicho  dualismo  se desprende que el alma está exenta del mecanicismo al que está sometido todos los seres no racionales,  por eso nos podemos considerar como  seres libres. 



15. El atributo es  lo que el entendimiento percibe como constitutivo de la sustancia. De la res cogitans, es el pensamiento; Y sus modos: la imaginación y los sentimientos. De la res infinita, es la perfección. De la res extensa, es la extensión, y sus modos:  anchura, largura y profundidad.

16.“

La causa de la existencia de las cosas corpóreas son las cosas corpóreas mismas”, ya que el hombre que las percibe gracias a sus sentidos puede  conocerlas y crearlas gracias a su razón, basándose en el concepto que tiene de ellas. Las cosas corpóreas nos mandan su atributo, la extensión. El alma, localizada en la glándula pineal, es inmortal,  está  exenta del mecanicismo general del mundo corpóreo, con lo que queda a salvo la libertad e inmortalidad. Ésta es independiente del cuerpo, por ello es necesario el dominio ético de éste.
17.El principio de la inercia: cualquier cuerpo permanecerá siempre en el mismo estado y puede ser cambiado solo por una fuerza externa mayor a la resistencia del objeto. Todo cuerpo tiende a moverse en línea recta. La conservación del movimiento, que permanece constante en el choque de cuerpos. A partir de cualidades objetivas, deduce de su física, de corte mecanicista que el único principio de explicación de todos los fenómenos de la naturaleza es el movimiento de partes extensas de la  materia. Dios crea materia inerte y le comunica cantidades de movimiento. Es una realidad dual  compuesto por dos sustancias distintas: el alma pensante, (res cogitans) y el cuerpo físico,  (res extensa); de dicho  dualismo  se desprende que el alma está exenta del mecanicismo al que está sometido todos los seres no racionales,  por eso nos podemos considerar como  seres libres.
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.